Patrullajes civiles pueden convertirse en riesgo al actuar fuera de la ley, dicen expertos

Grupos de vecinos organizados y armados se escudan en el argumento de que esa es la única forma de protegerse de la violencia en sus comunidades. 

Una patrulla circula en las calles de Bárcenas, Villa Nueva, después del aparecimiento de "patrullas civiles". (Foto Prensa Libre: Érick Ávila)
Una patrulla circula en las calles de Bárcenas, Villa Nueva, después del aparecimiento de "patrullas civiles". (Foto Prensa Libre: Érick Ávila)

La presencia de hombres encapuchados que portan armas de alto calibre, en Bárcenas, puso en alerta a las autoridades la semana pasada; sin embargo, los vecinos de este municipio de Villa Nueva aseguran que es la única forma de cuidarse de la delincuencia.


Esas posturas ponen de nuevo en la mesa el debate sobre la organización de vecinos para defenderse de pandilleros, pero que, según analistas, puede ocasionar más violencia y afectar a los propios residentes.

La semana pasada, en Bárcenas, Villa Nueva, un grupo de vecinos se organizó y armó luego de que el 16 de julio dos personas fueron asesinadas por pandilleros.

Según los integrantes del grupo, quienes portan armas de alto poder, tienen 11 años de estar organizados.

Lea al respecto: Crece preocupación por presencia de hombres armados con fusiles de asalto en Bárcenas

Durante una reunión efectuada ayer por la noche en el lugar se acordó continuar con los patrullajes, mientras el Ministerio Público investiga el origen de las armas.

Uno de los dirigentes de la agrupación afirmó que las armas son legales y que no todos las portan. Además, negó que  cobren extorsión a los vecinos.

Riesgos

El temor de expertos en protección civil es que esos grupos denominados “de seguridad ciudadana” se conviertan en células criminales, ya que actúan fuera de la ley, algo que ha ocurrido en otras ocasiones.

Además señalan que estas organizaciones surgen por la ausencia del Estado en los municipios.

“Son grupos que han surgido por la violencia que están generando las pandillas en sus comunidades”, destacó Francisco Rivas, exministro de Gobernación.

Según el exfuncionario, se trata de “expresiones de ciudadanos con un grado de influencia, policial o militar, que se organizan en contra de la delincuencia común y la originada por pandillas, pero en ocasiones se transforman, afectando a los mismas comunidades”.

Lizandro Acuña, analista en temas de seguridad del Instituto de Problemas Nacionales de la Usac, refuerza la tesis de que los grupos armados se organizan porque las áreas donde residen son muy vulnerables y de alta peligrosidad.

“Este es un llamado de atención para el Ministerio de Gobernación, para que tome cartas en el asunto y procure un trabajo articulado con la población, principalmente en lugares de alta peligrosidad”, indicó.

Acuña sostiene que es la ausencia del Estado la que provoca que la población se arme, pero resalta el peligro de que los grupos tengan acceso a equipo de uso exclusivo del Ejército, lo cual también evidencia la facilidad para obtener un arma de fuego.

El peligro, enfatizó, son los  efectos de que esa población está armada, además de que toman funciones que no les competen, como la identificación de personas.

Medidas desesperadas

El director nacional de Auxiliaturas de la Procuraduría de los Derechos Humanos, Miguel Colop, aseguró que la población recurre a esta práctica debido a la falta de seguridad, pero que esos grupos operan fuera de la ley, están armados y en ocasiones agreden a personas del mismo municipio.

Colop señaló el caso, en San Juan Sacatepéquez, en que un grupo de encapuchados dispersó a la fuerza a vecinos del lugar, lo que dejó 17 personas heridas y fue necesaria la presencia del Ministerio Público.

“Es la Policía Nacional Civil la que debe garantizar la seguridad, pero hay descuido y falta de atención. Reaccionan  muy tarde”, indicó.

El exministro de Gobernación Francisco Jiménez tiene otra teoría. Considera que no puede tratarse de grupos de ciudadanos, debido al tipo de armas que portan, las cuales requieren entrenamiento militar o policial.

Además: Con acciones de patrulleros se teme un incremento de la violencia en Bárcenas

Tanto el Ministerio de Gobernación como la Asociación Nacional de Municipalidades (Anam)  afirman que su trabajo se concentra en la prevención de la violencia.

El Ministerio de Gobernación, por medio del vocero, Fernando Lucero, señaló que mantienen acercamientos con la población.

“Nosotros promovemos comisiones de prevención de la violencia en el marco del sistema de consejos de desarrollo”, explicó.

Gerson López, secretario técnico de la Anam, dijo que desde hace unos ocho años se incluyó el tema de la prevención de la violencia y en las comunas hay comisiones ciudadanas para esta labor.

Investigan ataque

La semana pasada, en la salida de San Vicente Pacaya, Escuintla, un grupo de hombres con los rostros cubiertos disparó en contra de un vehículo de la Embajada de los EE. UU. Según se informó, los vecinos buscaban a dos hombres que asesinaron a un vecino de la comunidad, por lo que instalaron un operativo para detenerlos.

El vehículo salía del municipio y no obedeció las señales de  alto que le hicieron los encapuchados, por lo que estos dispararon en varias ocasiones. Una de las balas impactó en la puerta del piloto, aunque nadie salió herido.

Contenido relacionado

Vecinos de Bárcenas ofrecen apoyo a patrulleros y exigen coordinación con la PNC

Se incendia recicladora en Bárcenas, Villa Nueva

Droga, valorada en Q21 millones, y varias armas de grueso calibre fueron incautadas en vivienda de Zacapa