En estas fechas comenzará la temporada de lluvia en Guatemala y cuántos eventos climáticos podrían afectar

Autoridades expresan preocupación por la vulnerabilidad de la región norte por el azote de las tormentas Eta e Iota.

Río crecido el fin de semana inundó casas en Paxixil, San Francisco El Alto, Totonicapán. (Foto: Conred)
Río crecido el fin de semana inundó casas en Paxixil, San Francisco El Alto, Totonicapán. (Foto: Conred)

La temporada de lluvia ya está formándose en Guatemala, aunque cada región tendrá una fecha de inicio específica.

El Instituto de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh) presentó este 19 de abril su perspectiva climática para mayo y julio de 2021, marcadas por condiciones del fenómeno de la Niña.

El analista César George explicó en conferencia de prensa que la primera región en estar en temporada de lluvia es bocacosta y suroccidente, la cual comenzó el 15 de abril. De hecho, el fin de semana ya hubo inundaciones y una persona perdió la vida.

En la región central la temporada comenzará entre el 10 y 20 de mayo, en el Litoral Caribe será del 20 al 30 de mayo y en el norte será entre el 25 de mayo y el 5 de junio.

Siga leyendo | Ejército licita compra de 34 vehículos, chalecos de protección y equipo de radiocomunicación por Q29 millones 200 mil

George comentó que junto al Ministerio de Agricultura (Maga) se ha trabajado para que los campesinos conozcan estos parámetros para que puedan preparar sus siembras. Se prevé que la llegada de la canícula, a mediados de año, no cause un impacto importante en la agricultura.

Para el Atlántico se espera una temporada alta de eventos climáticos, entre 16 y 18 tormentas tropicales, de ocho a 10 huracanes, de los cuales al menos tres podrían tener una categoría de 3 o más, y que de ellos uno o dos puedan afectar a Guatemala.

David de León, portavoz de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), dijo que el inicio de la temporada de lluvia amerita que las personas deban limpiar canaletas y reparar techos, así como las municipalidades deben avanzar en la limpieza de drenajes, para evitar inundaciones por acumulación de basura.

George expresó preocupación por regiones como el norte ante la llegada de la lluvia, puesto que las tormentas Eta e Iota en 2020 ahondaron la vulnerabilidad -por ejemplo, en Cobán la lluvia promedio es entre 1 mil 500 y 1 mil 800 mm, pero el año pasado fueron 3 mil- y, en el caso actual, la bocacosta y municipios de frontera con México ya presentan acumulados de lluvia.

Esos eventos ocasionaron 3 mil 416 incidentes, 2.4 millones afectados, 1.7 millones damnificados, cien personas desaparecidas, 60 muertos, seis mil 459 casas en riesgo y 51 puentes destruidos.