Un balazo a una subestación deja sin energía eléctrica a 8 municipios

El servicio de electricidad fue interrumpido por más de 15 horas en municipios de tres departamentos debido a daños ocasionados por una bala disparada en la subestación Cobán.

Publicado el
La subestación Cobán, dañada el  22 diciembre del 2020 por una bala es propiedad del Inde. (Foto, Prensa Libre: Inde).
La subestación Cobán, dañada el 22 diciembre del 2020 por una bala es propiedad del Inde. (Foto, Prensa Libre: Inde).

La subestación eléctrica es propiedad del Instituto Nacional de Electrificación (Inde) entidad que informó que la noche del martes 22 de diciembre a las 8.23 de la noche personas desconocidas balearon la infraestructura.

Debido a los daños causados se interrumpió el servicio en estos ocho municipios de tres departamentos:

  • Alta Verapaz: Cobán, Chisec, San Cristóbal Verapaz, Fray Bartolomé de las Casas, San Pedro Carchá y Santa Cruz Verapaz.
  • Quiché: Ixcán
  • Huehuetenango: Santa Cruz Barillas

Energuate informó que fueron 106 mil clientes que tuvieron suspensión del servicio debido a daños reportados por el Inde.

Según información del Instituto y del Administrador del Mercado Mayorista (AMM), este miércoles 23 de diciembre fue restablecido el servicio a las 11:30 de la mañana.

El Inde “condena la actitud de personas inescrupulosas que balearon infraestructura eléctrica en la subestación Cobán”, indicó esa institución en un comunicado agregando que “se solicita a la población guardar la compostura para no dañar la infraestructura eléctrica ya que esto afecta a varias personas”.

Equipo de la subestación eléctrica Cobán, dañado por un bala. (Foto, Prensa Libre: Inde).

Dicho Instituto no ha respondido si podría tratarse de un ataque directo o un incidente aislado. En comunicación de la entidad a autoridades del sector se informó que los equipos fueron dañados por una bala perdida.

Edgar Navarro, presidente del AMM, indicó que se dejaron de despachar o enviar a los municipios afectados 15 megavatios.

El informe que recibió ese ente, encargado de la coordinación para operación del sistema de electricidad del país es que a las 8.23 de la noche del 22 de diciembre la línea San Julián – Cobán de 69 kilovoltios dejó de operar por lo que quedaron tensión las subestaciones Cobán, VDA, Chisec, Sayaxché, RAA y Playa Grande.

Se agregó que se restableció de forma parcial el servicio a las subestaciones Sayaxché y Chisec desde La Libertad (Petén).

Cargando

El directivo del AMM explicó que cuando se dan estas interrupciones se manejan protocolos para que si el tipo de redes eléctricas lo permiten se vaya restableciendo la energía dando prioridad a hospitales, centros carcelarios y servicios básicos.

Sin embargo, hay ocasiones en donde la interrupción es total y si no hay una red mallada o en forma de anillos, en ciertas áreas se no puede trasladar o restablecer el servicio de inmediato, se agregó.

Respecto a servicios sanitarios y hospitales, Julia Barrera vocera del Ministerio de Salud mencionó que en Alta Verapaz y Huehuetenango expusieron que en los servicios del primer nivel de atención (como puestos y centros de salud) cada distrito tiene una planta eléctrica para las emergencias. En Ixcán indicaron que no han tenido problemas.

En el caso de los hospitales, en Cobán sí hubo interrupción de energía eléctrica pero cuentan con una planta eléctrica que automáticamente funciona cuando no hay energía.

El hospital Fray Bartolomé (Alta Verapaz) y el de Santa Cruz Barillas (Huehuetenango), mencionaron que es usual la suspensión de energía eléctrica por lo que cuentan con plantas de generación propias.

“Todo esto permite que se garantice la atención a todos los pacientes”, agregó Barrera.

Rodrigo Fernández, presidente de CNEE, comentó que la mayoría de los hospitales nacionales cuenta con planta de generación, pero lo que hacen es que se restringen algunos servicios para adaptarse a la capacidad de la planta.

Explicó que un incidente como el sucedido en la subestación de Cobán deja en estado de vulnerabilidad el Sistema Nacional Interconectado de electricidad (SIN) y causa malestar en la población, por lo que se debe continuar trabajando los proyectos para fortalecer el sistema de la red de transmisión para crear líneas anilladas y o malladas que permitan trasladar energía desde otras subestaciones al momento de incidentes como este.

Mencionó que los municipios afectados en esta ocasión están en el área noroccidente del país con poblaciones más lejanas, cuentan con poca infraestructura y la red de energía es menos densa que puede provocar que sea más vulnerable ante incidentes como este.

Agregó que es necesario que se sigan ejecutando los proyectos de expansión de transmisión (PET-2009 y PETNAC-2014) para lograr más cobertura, fortalecer más el sistema y lograr mayor confiabilidad en el sistema para reducir la vulnerabilidad.

“Los avances en las redes han permitido que las fallas sean menos sensibles que en épocas anteriores” dijo Fernández mientras que Navarro mencionó que desde el 2012 no hay un apagón general en el país.

Sin embargo, sí han sucedido incidentes que provocan interrupción de servicios en varios municipios o departamentos del país.