Perenco, la única oferente para administrar el oleoducto que va de Petén a Izabal

La empresa Perenco Guatemala fue la única oferente dentro de la licitación para administrar por 25 años el oleoducto, que va desde las áreas de explotación petrolera en Petén hasta la terminal Piedras Negras en el Puerto Santo Tomás de Castilla.

En la fase de recepción de ofertas para administrar el oleoducto se recibió una propuesta por parte de Perenco. (Foto, Prensa Libre: Hemeroteca PL).
En la fase de recepción de ofertas para administrar el oleoducto se recibió una propuesta por parte de Perenco. (Foto, Prensa Libre: Hemeroteca PL).

Es el segundo intento de licitación para la administración del Sistema Estacionario de Transporte de Hidrocarburos (SETH), que efectúa el Ministerio de Energía y (Minas). Y el actual se ha llevado luego de varias prórrogas en los plazos.

El contrato anterior, que también opera Perenco, venció en febrero del 2017 pero el ministerio firmó un nuevo contrato de emergencia por 18 meses.

Este se volvió a ampliar por un período más pero está por vencerse el 26 de junio próximo indicó Otto Sandoval, secretario del Comité de Calificación.

Ahora el comité tiene 12 días hábiles para emitir una resolución, plazo que se vence el 25 de abril próximo. Sin embargo, puede ser prorrogado por 7 días más, se agregó.

En la primera licitación efectuada el año pasado, también la única oferente fue esta firma, pero el comité conformado en ese entonces desestimó la oferta.

La nueva oferta

El gerente de Perenco Grégoire de Courcelles dijo que tienen alta expectativa de que se les adjudique.

Dentro de la propuesta indicó que mantendrán la tarifa de transporte de US$5.31 por barril.

“Tenemos una oferta seria y completa, con 17 años de operación en Guatemala y respaldada por el Grupo Perenco a nivel internacional” dijo el ejecutivo.

Agregó que a nivel mundial operan 4 mil kilómetros de oleoducto incluyendo Guatemala, Colombia y países de África. Para esta licitación presentaron la certificación de los dos primeros países, ya que en los de África les ha sido difícil que les brinden esas certificaciones de operación.

La empresa presentó una denuncia en el área contenciosa administrativa por la licitación anterior, sin embargo, el abogado Fredy Gudiel, sin embargo, menciona que cada proceso es independiente y espera que en esta ocasión sí se le adjudique a esa firma.

Daría certeza en el sector

María Teresa Ruiz, presidenta de la Asociación Guatemalteca de Empresas Productoras de Hidrocarburos, también espera que se logre la adjudicación. Opinó que esto ayudaría a darle certeza al sector en el país, ya que, aunque es la misma empresa que lo opera en la actualidad, lo está haciendo bajo un contrato de emergencia.

Ruiz dijo que el sector espera seguir creciendo en el país pero que hace falta más agilización de los trámites y procesos en el país, pero mencionó que hay US$50 millones de intención de inversión suspendidos.

El viceministro del Minería e Hidrocarburos Marco Antonio Orantes

Mencionó que para esta licitación solo Perenco compró las bases de licitación. Al ser consultados por la falta de interés de otras empresas en el contrato, mencionó que en la ocasión anterior 18 empresas adquirieron las bases, pero a su criterio se fueron retirando del proceso y ya no participaron porque se requiere mucho expertiz, conocimiento y solidez para operar sistemas como ese.

Dijo que la licitación se divulgó en el diario oficial, y en la página del MEM.

Agregó que la tarifa por transporte se hace con base a una fórmula y la actual es de US$5.31 por barril, aparte de otros gastos de administración.

Operación de Perenco Guatemala

La empresa trabaja opera en Guatemala desde el 2001, con el campo Xan en Petén, el mayor productor de petróleo del país.

De los 9 mil 200 barriles diarios que se producen en el país, alrededor de 8 mil provienen del campo Xan.

Otro contrato, pendientes de firma

A la firma se le adjudicó un contrato de exploración en el área de Cotzal, Petén en la licitación efectuada el 2013.

Sin embargo, a la fecha no ha sido firmado el contrato. El ejecutivo explicó que el atraso se debió a un memorándum de entendimiento firmado entre Guatemala y México de no permitir este tipo de actividades en el área de la frontera.

Dicho memorándum ya venció en mayo del 2018, por lo que la empresa espera que se pueda tener la postura del MEM al respecto y poder concretar la firma.

Contenido relacionado

> Por qué Guatemala (y el resto de la región) desaprovechan la interconexión eléctrica, según el BCIE

> Lento proceso en firma de contratos petroleros

> La moratoria petrolera

0