Heridas de pacientes se abren por hilos para sutura defectuosos; Salud retira medicamento

La Dirección del Hospital General San Juan de Dios puso en cuarentena los hilos para sutura que,  presumen, tienen defectos, mientras el Ministerio de Salud hace nuevos estudios, esta vez en el extranjero, para determinar la calidad del producto.

La PDH revisa bodegas del Hospital General para verificar la existencia de hilos de sutura, los cuales, según el director, alcanzan para un año. (Foto Prensa Libre: PDH)
La PDH revisa bodegas del Hospital General para verificar la existencia de hilos de sutura, los cuales, según el director, alcanzan para un año. (Foto Prensa Libre: PDH)

Aunque el Laboratorio Nacional de Salud había determinado que los hilos no cumplían con algunas características y el ministro de Salud, Carlos Soto, dijo el viernes pasado que se daría la orden de no comprar ese insumo, esta semana se  decidió enviar el producto a Colombia para someterlo a  nuevas pruebas.


Según información del Ministerio de Salud, mientras no se tengan los nuevos resultados y ante la sospecha del defecto en el hilo, este no se utilizará en los hospitales públicos.

El hilo puesto en cuarentena en el Hospital General San Juan de Dios es el que se distribuyó a las salas de operaciones, por lo que los cirujanos de esa institución deben utilizar otro producto, del cual se cuenta con existencia para 15 a 30 días, informó el director, Edwin Bravo. Las bodegas, sin embargo, están abastecidas del hilo con posibles fallos hasta para un año.

Bravo dijo que este producto se adquirió en octubre  pasado, durante la administración anterior, por lo que no puede determinar si se trata de mucho o poco insumo.

Denuncias anteriores

El fallo terapéutico en los hilos de sutura se denunció desde hace tres años, explicó el jefe de Cirugía de la Emergencia de Adultos del mencionado hospital, Napoleón Méndez.

SALUD | Enfermeras empujan ambulancia para poder cubrir emergencia

El médico aseguró que de cien hilos de sutura, el fallo puede estar en dos, “pero si falla una vez, el paciente se va a complicar”.

Agregó que debido a que no saben cuál será el hilo defectuoso, han tenido que usar hasta siete hebras para suturar una herida que requería solo una.

“En salud debemos buscar la excelencia, y nosotros siempre vamos a buscar lo mejor para el paciente”, afirmó Méndez, quien señaló que los médicos se encuentran “entre la espada y la pared” cuando no tienen insumos para atender, y  cuando los tienen, estos tienen fallos.

Hasta cinco cirugías

Uno de los casos en que el hilo falló se evidencia en la historia clínica 2016-0027589. Se trata de un hombre de 79 años que ingresó al hospital el 19 de junio del 2016, con una obstrucción intestinal, por lo que fue sometido a una cirugía el 22 de ese mes. Tres días después debió ser operado de nuevo porque el hilo con el que se habían suturado el músculo y la piel se rompió.

El 27 de junio, el  paciente fue intervenido de nuevo, pues otra vez se rompió el hilo de la sutura.

Otro caso figura en el expediente 2009-0061832, de un paciente de 16 años que fue llevado el 9 de septiembre del 2016 al San Juan de Dios por una herida de bala que le afectó el hígado.

LEA AQUÍ | El pionero estudio que desentraña el misterio de lo que le ocurre a nuestro cerebro justo antes de morir

El expediente indica que fue operado debido a la emergencia y se le dio egreso el 15 de septiembre, pero regresó el 19 del mismo mes y de nuevo fue intervenido porque los hilos de la sutura se rompieron y se le acumuló líquido en el abdomen.

Según el registro, el mismo joven fue operado en tres ocasiones más, el 22, 26 y 29 de septiembre, siempre por complicaciones causadas por defecto en el hilo de sutura.

La supervisora de hospitales de la Procuraduría de Derechos Humanos, Zulma Calderón, explicó que después de unas semanas comenzará un nuevo monitoreo, para asegurarse de que el hilo ya no se utiliza. Mientras tanto, enviaron oficios al Ministerio y al Instituto Guatemalteco de Seguridad Social en los que solicitan que se deje de utilizar el producto porque se pone  en riesgo la salud de los pacientes.

Rechaza fallos

Andrés Gamboa, presidente de la empresa Kamil, S.A., distribuidora del hilo, insistió en que los estándares del producto son internacionales y que en otros países donde se distribuye no han recibido ninguna queja.

“Lo más probable es que hayan confundido el producto o lo hayan tenido mal almacenado”, dijo el farmacéutico, quien explicó que con anterioridad se hacían solicitudes de gran cantidad de hilos, pero al llegar a entregar al hospital solo se recibía una parte porque decían que estaban bien abastecidos.

Gamboa lamentó el desprestigio que causa esta situación y aseguró que los nuevos estudios confirmarán la calidad del producto.

Otros contenidos