Negocios: cómo impactar en época navideña

Una de las festividades con más celebración y ventas a nivel mundial es la Navidad, por lo tanto, las marcas quieren toda la atención de los consumidores.

Foto: Jeshoots/Unsplash
Foto: Jeshoots/Unsplash

¿A quién no le encanta la navidad? Es una época que se prepara con mucha anticipación y emoción; la Navidad une a la gente, no importa la cultura ni el lugar, el espíritu parece tener presencia en casi todo el mundo.

Esta festividad es considerada la más importante para las ventas, por encima del Día de las Madres o San Valentín. Si bien, la Navidad tiene sus rasgos bien definidos, cada marca está en una lucha constante de transmitir el mensaje correcto e impactar a la persona adecuada en términos sociales y culturales. Este escenario, en la actualidad, da como resultado un consumidor expuesto a miles de anuncios publicitarios hoy más que nunca.

Por otro lado, resulta que las marcas se han dedicado en hacer más anuncios y han dejado la creatividad y calidad de lado para enfocarse en impactar a más personas. Esta necesidad genera que la gente evite la publicidad a toda costa.

Ahora bien, la publicidad programática ¿qué rol juega dentro de la festividad más feliz del año? Bueno, pues si bien se caracteriza por ubicar al público específico a través de un reconocimiento de diversos patrones, basados en inteligencia artificial, su objetivo es dirigir el mensaje correcto a la persona que cumpla las características demográficas, geográficas y psicográficas del anuncio.

Aunque parezca contradictorio, en la publicidad también se está volviendo a los básicos y los clásicos: hoy son canales emergentes. ¿Cuál es la tendencia?

DOOH. Una corriente que está tomando fuerza es el Digital Out Of Home, que son ni más ni menos que los espectaculares, pero de forma digital. Cuando circulamos por las calles, estamos acostumbrados a ver el mismo anuncio por semanas, pero ahora es posible cambiarlos en tiempo real. Por ejemplo, a una tienda de autoservicio de nada le sirve anunciar un producto que ya se agotó o que posiblemente tenga un precio menor en otro establecimiento.

Audio. Aún recuerdo una noticia que hablaba de la posibilidad de que la radio desapareciera por el uso del internet y las plataformas de videos. Nada más alejado de la realidad. Hoy, los sitios de música y podcast son tan populares como las redes sociales. ¿Cuál es la ventaja? Los usuarios generales los escuchan con audífonos, por lo que es más factible que oigan los anuncios y que gracias a la programática, estarán alineados a sus gustos e intereses.

Televisión. Sin duda, seguirá siendo protagonista de nuestro día a día. Evidentemente ha evolucionado a pasos agigantados; anteriormente un anuncio se lanzaba en un horario específico y para una zona geográfica. En la actualidad, gracias a sistemas de televisión on demand los anunciantes tienen acceso a un mayor inventario y por supuesto, mejores costos. Un anuncio en servicios de streaming puede llegar a ser más accesible para una marca, que 20 segundos en televisión tradicional en horario estelar, y con el plus de que se pueda comprar programáticamente y llegar a la audiencia específica. 

Además del canal, las marcas deben conectar con los consumidores y comprender los insights de las personas en estos tiempos, para lograr el objetivo que cada anunciante desea.

* En alianza con Forbes México y Centroamérica.

Contenido relacionado

> Rueda de negocios en Quetzaltenango busca conectar empresas para promover el turismo

> Día Mundial del Emprendimiento: Mujeres guatemaltecas forman red de negocios

> Los cinco negocios que buscan fomentar la economía digital en Guatemala

0