Diputados instan a declarar emergencia alimentaria en el país por pandemia de coronavirus

Integrantes del Frente Parlamentario contra el Hambre sostuvieron una reunión con el vicepresidente Guillermo Castillo, quien a su vez preside el Consejo Nacional de Seguridad Alimentaria y Nutricional (Conasán).

La familia García vive en Tisipe Centro,  Camotán, Chiquimula. Las condiciones de pobreza en su hogar dificulta tener alimento para los cinco niños que allí viven. (Foto Prensa Libre: Érick Ávila)
La familia García vive en Tisipe Centro, Camotán, Chiquimula. Las condiciones de pobreza en su hogar dificulta tener alimento para los cinco niños que allí viven. (Foto Prensa Libre: Érick Ávila)

La falta de alimentos es uno de los impactos que ocasionará el covid-19 en al menos cinco regiones del país, donde las familias tienen reservas de granos básicos para un máximo de cuatro semanas, lo que podría generar más desnutrición y ha sido tomado como un tema prioritario para diputados del Frente Parlamentario contra el Hambre y el vicepresidente.

En una reunión de cortesía acordaron visitar el corredor seco, uno de los lugares con mayores índices de desnutrición. Según el vicepresidente Guillermo Castillo la próxima semana empezarán a distribuir alimentos.

“Nosotros tenemos almacenadas soluciones alimenticias, hay en existencia para que se puedan distribuir y esa es parte de la hoja de ruta que estamos viendo para que a partir de la próxima semana podamos trasladar esos insumos para que se comiencen a otorgar las raciones a las personas que más lo necesitan”, resaltó el vicepresidente.

Castillo agregó que realizarán un barrido para detectar a los niños con desnutrición aguda y así priorizar la ayuda. “Lo que quisiéramos es hacer un barrido a nivel de país y no solo en los 10 departamentos priorizados y los 114 municipios priorizados, para que tengamos un dato real de cómo está la situación de desnutrición, ese es el objetivo número uno que tenemos en el Gobierno”, aseguró.

Los integrantes del Frente Parlamentario contra el Hambre solicitaron a Castillo una reunión con el Conasán, que él preside, y así instar a que se declare una emergencia alimentaria en el país, con el objetivo de reorientar los esfuerzos a la lucha contra el hambre y la desnutrición.

“Una alerta máxima en este caso, porque el impacto de covid en la seguridad alimentaria va a ser grave. Sería reorientar recursos que ya tienen de otros temas a la alimentación, porque interesa que no haya hambre, que el agricultor siga produciendo para que haya abastecimiento”, explicó Jairo Flores, presidente del Frente.

Los congresistas también manifestaron su inconformidad porque la ayuda que fue aprobada por el Congreso aún no llega a las familias necesitadas.