“Esto es un relajo”: varias personas narran la desesperante situación que enfrentan para vacunarse contra el covid-19 en Guatemala

Largas colas, falta de información y gastos en transporte son algunos de los problemas que los guatemaltecos enfrentan para poder obtener una dosis de la vacuna contra el coronavirus.

Publicado el
vacunación covid cum
A pesar de las lluvias, una gran cantidad de personas hicieron fila para obtener una dosis de la vacuna contra el covid-19 en el Centro Universitario Metropolitano (CUM). (Foto Prensa Libre: Elmer Vargas)

Largas colas, desorden y desinformación. Ese fue el ambiente que vivieron decenas de personas que acudieron este 10 de junio a algunos centros de vacunación con el fin de ser vacunados contra el coronavirus.

 

Los problemas se registraron, por ejemplo, en los centros de vacunación del Centro Universitario Metropolitano (CUM), el del campus central de la Universidad de San Carlos, en el Parque Érick Barrondo, y en el del Paseo de los Campeones en Mixco, que se vieron forzados a cerrar.

Citas aplazadas

Antonio Contreras llevó a su madre al Centro Universitario Metropolitano (CUM) para que recibiera la segunda dosis de la vacuna Sputnik V contra el covid-19.

La primera dosis la había recibido el pasado 20 de mayo y según la constancia otorgada por el Ministerio de Salud, la cita para recibir la segunda dosis estaba programada para este 10 de junio.

Lea también: Habilitan la vacunación contra el coronavirus para adultos de 50 a 59 años en Guatemala

Sin embargo, al llegar al centro de vacunación ubicado en la zona 11 capitalina, les indicaron que la cita había sido aplazada para el mes de agosto. “No es justo porque no somos los únicos. Es mucha la gente que está en esta situación”, comenta.

Contreras señala que no tuvieron ningún problema con la cita para obtener la primera dosis, pero que  en esa ocasión no les explicaron que la ventana para recibir la segunda dosis es de 90 días. “El problema es el traslado de fecha. ¿Qué va a pasar con esa vigencia de la primera dosis?”, cuestionó.

Contreras aseguró que esperaría a que les dieran más respuestas pues habían llegado de los alrededores de Santa Catarina Pinula.

Horarios insuficientes y pocas vacunas

De acuerdo con una mujer que dijo levar dos horas y media en espera para poder entrar al CUM, la cola creció conforme pasaba el tiempo.  “La fila está llegando al kilómetro y medio”, asegura. “Se necesita que agilicen los horarios, que los corran, que atiendan hasta las cuatro de la tarde. Necesitamos que pongan más personal”, dice.

La guatemalteca también contó que muchas personas están acudiendo a varios centros de vacunación, ya que en algunos ya no hay vacunas o están cerrados.  En la Universidad de San Carlos ya no hay vacunas. Yo ayer fui a la Mega Frater del área de San Cristóbal y no están atendiendo, no hay vacunas”, señala.

Más citas aplazadas

María Dávila tiene 68 años y llegó desde Villa Canales hasta el CUM para recibir la segunda dosis de la vacuna.

Al llegar al centro de vacunación, le dijeron que su cita sería aplazada hasta el 20 de agosto. “Dicen que ahora son 90 días y que fue orden del ministerio de Salud, que para que haga más efecto, que no sé qué”, cuenta.

 

Le puede interesar: Se dispararon los viajes a Estados Unidos (turismo de vacunas influyó)

 

Dávila afirma que en la primera cita no le dijeron que debía esperar 90 días para poder recibir la segunda dosis.  “Uno quiere saber qué es lo que pasa, por qué tan largo el tiempo”, dice.

Sobre el intervalo de tiempo entre cada una de las dosis de la vacuna Sptunik V, el director del Centro Gamelaya, Alexander Gintsburg, dijo en abril de 2021 que el periodo puede extenderse hasta los tres meses. Inicialmente se había estipulado que la segunda dosis debía aplicarse en los primeros 21 días.

Travesía por varios centros de vacunación

Un hombre contó que llegó con su esposa  al centro de vacunación Érick Barrondo desde tempranas horas. Sin embargo, le dijeron que solo tenían permitido poner 100 de las primeras dosis de AstraZeneca.

“Es triste y lamentable que el ministerio de Salud dé el anuncio de que podemos ir a cualquier centro de vacunación para la primera dosis y que esté un límite de dosis en un centro que quedaba cerca de nuestra casa. Tuvimos que venir hasta acá (CUM)”, cuenta.

Por otra parte, Óscar Rustrián señaló que llegó al CUM desde la zona 6 de Mixco. “Vengo a este lugar de la zona 11 y salió el médico a informar que solo pondrán la vacuna para mil personas, la numeración la ponen en la mano”.

Rustrián ya ha ido a dos centros de vacunación y no logró alcanzar un número para acceder a una dosis en el CUM. “Estoy arriba de los 50 -años- y me dicen que no hay -vacunas-“, cuenta.

“Yo pienso que como pueblo tenemos que levantarnos y exigirle al gobierno una respuesta sobre las vacunas”, denuncia.

“Esto es un relajo”

Un hombre expuso que su esposa sufre de una enfermedad y que le indicaron que debía hacer la cola. “La fila tiene casi un kilómetro”, dice. También señala que llevan cinco días buscando obtener una dosis en varios centros de vacunación: “La ministra de Salud dice una cosa, el presidente dice otra cosa. (…) Esto es un relajo”, dice.

 

Vacunas en Guatemala

El ministerio de Salud hasta este 10 de junio contabiliza que ha aplicado 632 mil 992 dosis. Sin embargo, Guatemala ha recibido, desde el 25 de febrero hasta el 2 de junio, 1 millón 29 mil 800 dosis de vacunas, de las cuales 724 mil 800 son de AstraZeneca por medio de la compra que se realizó a Covax.  La reserva de Guatemala con Covax es aún de 6.6 millones dosis.

Por otro lado, de las 16 millones de dosis que el país negoció con Rusia (y por las que ya se pagó la mitad), solo se han recibido 100 mil dosis de primera aplicación.

Por donación, hasta el momento,  se contabilizan 205 mil dosis. Se espera que en los próximos días ingresen 500 mil donadas por el gobierno de Estados Unidos.