Heridas psicológicas de niños migrantes separados de sus padres tardarán en sanar

El trauma que viven los niños migrantes que son separados de sus padres por las medidas de “tolerancia cero” de Donald Trump tardará en sanar; ellos necesitarán acompañamiento sostenido.   

Niños y adolescentes permanecen en espacios divididos por mallas metálicas, alejados de sus padres, luego de ser detenidos cruzando la frontera entre México y Estados Unidos. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Niños y adolescentes permanecen en espacios divididos por mallas metálicas, alejados de sus padres, luego de ser detenidos cruzando la frontera entre México y Estados Unidos. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Abandonar su hogar, su escuela, a sus amigos en Guatemala para iniciar junto a sus padres una travesía hacía Estados Unidos, no es fácil para un niño. La incertidumbre y el estrés que esto genera es intenso. Pero no se compara con el trauma psicológico que viven los menores cuando cerca de su destino son separados de sus padres y llevados por la fuerza a centros de detención donde permanecen en espacios separados por mallas metálicas, porque son migrantes ilegales.

A principios de esta semana se divulgó un audio en el cual se escucha el llanto desgarrador de varios niños centroamericanos que fueron apartados de sus padres por las autoridades fronterizas, en cumplimiento de la política estadounidense de “tolerancia cero” de la administración de Donald Trump. En esa lista hay 465 menores guatemaltecos, según divulgó el martes último la canciller Sandra Jovel

La medida despertó indignación en el ámbito internacional, pero el impacto psicológico que ha provocado entre los menores tardará en sanar, según la psicóloga Nissely Herrera. La experta menciona que lo peor para estas pequeñas víctimas en este proceso es sentirse desamparadas, y con el tiempo perder la capacidad de confiar en los demás.

¿Cómo viven los niños este proceso?

Desde que el niño es sacado de su ambiente cotidiano, ya sea por la situación de pobreza o de inseguridad, hay una alteración en su desarrollo psicológico, porque no saben qué está pasando. No se les explica que en el camino pasará frío, tendrá hambre, que va a desvelarse, que tiene que callar y hacer lo que les digan, eso le genera angustia. 

No deje de leer: Más de dos mil niños ha separado de sus familias la política migratoria de EE. UU.

¿De qué manera sufren los menores la separación de sus padres en los centros de detención?

Estar en un centro de detención ya es estrés, pero separarlos de sus padres definitivamente tiene consecuencias mayores. Perder a esa figura que da seguridad, es terrible para un niño.
El que esa persona con quién se identifican ya no esté junto a ellos, que desaparezca, puede generar en los pequeños períodos de angustia inexplicable, llanto descontrolado o, lo que puede ser igual de peligroso, quedar en silencio. Muchos niños se retraen y se meten en su mundo.

Conozca el interior del Centro de Internamiento de de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza en McAllen, Texas, Estados Unidos.
Conozca el interior del Centro de Internamiento de de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza en McAllen, Texas, Estados Unidos.
Las personas que han sido detenidas cruzando la frontera se encuentran en diferentes espacios divididos por mallas metálicas.
Las personas que han sido detenidas cruzando la frontera se encuentran en diferentes espacios divididos por mallas metálicas.
En el lugar en colchonetas y un material para abrigarse se encuentran los menores.
En el lugar en colchonetas y un material para abrigarse se encuentran los menores.
Hombres y mujeres se encuentran divididos bajo un estricto control.
Hombres y mujeres se encuentran divididos bajo un estricto control.
Las patrullas fronterizas trasladan a este lugar a las personas que encuentran en Texas.
Las patrullas fronterizas trasladan a este lugar a las personas que encuentran en Texas.
En los últimos días el tema del separamiento de los padres con los menores ha tomado relevancia ante las políticas de Estados Unidos en este tema.
En los últimos días el tema del separamiento de los padres con los menores ha tomado relevancia ante las políticas de Estados Unidos en este tema.

¿Los niños y adolescente reaccionan de la misma manera?

Los pequeños quizá actúen de una manera más sumisa o callada, pero recordemos que dentro del grupo también hay adolescentes. Ellos tienen esa necesidad de imponerse, de decir aquí estoy mírenme, grita, reta y exige lo que está necesitando. Pero acá su voz es silenciada. Las heridas son las mismas.

¿Cuáles serían los efectos a largo plazo en ellos?

Una de las peores consecuencias para un niño es que el dolor se convierta en algo normal, en parte de su día a día, esto los lleva a desconectarse. Les duele, lloran y se quedan dormidos, despiertan y vuelven a llorar, nadie los escucha, nadie los atiende, se sienten desamparados. El desamparo es uno de los peores estados que puede vivir un ser humano.
Lo más terribles que puede sucederles es perder la capacidad de confiar, por lo se vuelcan a una constante actitud de alerta para soportar un día más en la “jaula” (centro de detención). 

¿Qué hacer para ayudarlos a salir de la desolación que causa el desamparo?

Los niños y adolescentes que están pasando por este proceso necesitan ser atendidos con una terapia psicológica a largo plazo. Cuando tenemos estas emergencias, como la que se dio con la erupción del Volcán de Fuego, la ayuda se vuelca; sin embargo, conforme pasa el tiempo el silencio y la indiferencia llegan. Por ello, lo que necesitan estos menores es un acompañamiento sostenido, una reconstrucción del alma para sembrar nuevamente la confianza que perdieron por el abandono.

Contenido relacionado

> Norma Torres critica indiferencia de Jimmy Morales en tema de migrantes
> Ejecutivo “respeta” las medidas antimigrantes de Donald Trump
> Salida de vocero presidencial coincide con críticas hacia el Ejecutivo por tema migrantes