Siete de cada 10 motoristas sufren un accidente de tránsito, según el IGSS

Los accidentes en motocicleta representan el 64% de atenciones de accidentes en el Seguro Social, lo que impacta de forma financiera en la institución, pero sobre todo deja secuelas a veces irreparables en los afectados.

Motoristas no utilizan equipo de protección para evitar lesiones graves en caso de accidentes. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Motoristas no utilizan equipo de protección para evitar lesiones graves en caso de accidentes. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Dos millones de motocicletas conforman el parque vehicular del país y esto, sumado a la imprudencia y falta de prevención, provoca que siete de cada 10 conductores de estos vehículos tengan un accidente vial, según cifras del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS).

El impacto económico que esto causa incluye Q1 mil 500 diarios por servicio hospitalario de cada paciente atendido, Q12 mil 500 diarios por cada paciente que esté en intensivo y Q20 mil por paciente en rehabilitación.

Además, los accidentes en motocicleta son la segunda causa de muerte, solo superado por las heridas de bala, indicó Mynor Mejía, jefe de la Sección de Higiene, Salud y Prevención de Accidentes del Seguro Social.

El médico indicó que en el 2018 el IGSS atendió a 49 mil 14 pacientes involucrados en accidentes de motocicleta.

“Esto representa un costo humano y costo social para la persona afectada”, dijo el médico.

Lea también: Irresponsabilidad de motoristas propicia accidentes viales

De las cifras que maneja el IGSS resalta que el 70 por ciento de los pacientes en rehabilitación sufrieron un accidente en motocicleta.

Otro de los impactos en lo económico es la erogación que el IGSS ha hecho en el pago a los trabajadores que están suspendidos debido al accidente, la suma, según sus registros ya llegó a los Q180.3 millones.

Al costo económico se suma la gravedad de los accidentes y el tiempo que puede tardar un paciente hospitalizado.

Según el promedio del IGSS, esto puede tardar de tres meses a cuatro años, incluso hay casos de personas que debido a que quedan en estado vegetativo permanecen en el hospital hasta que mueren, pues sus familiares no los pueden atender.

Lea también: Cambio de reglas y voluntad del motorista son vitales para cambiar cultura vial

Las heridas

Los daños más recurrentes que sufren los motoristas y son atendidos en el IGSS son trauma craneoencefálico, amputación hasta de tres extremidades, exposición severa y fractura medular, incluso combinados, por no usar casco de seguridad o porque este es de mala calidad, indicó Arturo García Aquino, subgerente de Prestaciones en Salud del IGSS.

En cuanto a la gravedad de las heridas que se atienden por accidentes, las cifras del Seguro Social reflejan que en el 2018 se desembolsó Q172.5 millones en atención médica y hospitalaria para atender a 145 mil 823 personas, pero de enero a octubre de este año el costo es de Q180.3 millones para 125 mil 461 pacientes que sufrieron politraumatismo, lo que indica que los accidentes son más graves este año.

Los registros oficiales del Hospital de Rehabilitación del IGSS señalan que el 90 por ciento de las víctimas de accidentes de motocicleta son hombres que tienen entre 18 y 40 años.

El impacto del accidente aumenta cuando se trata de personas proveedoras del hogar.

“Estos accidentes no solo afectan al paciente sino también al núcleo familiar, hay casos en los que la víctima ingresa hasta con tres amputaciones y trauma de cráneo”, afirmó Karina Rodríguez, directora del Hospital de Rehabilitación del IGSS.

Lea también: De un millón de motoristas menos de 12 mil tienen seguro

“La prevención es mejor y se tiene que hacer poca inversión”, refirió Mejía, quien recordó que algunos implementos para seguridad de los motoristas son: casco, guantes y lentes de protección.

También tiene que ver con el comportamiento, los hábitos de cortesía y respetar las señales de tránsito, además del consumo de alcohol y el uso del celular.

Otro factor, señala Mejía es que en ocasiones los patronos exigen y presionan a los trabajadores que se transportan en motocicleta para que cumplan con un plazo de tiempo para llegar a un punto o deben conducir con lluvia o mala visibilidad.

Para hacer conciencia de este riesgo, el IGSS realizó este 5 de diciembre un congreso sobre el impacto económico y social que provocan los accidente en motocicleta, a donde acudieron 250 motoristas y jefes de departamento de distintas empresas.

Además de las heridas que se pueden atender con cirugía o encamamiento, las víctimas de accidentes en motocicleta pueden sufrir otro tipo de secuelas como incapacidad para trabajar.

Para atender a estos pacientes el IGSS puso en marcha los programas de reinserción laboral y reubicación laboral.

Con esto se busca que el trabajador pueda permanecer en la empresa, pero desarrollando otro tipo de actividades, explicó Mejía.

Prensa Libre intentó comunicarse con Pedro Rivera, de la Asociación de Motoristas Voluntarios Unidos por Guatemala , para conocer una postura acerca de los datos del IGSS y sus recomendaciones, pero no respondió las llamadas ni mensajes textos a su celular.

Contenido relacionado

Reglamento para motoristas no se cumple

Fracturas, las lesiones más frecuentes que sufren los motoristas

Piden a pilotos prevenir