La actividad industrial de Guatemala baja un 6% y alcanza los índices de 2012

El Índice de la Actividad Industrial de Guatemala se contrajo un 6 por ciento en el primer trimestre de 2019, según un estudio divulgado este miércoles por Central American Business Intelligence (CABI).

De las 14 industrias que componen el índice nueve registraron una importante contracción, entre ellos, la de plásticos (-24,2 por ciento), alimentaria (-14,4), papelería y útiles (-13) y la minería (-20). (Foto Prensa Libre: María Renée Gaitán)
De las 14 industrias que componen el índice nueve registraron una importante contracción, entre ellos, la de plásticos (-24,2 por ciento), alimentaria (-14,4), papelería y útiles (-13) y la minería (-20). (Foto Prensa Libre: María Renée Gaitán)

El director de ese organismo, Paulo de León, aseguró en una rueda de prensa en la sede de la Cámara de Industria de Guatemala (CIG) que esa cifra “es la más baja en los últimos siete años”.

Desde que se comenzó a medir el Índice de la Actividad Industrial (ICI) en 2012, la producción nacional se expandió un 48 por ciento, pero “hoy existe un estancamiento y la actividad cayó 6 por ciento en el primer trimestre del año”, dijo.

Según el análisis, de las 14 industrias que componen el índice nueve registraron una importante contracción, entre ellos, la de plásticos (-24,2 por ciento), alimentaria (-14,4), papelería y útiles (-13) y la minería (-20).

No obstante, hay sectores que mostraron un crecimiento en el primer trimestre de 2019 como la salud, con un 15,1 por ciento, los servicios (3,1) y hoteles y restaurantes con un 3 por ciento.

Por qué se contrae la actividad

“El arranque del año ha sido muy malo, desde 2016 a la fecha venimos viendo un estancamiento lo que es preocupante porque no se produce más ni se genera empleo”, subrayó el experto.

Entre los factores que incidieron en la contracción, según De León, están las alzas al precio de la gasolina junto a la caída de los precios de productos de exportación como el café, el azúcar y la palma.

Además, el estancamiento de la inversión nacional, producto de la incertidumbre política y la ausencia de certeza jurídica que se vive en el país desde hace dos años, contribuyen a esta situación.

También, se debe a la depreciación de un 10 por ciento del peso mexicano, la desaceleración económica en Estados Unidos, que es el principal socio comercial de Guatemala, y el contrabando.

Plan de reactivación

Por su parte, el presidente de la Cámara de Industria de Guatemala, Juan Carlos Tefel, manifestó que para salir del estancamiento en el que se encuentra el sector es necesario implementar un plan de reactivación económica a corto plazo.

El dirigente industrial añadió que también es indispensable agilizar la devolución del crédito fiscal, cambiar el modelo de la infraestructura, eliminar la burocracia y que la inversión sea de al menos 2.000 millones de dólares anuales no solo en carreteras, sino en puertos, aeropuertos y hospitales.

Tefel dijo que a pesar del “duro arranque del año”, los industriales esperan una estabilización y que el resultado de las elecciones generales del próximo 16 de junio en Guatemala y el impulso de varias leyes económicas puedan permitir también “buenas noticias”.

En su opinión, la prioridades del presidente que resulte elegido deberán ser la recuperación, a corto plazo, del crecimiento del 4 por ciento de la economía, ya que el año pasado fue del 3 por ciento, lo que se tradujo en pérdida de empleos.

Contenido relacionado:

> Cae 4.6% índice de actividad industrial en el primer semestre del 2018, ¿cómo revertirlo?
> Empresas privadas proponen primeros proyectos para Zonas de Desarrollo Económico en Guatemala
> Sector textil: En Guatemala dejan de contratar 70 mil plazas de trabajo por falta de condiciones