Presidente Giammattei dice que Guatemala entra en la cuarta ola de contagios, mientras medicinas escasean en hospitales

Representantes del Laboratorio de Datos aseguran que en Guatemala no ha habido olas de contagio, pues los casos nunca han bajado.

El Hospital General San Juan de Dios es uno de los que más complicaciones tiene debido al desabastecimiento de medicinas y saturación de áreas de covid-19. (Foto Prensa Libre: Élmer Varga)
El Hospital General San Juan de Dios es uno de los que más complicaciones tiene debido al desabastecimiento de medicinas y saturación de áreas de covid-19. (Foto Prensa Libre: Élmer Varga)

“Hoy estamos en el paso de la tercera ola a la cuarta ola. Llevamos cuatro días seguidos de tener más de 20 por ciento de pruebas positivas. De cada cien 20 nos sales positivos”, afirmó este miércoles 8 de junio el presidente Alejandro Giammattei, quien, además, reconoció que hay escasez de medicamentos en los hospitales públicos.

De acuerdo con el mandatario, en los peores meses del año pasado, julio y agosto, la positividad llegó casi al 40 % poniendo al borde de la saturación los hospitales en los que se atiende a pacientes con coronavirus.

“Hoy se nos están escaseando las medicinas, pero no porque el ministerio -de Salud- no haya comprado, sino porque todo el mundo está comprando las mismas medicinas”, dijo Giammattei.

Las declaraciones del presidente se dan cuando se reportan 1 mil 581 nuevos casos de coronavirus y 26 decesos a causa de la enfermedad. En total, Guatemala acumula 263 mil 836 contagios y 8 mil 331 fallecimientos.

También lea: Hospital del Parque de la Industria en crisis por falta de medicamentos para intubar pacientes severos de covid-19
 

Crisis

El Ministerio de Salud reconoció en un comunicado que se enfrentan a desabastecimiento de algunos medicamentos y que los hospitales empiezan a saturarse, tanto por el aumento de casos de coronavirus, como por otras patologías que demandan atención en el sistema público de salud.

“Estamos en época de pandemia, con cantidades de casos cada día más numerosos de infectados por la COVID-19. A ello debe agregarse una saturación de las emergencias hospitalarias con pacientes graves por otras patologías, principalmente derivadas de accidentes de tránsito y hechos de violencia, los cuales también necesitan ser sedados y ventilados dentro de sus tratamientos obligados”, dice el comunicado.

Además, agrega: “También enfrentamos un alza en la demanda de medicamentos, no sólo local sino a nivel mundial, vinculada a la pandemia y que no solo ha generado escasez de algunos fármacos, sino que ha elevado los precios, por ley de mercado. Este proceso ha excedido la capacidad financiera del Ministerio, porque los precios superan los precios de referencia que la ley nos permite manejar”.

También lea: Porcentajes de casos positivos de coronavirus aumenta en Guatemala
 

Aseguran que la “crítica situación a la que ha dado lugar la pandemia” los obligó a implementar un sistema de préstamos de medicinas entre hospitales, pero por el “elevado número de contagiados que mantienen saturadas las áreas COVID-19 en todas las instalaciones públicas, ha debilitado este ensayo”.

“El desabastecimiento es real, pero solo de algunos medicamentos relacionados con la sedación y la analgesia, pues en el resto de los insumos estamos abastecidos en casi un 75 por ciento para atender a todos los ciudadanos que lo requieren”, concluye el documento.

Un ejemplo de eso es lo que ocurre en el Hospital General San Juan de Dios, donde sus autoridades informaron este miércoles que las áreas de atención de pacientes de coronavirus se están saturando, principalmente las pediátricas.

“Hace unos días tuvimos que buscar ventiladores donde hubiera para poder paliar esta situación, porque ya no teníamos más ventiladores para poderlos atender” indicó el director de ese hospital Gerardo Hernández.

Agregó que en el área de pediatría hay seis pacientes, de los cuales cuatro están entubados por su estado crítico.

“Esta ya es una enfermedad que ha pasado y ha ido evolucionando lo que actualmente nos estaba mostrando”, resaltó Hernández, quien añadió que más pacientes pediátricos están falleciendo a causa del coronavirus.

En Guatemala no ha habido olas

De acuerdo con el Laboratorio de Datos, en Guatemala no ha habido olas de contagio, puesto que estos se han mantenido en una meseta de más de mil diarios, al menos, luego de la Semana Santa, cuando hubo un repunte de hasta 1 mil 800 casos por día.

“Les encanta hablar de olas, pero eso no existe porque en ningún momento se ha dejado de tener más de mil casos diarios, y aunque todo abril y mayo fue disminuyendo la cantidad de casos, nunca bajo de mil”, dijo Óscar Chávez, integrante del Laboratorio de Datos.

Además, dijo que las pruebas han ido bajando desde abril y que la relativa disminución de casos “pareciera ser por la baja de pruebas”.

También lea: Antonio Malouf, ministro de Economía, afirma en Rusia que Guatemala tiene la capacidad para producir la vacuna Sputnik V
 

Sin embargo, Chávez muestra preocupación, porque en las dos últimas semanas la cantidad de pruebas diarias continúa a la baja, pero se ha notado que la positividad sube considerablemente, lo que podría constituir un verdadero problema para el sistema de Salud, porque no están preparados para afrontar el impacto.

“No sé si en Guatemala se puede hablar de olas, nosotros hablamos de repuntes. No son olas que van y vienen, el virus siempre se queda y eso lo que hace es subir y bajar en esa meseta, y que el presidente diga que pareciera que es una cuarta ola hace creer que las semanas anteriores no ha habido casos; pero por ejemplo hoy hubo más de mil 500 casos nuevos”, señaló Chávez.

Agregó que “estamos a la puertea de otra crisis” en la que puede haber saturación de hospitales a escala general, pues desde abril último el departamento de Guatemala está al 100 % de ocupación en áreas de casos severos.

“El momento para detenerlo es ahora. Mire lo que pasó en la India y no sabemos hasta dónde puede llegar este repunte. Lo que sí es evidente es que no están preparados”, agregó Chávez.