Capturan a empleada del Renap señalada de integrar banda de falsificadores para liberar a reos

Una trabajadora del Registro Nacional de las Personas (Renap) fue detenida este 21 de febrero, señalada de integrar una estructura que falsificaba documentos para que reclusos salieran de la cárcel.

Publicado el
Centro de Orientación Femenina Fraijanes
Fachada del Centro de Orientación Femenina de Fraijanes. (Foto Prensa Libre: Sistema Penitenciario).

Se trata de Clelia Rubidia Mota Dumas, quien trabajaba en el Renap de San Miguel Pochuta, Chimaltenango. El Ministerio Público (MP) informó que desarrolla un allanamiento en esta oficina gubernamental “con la finalidad de localizar indicios”.

Este viernes también fue arrestado Jorge Alfredo Vega Linares por el delito de obstaculización a la acción penal. Mota Dumas se sindicada de los delitos de obstaculización a la acción penal, y supresión y alteración del estado civil.

La Fiscalía Especial Contra la Impunidad (Feci) explicó que “ambos están involucrados en la creación y/o facilitación de documentos de identidad falsos para Jessica Alexandra Magno Guerra, de nacionalidad ecuatoriana, evadida en 2017 cuando cumplía condena por lavado de dinero u otros activos”.

Magno Guerra fue recapturada el 5 de febrero de 2020 en la colonia Santa Rosita, zona 16 capitalina.

Se había fugado en febrero de 2017 del Centro de Orientación Femenina (COF) de Fraijanes, donde cumplía una condena de 6 años de prisión por el delito de lavado de dinero u otros activos.

Las órdenes de detención ejecutadas este viernes en San Miguel Pochuta fueron emitidas por el Juzgado Sexto de Primera Instancia Penal.

Fugados

Según la Feci, siete reos vinculados con delitos de narcotráfico lograron fugarse de distintos centros carcelarios haciendo uso de esta red de falsificadores.

  • Ramón Antonio Yañez Ochoa, mexicano
  • Luis Alejandro Orozco Vargas, guatemalteco
  • Sindy Dayana Valencia Montoya, colombiana
  • Ronald Bernando Vargas Londoño, colombiano
  • Juliano Michael Mori Díaz, guatemalteco
  • Gregorio Luciano Miguel, guatemalteco
  • Jessica Alejandra Magno Guerra, ecuatoriana (recapturada en febrero de 2020)

Juliano Michael Mori Díaz también fue recapturado y fue condenado a 12 años de prisión por los delitos de evasión y uso publico de nombre supuesto. Además, el tribunal le impuso una multa de Q50 mil.

Yáñez Ochoa, otros de los fugados, había sido condenado a 28 años de prisión en 2016 por liderar una estructura criminal que trasegaba precursores químicos para elaborar drogas sintéticas.

Por este caso las autoridades buscan a Víctor Alejandro del Cid Monterroso, oficial del Juzgado de Ejecución, por su presunta colaboración para que los reclusos salieran de la cárcel con órdenes de libertad falsas.

En noviembre de 2019, la Feci presentó una solicitud de retiro inmunidad contra la jueza Coralia Carmina Contreras Flores por su supuesta vinculación con esta red criminal.