Nerviosismo e incertidumbre: La reacción del sector privado guatemalteco a las amenazas de Trump

Como un escenario negativo para la economía nacional han calificado representantes de diferentes sectores sobre las advertencias que lanzó el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, de la posibilidad de gravar el comercio y las remesas en Guatemala.

Publicado el
El pliego salarial para la maquila y la exportación es de Q82.46, con ingreso total de Q2 mil 758.16, más la bonificación de ley de Q250. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
El pliego salarial para la maquila y la exportación es de Q82.46, con ingreso total de Q2 mil 758.16, más la bonificación de ley de Q250. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

A decir de los consultados, estas acciones “matarían el aparato productivo” del país en comparación con la economía de Estados Unidos, y lo que causaría es un efecto rebote, es decir, más migración derivado, que, provocaría más desempleo al haber menos actividad productiva.

Por el momento no está claro el panorama sobre la imposición de gravar a las transferencias, así como al comercio y se tendría que confirmar si se implementan o no.

No hay nada oficial

El ministro de Economía, Acisclo Valladares Urruela, declaró que no hay nada oficial, que se están realizando los diferentes análisis y que una posible solución sería a nivel diplomático, tal como lo hizo México, cuando surgió algo similar.

Lea también: Por qué la factura petrolera creció en 2019 (y qué combustibles consumen más los guatemaltecos)

“Estamos trabajando y creemos que habrá una solución de alto nivel”, afirmó el funcionario luego de salir de la reunión semanal de Gabinete.

Sin embargo, esas situaciones ya empiezan a generar nerviosismo en los agentes económicos, considerando que Estados Unidos es el principal socio comercial de Guatemala, adonde se destina el 38% de las exportaciones de bienes y donde proviene el 97% de las transferencias.

Por ejemplo, el ingreso de divisas por remesas fue de US$9 mil 287 millones en 2018 y representó un crecimiento del 13% con respecto al 2017, según la balanza de pagos. Mientras que para este año se espera un ingreso de US$10 mil 100 millones y sería un comportamiento histórico.

En promedio cada hora ingresa US$1 millón en remesas, lo que equivale a unos US$25 millones diarios y el mayor porcentaje se destina para el consumo.

En la balanza comercial, las exportaciones alcanzaron US$3 mil 845 millones y las importaciones US$7 mil 466 millones, lo que significa que el mayor beneficiado es Estados Unidos, porque compramos más de lo que vendemos, sin embargo, es el principal socio comercial.

El principal producto que Guatemala envía a los Estados Unidos son artículos de vestuario y textil, seguido de banano, café, azúcar, entre otros.

Las empresas remesadoras en promedio cobran US$9 por el despacho de US$51 a US$1 mil, lo que representa el 5%, según fuentes del sector.

En Guatemala más de seis millones de personas se benefician por el envío de remesas familiares, según la OIM. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Impacto latente

Uno de los que reaccionó inmediatamente por las posibles repercusiones a la economía, fue Juan Carlos Tefel, presidente del Comité de Asociaciones Agrícolas, Comerciales, Industriales, y Financieras (Cacif), quien destacó que existe preocupación por las declaraciones del presidente Trump y las advertencias.

“(Se trata del) 35% de las exportaciones del país, por más de US$4 mil millones y por remesas de US$9 mil millones y más de un millón de personas se verían afectados por el empleo si ponen estos aranceles de productos guatemaltecos”, afirmó el dirigente empresarial.

Solicitó que las autoridades deben implementar todas las acciones para evitar estas posibles medidas, y resaltó que no es un problema del sector privado, ni del presidente, ni del Ejecutivo, sino que hay que verlo como de país, siendo los más afectados ese millón de personas que trabajan en las empresas que exportan hacia los Estados Unidos.

También criticó la resolución de la Corte de Constitucionalidad (CC), relacionada con la declaración de país seguro, lo cual “amarra de las manos” para negociar y esas son las consecuencias que se están pagando como país.

Alejandro Ceballos, presidente de la Comisión de Vestuario y Textil (Vestex), adscrito a la Asociación Guatemalteca de Exportadores (Agexport), dijo que Guatemala depende de la economía de los Estados Unidos y calificó que sería un “error estratégico” en términos de comercio y mercado, si se llega a implementar el arancel.

En todo caso, si se cumple, sería “fatal” para la producción nacional, por la dependencia del intercambio comercial como en el envío de las transferencias.

“Esto sería matar la economía y provocaría más migración. Para los empresarios, acabaría con los negocios”, puntualizó.

El 38% del total de las exportaciones de Guatemala se destina al mercado de los Estados Unidos y es el principal socio comercial. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Presión

Ambos dirigentes empresariales afirmaron que, estas declaraciones del presidente Trump, causan incertidumbre y consideraron como medidas de presión, tal como sucedió con China y México.

“Es una forma de negociar del señor Trump, van hacia adelante y luego retroceden. Si no sería un panorama complicado, donde Estados Unidos se beneficia con el comercio con Guatemala”, subrayó Ceballos.

Tefel precisó que estas advertencias (en temas comerciales) se han realizado hacia México y China, y para este último país, las cumplió y las amenazas son serias.

Explicó que es una fuente de presión, para lograr sus objetivos, que generaría problemas graves para la población en general.

La recepción de remesas aumentará en US$100 millones más de lo previsto y se espera que al cierre del año alcancen US$10 mil 100 millones. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

No hay claridad

Para el politólogo Jahir Dabroy, de la Asociación de Investigación de Estudios Sociales (Asíes), aun no hay claridad sobre cómo se pueden aplicar estas acciones.

Citó que pueda ser (que se ordene) una retención federal a los envíos de remesas y retener con algún porcentaje, que tendría un golpe fuerte a la economía guatemalteca.

Indicó que no se puede comparar al 5% del arancel que se anunció para la importación de bienes de México hacia los Estados Unidos, por el tamaño de su economía y su escala de producción.

En todo caso, afirmó, sería un porcentaje, que el gobierno de los Estados Unidos considere que sea suficientemente fuerte, para que se perciba en el aparato productivo.

“De alguna o de otra forma el país saldrá afectado por las remesas o por el comercio”, afirmó el investigador de Asíes, quien reiteró que en este momento existe un terreno de “especulaciones”.

El internacionalista Roberto Santiago, afirmó que la amenaza de Trump es seria y la primera repercusión es para el sector financiero-industrial y cuando se empiece a generalizar el impactó será para la población.

Le puede interesar: Trabajo de tiempo parcial: Sector cafetalero podría aumentar entre un 5 y 10% el número de empleos

Los primeros reflejos podrían ser en el desempleo, escasez, aumento de la violencia y delincuencia, desnutrición y un rechazo internacional.

“Las amenazas deben ser abordadas por los más altos técnicos en diplomacia y estrategia política con una visión clara de país”, subrayó

Contenido relacionado

> Remesas enviadas por guatemaltecos llegan a US$5 mil millones en la mitad del 2019

> “Si México quita las barreras comerciales, baja la migración”, dice comisionado de inversión

> Guatemala: El país donde el desarrollo y el progreso se quedan en el 1% del territorio