Uso de mascarilla y distanciamiento debe persistir, aunque el país esté en alerta amarilla, exhortan médicos

Aunque el número de municipios en alerta haya disminuido, es necesario que la población continúe con las medidas de bioseguridad para prevenir contagios de covid-19.

Publicado el
Los casos positivos de coronavirus han descendido en el país, según las cifras oficiales, pero se espera una nueva ola de contagios. (Foto Prensa Libre: María José Bonilla)
Los casos positivos de coronavirus han descendido en el país, según las cifras oficiales, pero se espera una nueva ola de contagios. (Foto Prensa Libre: María José Bonilla)

En la actualización del semáforo epidemiológico de este sábado 27 de noviembre, el 65 por ciento del territorio guatemalteco estaba en alerta amarilla. Son 222 municipios los que se encuentran en ese nivel leve de alarma por el contagio de covid-19 en el país, mientras que 89 aparecen en anaranjado y 29, en rojo.

Quince días atrás, el 13 de noviembre, los datos indicaban que 58 municipios estaban en alerta roja; 116, en naranja, y 166, en amarillo.

Pese a que el Ministerio de Salud reporta menos contagios se prevé que el panorama cambie en las próximas semanas, al observar el comportamiento de la pandemia en otros países y a la aparición de una nueva variante, que por sus múltiples mutaciones podría ser más contagiosa que delta, la variante que predomina en el país.

De acuerdo con José Luis Ranero, presidente del Colegio de Médicos y Cirujanos de Guatemala, la disminución de casos reportados y que mantiene al país en una alerta menor se debió, por un lado, al número elevado de infectados en la ola anterior y, por otro, a la cantidad de personas inoculadas contra el coronavirus.

Sin embargo, epidemiológicamente aparecerá una cuarta ola y dependerá de la población la severidad que pueda alcanzar. “Tenemos que continuar con las medidas de bioseguridad como uso de la mascarilla, lavado de manos y es importante el distanciamiento”, refiere el médico.

El descuido de las medidas de protección contra el covid-19 es cada vez más evidente entre la población. (Foto Prensa Libre: María José Bonilla)

A criterio de José Ortiz, del Observatorio de Covid-19 en Guatemala, la baja en el contagio del virus que muestra el semáforo se debe a la falta de pruebas y puede ser momentánea, ya que se prevé un alza de casos en las próximas semanas.

El relajamiento de las medidas de prevención y la aparición de la variante ómicron ponen en mayor riesgo a la población.

Le interesa: Semáforo de alertas: Guatemala registra menos municipios en rojo en medio de amenaza por variante ómicron

“La nueva variante tiene una serie de mutaciones que la hacen más infecciosa y eventualmente las personas pueden recaer con coronavirus, a pesar de que ya les dio”, dice Ortiz.

Lea: Mientras los migrantes arriesgan la vida por llegar a Estados Unidos, los “coyotes” perciben US$1,200 millones cada año

El epidemiólogo señala que es importante que las autoridades de gobierno supervisen el control del aforo en centros comerciales, supermercados, mercados y transporte público, espacios en los que ya se perdió totalmente la medida de distanciamiento físico.

A la población le recomienda seguir con el uso de la mascarilla, el lavado de manos, mantener la distancia entre personas y evitar las visitas a espacios donde haya aglomeraciones.

Por la aparición de ómicron, Ranero hace énfasis en que el Ministerio de Salud debe tener un adecuado monitoreo de la distribución de la variante a nivel mundial, para cuando corresponda tomar las medidas necesarias como país.