Los 5 pasos para hacer un presupuesto familiar

Para una correcta administración de los ingresos y egresos existe una herramienta ideal para conseguirlo: el presupuesto familiar.

Publicado el
El presupuesto familiar es una planificación previa que permite tomar decisiones más acertadas. (Foto Prensa Libre: Pexels)
El presupuesto familiar es una planificación previa que permite tomar decisiones más acertadas. (Foto Prensa Libre: Pexels)

Todos los días conllevan un nuevo reto para conseguir mantenerse a flote y no naufragar por gastos que no puede costear. Si alguna vez ha sentido angustia, pena o desesperación debido a una incorrecta administración financiera puede ser que haya algo que no está haciendo bien.

En muchas ocasiones no se tiene el hábito de planificar, cuando en realidad es un proceso que no debe pasar por alto, o en otro de los casos puede ser que sí se planifique, pero probablemente se esten omitiendo ciertos detalles valiosos.

Planificar es un proceso metódico capaz de anticipar cada parte que se tiene en mente. (Foto Prensa Libre: Pexels)

Por ejemplo en muchas familias, el dinero es un tema tabú, los padres no hablan sinceramente con sus hijos acerca de las limitaciones, realidades y detalles de sus presupuestos. En varias familias, los niños escuchan hablar de dinero sólo cuando surge un desacuerdo o una crisis financiera. Y así comienza el ciclo perjudicial en que los niños asocian
dinero y administración financiera con algo negativo.

En una encuesta conducida por la revista financiera Worth y el despacho de investigación de mercado Roper/Starch, las parejas admiten que el dinero es la causa principal de sus discusiones (tres veces más que su vida sexual). Y un sorprendente 57% de los encuestados estuvieron de acuerdo con la afirmación de que “En cada matrimonio, el dinero, a la larga, se convierte en el asunto más importante”.

Pronto se dará cuenta que una buena administración de las finanzas familiares no es más complicada que otras cosas que realiza regularmente, como atarse las correas de los zapatos e ir a trabajar todos los días. Sin importar su sueldo, puede hacer que su dinero rinda más si practica buenos hábitos financieros y evita cometer errores.

Pasos para hacer un presupuesto familiar

Ciertos detalles que se olvidan, influyen mucho en la elaboración de un presupuesto hasta el punto de no entender por qué no funciona.  Según el doctor Eduardo Palacios Lima, autor del libro Cómo hacerla en la vida publicado en 2018, afirma que el presupuesto es un plan de gastos hecho a la medida a los ingresos de cada persona.

  • 1. Identificación: Una de las formas más sencillas para hacer un presupuesto familiar que sugiere Palacios es preparar una lista de lo que gastaremos y anotar la cantidad por gastar en cada una de ellas. Es necesario empezar por cubrir nuestras necesidades, pagar las obligaciones y adquirir lo que nos es útil.  Luego habrá que ver cuánto nos queda para también comprar lo que nos traiga alguna comodidad y satisfacer algunos gustos.
Las compras que se realizarán deben estar descritas en el presupuesto familiar. (Foto Prensa Libre: Pexels)

Por lo tanto, es aconsejable que reconozcas en primera instancia tus ingresos, estos pueden ser tanto fijos como variables, además debes aprender a diferenciarlos para que en tu presupuesto sepas cuánto dinero tienes disponible, y de la misma manera reconocer todos aquellos gastos que pueden ser estáticos o cambiantes.

  • 2. Clasificación: dentro de todo este proceso es ideal clasificar cada rubro para que este más ordenado y sea fácil de comprender. Lo ideal es que añadas todas las variables en un orden de importancia, puedes añadir por ejemplo la siguientes variables: alimentación, educación, gastos de la casa, gastos personales, transporte, diversión y entretenimiento, etc.
  • 3. Desglosar: Después corresponde desglosar cada variable, esto será mucho más específico y te ayudará a estar más claro en cada gasto, como por ejemplo para educación puedes desglosar colegiaturas o universidad, transporte escolar, tutorías, música, idiomas, deportes, refacción, etc.  La idea es que mientras más claro este, será mucho mejor la planificación que tengas.

Todo esto puedes hacerlo, ya sea en un hoja de papel, o en alguna plantilla que puedes descargar en internet, la cual se ajuste más a tus necesidades.

  • 4. Análisis: todo esto puedes sumarle una técnica que puede resultarte útil a la hora de hacer el presupuesto. El hacerte preguntas, y responderlas con sinceridad, ya que en muchas ocasiones se actúa de manera mecánica.  Por ejemplo: ¿Será mejor llevar a mi hijo a la escuela o contratar el servicio del bus escolar? Claro, esto va a depender de muchos factores, por lo tanto debes evaluar mesuradamente qué es lo que está a tu alcance, qué beneficios o qué repercusiones puedes tener al elegir una de las dos. Además que no se te olvide que todo esto se hace para pensar en el bienestar de tu familia y en el de tu economía. 
  • 5. Valoración: Una vez culminada la clasificación se deberá colocar el monto estipulado a cada sección. Lo recomendable es colocar cifras reales o por lo menos un aproximado con lo que se destina a gastar en cada rubro. Después se deberá sumar todas las secciones para conocer el monto total. Dicha cantidad debe ser rentable con la cantidad de ingresos disponibles que tengas.
El bienestar familiar es clave cuando se realiza un presupuesto familiar. (Foto Prensa Libre: Pexels)

Uno de los errores más comunes en cuanto a presupuesto se refiere, puede ir por dos vías. El primero es que en realidad no exista una guía que oriente el caminar económico dentro del hogar, y  el otro es que no se respeta o no se lleva a cabo lo que anteriormente se ha acordado.

Y el presupuesto no termina aquí, en realidad nunca tiene un ciclo final. Esto quiere decir que el presupuesto no solo se va a quedar ahí para que sea olvidado o sea ajeno a la familia. Todos deben poner de su parte para que se haga valer, debe ser respetado tal y como está desglosado.