Altamente contagiosa y capaz de eludir la inmunidad: esto se sabe de la nueva subvariante de ómicron en Guatemala

Salud detecta 17 casos de coronavirus en Guatemala causados por la nueva subvariante de ómicron.

Publicado el
Guatemala enfrenta una nueva ola de contagios y autoridades recomiendan seguir con el uso de mascarilla. (Foto Prensa Libre:).
Guatemala enfrenta una nueva ola de contagios y autoridades recomiendan seguir con el uso de mascarilla. (Foto Prensa Libre:).

La subvariante de ómicron BA.2.1.2.1 que ya ha causado casos de coronavirus en Guatemala se caracteriza por su rapidez de propagación y, aunque las autoridades de Salud aseguran que no produce una enfermedad más grave, expertos internacionales no descartan esa probabilidad y asegura que es capaz de eludir la inmunidad.

El ministro de Salud de Guatemala, Francisco Coma, confirmó este viernes 3 de junio de 2022, que se detectaron 17 casos de coronavirus que corresponden a la nueva subvariante de ómicron.

El funcionario confirmó que una secuenciación de casos positivos que se realizó esta semana determinó que de 85 pruebas que se efectuaron, el 20 % dieron positivo a la nueva subvariante de ómicron, es decir 17 muestras.

Coma mencionó que se da la alerta del aparecimiento de la nueva variante, porque en los últimos tres días han habido un aumento de la positividad en los casos tamizados y que, aunque esta nueva variante es de mayor nivel de transmisibilidad, no se reporta que sea una variante que genere una enfermedad más seria o grave. 

Sin embargo, de acuerdo con una publicación de Los Ángeles Times, científicos aseguran que ese linaje se propaga más rápido que sus predecesoras, que es capaz de eludir a la inmunidad y que probablemente pueda causar un cuadro más grave; sin embargo, en el caso de Guatemala, las autoridades solo han detectado un incremento en la positividad y no en la hospitalización.

Los científicos aseguran que esa subvariante posee esas características porque combina propiedades de ómicron y delta, una mutación responsable del 58 % de los casos en EE. UU., es decir es la dominante.

Lea también: Salud: el contrato de Sptunik V para comprar otros 8 millones de dosis sigue en “análisis jurídico”

De acuerdo con la publicación de Los Ángeles Times, un rasgo genético que evoca al pasado de la pandemia, conocido como “mutación delta” parece permitirle al virus “eludir la inmunidad preexistente por vacunación y por infecciones previas, en particular si uno se contagió durante la oleada de ómicron”, afirmó Wesley Long, patólogo en el hospital Houston Methodist, en Texas.

Agrega que eso se debe a que la variante ómicron original que arrasó por el mundo no tenía la mutación y que el cambio genético es una mala noticia para quienes enfermaron con la variante ómicron original y creían que con ello sería poco probable que pronto enfermaran nuevamente de Covid-19.

Lea además: Cuarta dosis: qué se sabe sobre la aplicación de otro refuerzo contra el covid-19 en Guatemala

Y aunque la mayoría de las personas no tiene la certeza de qué variante causó su enfermedad, la ómicron original causó una inmensa oleada de infecciones a finales del año pasado y a principios de 2022.

El experto señala que los datos de laboratorio indican que una infección previa con la variante ómicron original no ofrece una gran protección contra una reinfección con las nuevas subvariantes, aunque destaca que el verdadero riesgo de enfermar, sin importar de qué variante sea, es único en función de cada persona y situación.