Volcán de Fuego mantiene explosiones débiles, luego de intensa actividad

El volcán de Fuego de Guatemala, ubicado solo a 50 kilómetros de la capital, sigue hoy con actividad y tiene entre 7 y 10 explosiones por hora, moderadas y fuertes, que levantan una columna de ceniza a 5 mil metros del altura.

La madrugada de este sábado el coloso sorprendió con fuertes retumbos. (Foto Prensa Libre: Carlos Paredes)
La madrugada de este sábado el coloso sorprendió con fuertes retumbos. (Foto Prensa Libre: Carlos Paredes)

El Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología indicó, en su boletín diario, que la columna se desplaza 20 kilómetros al oeste y suroeste y que ya ha dejado finas partículas en las comunidades de Panimaché, El Porvenir, Morelia, Santa Sofía, Sangre de Cristo, Finca Palo Verde o San Pedro Yepocapa.


El volcán tiene además una desgasificación de color blanca a 4 mil 500 metros y genera retumbos débiles, moderados y fuertes, audibles a 20 kilómetros, y ondas de choque que provocan la vibración de techos y ventanas de viviendas cercanas.

En la noche del viernes y durante la madrugada de este sábado se observó sobre el cráter una incandescencia a 200 metros que originó “avalanchas débiles y moderadas” y algunas de ellas alcanzan “trayectos largos” hasta la vegetación en dirección a las barrancas Seca, Taniluyá, Ceniza, Trinidad, Honda y Las Lajas.

El pasado 3 de junio, en su tercera erupción del año -la más fuerte de su historia-, el coloso, de 3 mil 763 metros de altura, provocó la muerte de más de 190 personas y dejó 1.7 millones de afectados.