La receta para una microfranquicia de pasteles

La Pastelería Milano es una empresa con 59 años de existencia en Guatemala, posee establecimientos que opera directamente sin embargo desde el 2017 abrió la opción de expansión por medio de franquicias y microfranquicias.

Pastelería Milano, posee tres modelos de franquicias. (Foto, Prensa Libre: Hemeroteca PL).
Pastelería Milano, posee tres modelos de franquicias. (Foto, Prensa Libre: Hemeroteca PL).

Milano ahora trabaja en la comercialización y negociación de franquicias. En octubre del año pasado abrió su primerafranquicia, ubicada en el Portal del Comercio, Centro Histórico, zona 1 capitalina. Ahora trabajan en una más.

Tres formatos

Microfranquicia (quiosco)

Uno de los que más les interesa comercializar es el modelo de microfranquicia, cuyo monto de inversión estimada es de Q105 mil (alrededor de US$13 mil 600), expone Alfredo Tomás, gerente financiero de Pastelería Milano. Para microfranquicia la cuota inicial es de Q20 mil.

La idea del modelo es que no supere la inversión necesaria de US$15 mil (unos Q115 mil).

Este está diseñado para que pueda ser operado por una sola persona y lo ideal es que lo opere el dueño de la franquicia, aunque no es obligatorio sí es la recomendación que hace la marca para que mantenga cierta rentabilidad.

Si contrata a otra persona en lugar de operarla directamente, se debe tomar en cuenta el pago del sueldo de ese trabajador, y la rentabilidad para el inversionista baja.

El formato del local es de 10 a 20 metros cuadrados. Incluye el montaje de la tienda, el acondicionamiento de local el equipo.

Minicafetería

El formato de Minicafetería cabe en un espacio de 50 metros a 65 metros cuadrados.
Para este modelo la inversión es de aproximadamente de US$38 mil (unos Q293 mil).

Cafetería

Aparte está el formato de cafetería que puede ser de 100 metros cuadrados en adelante. En esta se aprovecha mejor el espacio y tiene otro tipo de servicios.

La inversión necesaria es de US$55 mil a US$60 mil (entre Q425 mil a 464 mil).

Para estos dos modelos, que están clasificados como una franquicia estándar, la cuota inicial es de US$12 mil 500 (alrededor de Q96 mil 500).

Lo que incluyen

En los montos en mención ya van incluidos dos rubros considerados muy importantes por la compañía:

  • La cuota inicial o canon de entrada. Tiene relación con el derecho de uso de la marca, incluye la capacitación para el personal que estará en el punto de venta y el programa informático que se usa para el control de inventarios, facturación y para hacer los pedidos.
  • Para microfranquicia la cuota inicial es de Q20 mil, para los otros dos modelos que están clasificadas como una franquicia estándar es de US$12 mil 500 (alrededor de Q96 mil 500).
  • Acondicionamiento del local. Incluye el equipamiento para que el local esté listo para funcionar como colores del local, iluminación, pisos, techos y el equipo necesario para almacenar los productos como enfriadores, mostradores fríos y para pastelería seca. Los formatos grandes incluyen congeladores para tener pasteles de helado.
  • Las dimensiones y equipo varían dependiendo del formato. Los equipos y acondicionamiento han sido definidos según la experiencia que Milano tiene con los locales operados directamente. “La idea es que en cualquier formato se tengan todos los productos que ofrece la marca”, comenta Tomás.
  • Los contratos son de tres años renovables por otros tres años o pueden optar a cinco años más.

Inversión y retorno

Los tres formatos tienen el modelo de llave en mano. Es decir, que la marca se encarga de todo el acondicionamiento del local, del diseño y que el inversionista ya reciba todo listo para empezar a operar.
La recuperación de la inversión se estima en un promedio de dos años a dos años y medio.

La microfranquicia se basa en la idea poder cubrir un salario mínimo. El formato de tendría una rentabilidad en alrededor de Q90 mil anuales, y si tiene que pagar a un empleado se le reduce Q45 mil al año.

Claves para el éxito

“A la hora de adquirir una franquicia las personas deben estar conscientes de que es un negocio como cualquier otro, el riesgo existe, ya que en un negocio es muy difícil eliminar el riesgo por completo, pero definitivamente el tema de tener una marca de peso le va a ayudar un monto a reducir ese riesgo” comenta el ejecutivo.

La pastelería Milano tiene 59 años de estar en el mercado, y en mayo próximo se cumplen los 60 años de su creación.

“Hay bastante competencia, pero la marca se diferencia por sus productos de buena calidad, servicio al cliente, se trata de cuidar el ambiente, ofrecemos productos naturales, no usamos producto químico o preservantes para los productos” dijo el gerente financiero.

La empresa usa cajas de cartón y se evita dar bolsas plásticas, agrega. Milano vende pastas y para empacarlas en recipientes hechos de cartón horneado. También se encuentran en negociación con otras empresas para sustituir los productos desechables para que éste pueda ser biodegradable.

Una de las principales características de la marca es el tema de la calidad, por eso es importante cuidar la calidad tanto en los productos como en el servicio en establecimientos operados directamente o por franquicia, añade.

Todos los productos que se venden en las franquicias se fabrican en la sede central de la empresa, ya que se trabaja bajo el principio de tener producto fresco en los establecimientos.

Cumplir estándares

Es importante cumplir con los estándares, y con el modelo de negocio y de microfranquicia, porque si bien es cierto este formato es de baja inversión respecto al resto, debe cumplir con aspectos como generar regalías y beneficio financiero recomendó Julio César Loarca, consultor en franquicias de la firma Comunícalo y directivo de la Asociación Guatemalteca de Franquicias (AGF).

Para elegir los locales se les asesora con el tema de ubicación, ya que en este tipo de negocios al detalle el punto más importante es el tráfico de personas.

Hay muchos centros comerciales que gozan de buen flujo o tránsito de personas, pero también depende de en qué área de ese centro esté ubicado el quiosco ya que no todo el edificio tiene el mismo flujo. También debe poseer servicios básicos (energía, agua).

Se deben tener las autorizaciones para el manejo de este negocio como autorizaciones de salud, o estar inscritos en la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT).

La idea es un formato de quiosco o microfranquicia en Milano es fomentar el emprendimiento y que el dueño se involucre para que él sea el que reciba la ganancia. No se están estimando gastos de sueldos para otros empleados.

Para información de la franquicia pueden comunicarse al 23818080 o a la dirección de correo franquicias@pasteleriamilano.com