Webinar: Qué tan profunda debe ser una deuda para considerar una intervención

Lo ideal es que no se llegue a situaciones complicadas en el tema de la deuda, pero normalmente muchos llegan a las pérdidas financieras, emocionales, de salud y familiares para buscar ayuda y aceptar una intervención.

Alex Gudiel de Zona Cero conversó sobre finanzas personales en tiempos de coronavirus. (Foto Prensa Libre: Captura de Youtube)
Alex Gudiel de Zona Cero conversó sobre finanzas personales en tiempos de coronavirus. (Foto Prensa Libre: Captura de Youtube)

Durante el séptimo webinar de Hablemos de Dinero de Prensa Libre, Alex Gudiel de Zona Cero comparte los principales problemas que enfrentan las personas en sus finanzas personales durante la pandemia.

Gudiel arrancó la conversación con el mayor problema que viven los guatemaltecos, y es que no cuentan con educación financiera, el crédito no es malo, pero el apalancamiento se trata de poder utilizar los recursos propios, después si es necesario es utilizar otros recursos.

La ley 95/5 dice que solo el 5% de un público administrará bien los recursos y el resto pasará siempre en una crisis constante porque quiere hacer lo mismo del 5%, y quiere enfocarse en el éxito y esa medida los lleva a un problema financiero mayor que se debe corregir.

La pandemia del nuevo coronavirus vino a educar a las personas de una persona acelerada y contrario a lo que se puede creer, la mayoría está buscando cómo mejorar sus finanzas, se están ordenando de una mejor manera e incluso ahorrar.

“Están elaborando presupuesto y reordenarse en sus finazas personales”, afirmó Gudiel.

Por dónde empezar para salir de deudas:

Lo primero al detectar un problema de no poder pagar se deben tomar decisiones, por ejemplo si alguien no pudo pagar la totalidad de la tarjeta de crédito, dejarla de usar y enfocarse en pagar esa pequeña cantidad antes que sea imposible o difícil hacerlo.

Los problemas que más manifestaron las personas en tiempos de coronavirus son

“Si hay un pequeño dolor actuemos no esperemos a estar en un quirófano para tomar una decisión”, expresó Gudiel.

  1. Reconocer que hay un problema.
  2. Hablar con su cónyuge o familia del tema.
  3. Llevar un control de gastos diarios (sirve para ver el patrón de gastos).
  4. Hacer un listado de deudas de honor y legales,  para saber el total de la deuda y el pago mensual.
  5. Hacer un presupuesto, para determinar las necesidad básica de la familia y ver algo importante.

La capacidad de pago, esto ayuda a entender que decisión se debe tomar:

  1. Tomar la decisión de que hará con la deuda, vender algo, reducir gastos, incrementar ingresos
  2. Visitar la superintendencia de bancos para ver su récord crediticio y comparar la deuda legas y lo que aparece en los archivos de la Super.
  3. Platicar con la familia de la nueva realidad y salir juntos de esta pandemia de la deuda
  4. Mantenerse  una deuda es temporal firme el mejor la libertad financiera que la esclavitud de los pagos
  5. Toda deuda se paga lo que necesita es una estrategia

¿Y cuándo no hay ingresos?

Es increíble pero la solución es muy parecida que cuando hay ingresos, refirió Gudiel.

Sin embargo, lo mejor es hablar con los acreedores y manifestarles la situación actual, si la deuda es con alguna institución financiera, la mayoría, no todas (hay algunas que se están aprovechando y confundiendo) tienen planes para apoyar.

Sobre todo si hizo el presupuesto, es decir, muestra capacidad de pago para no quedar mal, esto debe ser complementado con el incremento de ingresos, tenemos que vencer el temor, la vergüenza, el no puedo, y buscar de forma creativa y con inversión 0, esa nueva fuente de ingresos.

¿Por qué no se logran reducir las deudas a 0?

“Esta es la pregunta del millón,  muchas veces me la hice, ya que al apoyar a mucha gente nos dimos cuenta que no lograban salir,  por mas tiempo que uno les daba y otros salían y al poco tiempo estaban nuevamente con problemas financieros”, comentó Gudiel.

En lo personal me di cuenta que tomaba ciertas decisiones muy parecidas a la que me llevo al endeudamiento, al analizar esto, descubrió que existían otras fuentes que ocasionaban el problema, descubrió que el problema del dinero no era el dinero y surgió un concepto.

La inteligencia emocional financiera: en la cual además de hacer lo que tradicionalmente se hace en finanzas personales, como el presupuesto, el control de gastos diarios, el listado de deudas, el plan de ahorro, etc. Se deben tomar en cuenta otras áreas:

  • Finanzas clásicas
  • Bloqueos mentales (son al menos 32 y se relacionan con la forma de hablar)
  • Disparadores emocionales
  • Vivir desde la abundancia

“Muchos no logran salir adelante ya que tienen bloqueos mentales que no les dejar pensar de otra forma y la mente o los pensamientos los hacen regresar a los patrones de deudas, así que primero debemos transformar nuestra forma de pensar para obtener resultados diferentes”, concluyó Gudiel.

Juan Manuel Fernández, editor de Hablemos de Dinero de Prensa Libre conversó con Alex Gudiel de Zona Cero sobre finanzas personales. (Foto Prensa Libre: Captura de Youtube)
0