Remesas equivalen al 65 por ciento de las exportaciones

A agosto último, el país recibió Q35 mil 103 millones (US$4 mil 668 millones) por remesas familiares, rubro que constituye la segunda fuente de ingresos más importante de Guatemala.

La mejora del empleo en los Estados Unidos esta demandando mayor mano de obra, según el Banguat. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
La mejora del empleo en los Estados Unidos esta demandando mayor mano de obra, según el Banguat. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

El referido monto es cercano a lo que generan los 21 principales productos de exportación, los cuales a julio sumaron US$4 mil 634.60 millones (Q34 mil 852 millones).

Los datos, registrados por el Banco de Guatemala (Banguat), indican que las remesas equivalen al 65% de las exportaciones totales. El país exporta alrededor de 180 productos.

La principal fuente de ingresos provenientes del extranjero son los productos que Guatemala vende a sus socios comerciales, y el 98% de las remesas proviene solo desde Estados Unidos.

En los últimos 12 meses —agosto del 2015 a agosto del 2016—, el ingreso de remesas creció 15.1%. La proyección del Banguat para el final del 2016 es que se recibirán US$7 mil 39.2 millones (unos Q52 mil 932 millones).

Para Mynor Cabrera, analista de la Fundación para el Desarrollo Social (Fedes), las remesas de migrantes están sacando a la economía guatemalteca a flote.

“Se reciben más divisas por concepto de remesas que por turismo, no obstante las grandes riquezas naturales que se tienen en el país”, afirmó Cabrera.

Según el analista, por el momento no hay otro producto o servicio que sea más importante.

En opinión del investigador, las remesas se han convertido en uno de los motores de la economía nacional, que impacta en todo el territorio.

Sin embargo, Cabrera resaltó que ese comportamiento hace reflexionar sobre qué tan fuerte es la capacidad de generar nuevos nichos de mercado o de fortalecer los que ya se tienen.

“Esto nos dice que a pesar de que es muy riesgoso irse a Estados Unidos, la gente siente un atractivo muy grande por lo que le ofrece ese país”, comentó.

Es difícil analizar la tendencia respecto de las remesas, porque no obstante la incertidumbre política en ese país, la mejoría de su situación económica propicia más envíos.

“No se puede entender la economía de Guatemala si no se pone atención a las remesas familiares”, señaló.

Flujo importante

Sergio Recinos, presidente en funciones del Banguat, confirmó que los envíos equivalen a más de dos terceras partes de las ventas al extranjero.


Datos del banco central refieren que de julio del 2015 a julio recién pasado, los ingresos por exportaciones sumaron US$6 mil 557 millones (Q49 mil 308.6 millones).

Recinos afirma que el flujo de dinero que entra desde el exterior por ese concepto equivale al 10% del producto interno bruto (PIB) y su aporte es un componente importante, ya que impacta de manera directa en el consumo y se convierte en un apoyo para el crecimiento.

Los datos del banco central refieren que en los últimos años las remesas han reportado un crecimiento promedio de
entre 8% y 10% anual, el cual a criterio de Recinos se mantendrá a largo plazo.

El funcionario recalcó que los montos que el país recibe se convierten en un flujo constante de dólares que aumentan la oferta del mercado cambiario, lo que induce a la estabilidad del tipo de cambio.

Por el lado del comercio, son un compensador social para las familias que lo reciben, ya que en su mayoría tienen bajos ingresos.

Según el presidente en funciones del banco, en general, el fenómeno es un espaldarazo para la economía y ayuda a mitigar los niveles de pobreza.

Económico y social

Wílson Romero, analista del Instituto de Investigaciones Económico Sociales de la Universidad Rafael Landívar (Idies), coincidió con Cabrera respecto de que el flujo de dinero que entra dinamiza la economía.

“Parece ser que este es uno de los factores, a pesar de la situación que se vive a nivel internacional, que generará al país un relativo crecimiento económico”, afirmó Romero.

En opinión del citado economista, ese comportamiento se puede ver de manera positiva o negativa, ya que a pesar de su importancia, es lamentable que las personas tengan que emigrar hacia EE. UU. para sobrevivir y desarrollarse.

“Al comparar las remesas con los monocultivos de exportación, estas tienen un impacto más democrático, ya que estas llegan a más personas”, lo cual es lo positivo, manifestó.

Dependen de los envíos

El coordinador de la Red Migrante, Wálter Batres, afirmó que el envío de remesas se debe a la responsabilidad de los migrantes de apoyar a sus familias, aunque otros lo hacen por inversión, con la intención de retornar a Guatemala y tener un negocio para trabajar.

Batres reveló que la comunicad guatemalteca ha tenido la propuesta de no enviar más remesas para presionar al Estado a mejorar la atención que les brida en el extranjero.


“El tema de incremento de remesas tiene que ver con el estado de tranquilidad en Estados Unidos, pues la economía está bastante bien en estos momentos”, indicó Batres.

El líder migrante manifestó que lo que piden a cambio es la responsabilidad del Estado con “los hijos que viven en el exterior”, por medio de la documentación y la creación de mecanismos para protegerlos. “Ven al migrante como símbolo de dinero. Muchos tenemos resentimiento contra el Gobierno”, añadió.

Consideró que el Estado debe mejorar la vida de quienes viven en otro país, para que se incremente el envío de dinero.

Una opción serían oficinas del Banco de Guatemala y del Registro Nacional de las Personas en consulados.

Importante receptor

De acuerdo con datos del Banco de Guatemala, presentados ayer durante el XI Congreso Regional de Remesas, Microfinanzas e Inclusión Financiera, los guatemaltecos que envían remesas desde el extranjero suman cerca de dos millones de personas.

Víctor Estuardo Flores, técnico del Banguat, dijo en el marco de la actividad que el país ocupa el segundo lugar en la recepción de remesas familiares de América Latina.

Agregó que ese flujo de dinero también representa el mayor ingreso de divisas en el país, lo que contribuye a financiar en buena parte el saldo de la cuenta corriente de la balanza de pago.

Datos de la última encuesta de la Organización Internacional para la Migraciones (OIM), del 2010, registran que California tiene la mayor cantidad de residentes guatemaltecos, con 476 mil 98 personas, que representan el 35% del total.

Le sigue la ciudad de Nueva York, con 170 mil 400 personas, para 12%. Texas es el tercer lugar de residencia de los guatemaltecos, con 137 mil 813 personas, que equivale al 10%.

En el orden le sigue Florida, 8%; y el Distrito de Columbia, 5%.

Este año, la OIM concluirá un nuevo informe sobre remesas.

Migrantes en EE.UU.

  • Organizaciones de migrantes calculan que hay unos dos millones de guatemaltecos en EE. UU.
  • El Consejo Nacional de Atención al Migrante de Guatemala considera que 800 mil tienen residencia, permiso de trabajo o estudio.
  • Hay 71 mil casos de deportación en las cortes de Inmigración en contra de connacionales.
  • Estados Unidos deportó a 18 mil guatemaltecos en los primeros seis meses de este año.