Caso Agua Mágica: “es el acto de corrupción de manera más descarada”, dice fiscal

El Tribunal de Mayor Riesgo D escucha las conclusiones del debate contra dos acusados del caso Agua Mágica; mientras que el Ministerio Público solicita condenas a Clara Mariel Carvallo Carvallo y Manuel Francisco Sosa Batres.

Tribunal donde se lleva a cabo la audiencia contra los dos últimos acusados del caso Agua Mágica. (Foto Prensa Libre: Kenneth Monzón).
Tribunal donde se lleva a cabo la audiencia contra los dos últimos acusados del caso Agua Mágica. (Foto Prensa Libre: Kenneth Monzón).

Ambos son los últimos en juicio por el fraude millonario al Estado por la aplicación de una fórmula “mágica” para sanear la contaminación del Lago de Amatitlán.

Se trata de Clara Mariel Carvallo Carvallo, por fraude, y Manuel Francisco Sosa Batres, por enriquecimiento ilícito, quienes enfrentan debate en el Tribunal de Mayor Riesgo D.

El fiscal del Ministerio Público Hugo González solicitó imponer cinco años de prisión para cada acusado. Para Sosa Batres, además, una multa de Q50 mil.

“Este es el acto de corrupción que se ha actuado de manera más descarada. Es una burla para el Estado y su administración”, manifestó González, quien agregó: “La corrupción es un flagelo. Honorable Tribunal, el producto no contaba con especificaciones. Era agua oxigenada con cloro. No existe congruencia lógica de por qué se vendió ese producto”.

Por este mismo caso, la exvicepresidenta Roxana Baldetti ya fue condenada a 15 años y seis meses de prisión en el 2018. También otros nueve implicados fueron condenados, entre ellos el hermano de la exfuncioanria, Mario Baldetti, y tres fueron absueltos.

González recordó que entre las pruebas que se conocieron durante el debate está los montos pagados a la entidad M. Tarcic Engineering Limited, cuya representante fue Carvallo Carvallo, quien durante el debate se cubrió el rostro.

Fueron Q22 millones 851 mil 39 los que el Estado le pagó a la referida empresa por la aplicación de la fórmula “mágica” que limpiaría el agua contaminada en el lago de Amatitlán.

“Todo estaba arreglado, la empresa ya tenía preparada las cotizaciones y la documentación para ser la única oferente y ganar el evento que estaba pactado en Q137.8 millones”, concluyó el fiscal Gonazález.

En el caso de Sosa Batres, quien fue director ejecutivo de la Comisión Portuaria Nacional, las pruebas señalan que recibió Q79 mil 762.82 de Tarcic sin justificar.

El debate seguirá la próxima semana con las conclusiones de los abogados defensores de los acusados.

El caso

Ambos acusados fueron detenidos el 23 de febrero del 2016 y procesados por el juez Víctor Ríos el 10 de marzo de ese año, cuando dirigió el Juzgado de Mayor Riesgo C.

Carvallo Carvallo fue ligada a proceso por fraude y Sosa, por enriquecimiento ilícito, en 2016. Durante la discusión de la etapa intermedia el juez Ríos ordenó el archivo del expediente el 27 de febrero del 2017 debido a inconsistencias en los indicios.

Después, Ríos fue trasladado al Juzgado de Diligencias Urgentes y la jueza Silvia de León fue nombrada en el Juzgado de Mayor Riesgo C.

Fue hasta el 15 de mayo del 2018 cuando por las acciones de la Fiscalía Especial contra la Impunidad (Feci), avaladas por la juez De León, se reanudó la persecución penal contra Carvallo Carvallo y Sosa. La investigación culminó con la apertura del juicio.

Como en el primer debate por este caso fue el Tribunal de Mayor Riesgo C, presidido por Pablo Xitumul, el que juzgó a Baldetti y otras 12 personas, la Sala de Apelaciones de Mayor Riesgo designó al Tribunal que dirige Yoc para este otro juicio.

 

 

 

Detalles del caso

De acuerdo con la acusación de la Fiscalía, la exvicepresidenta Baldetti lideró una estructura criminal que operaba desde instituciones estatales claves para el tema ambiental y en empresas privadas, con el objetivo de conseguir de forma ilícita la licencia de un proyecto de limpieza y saneamiento del lago de Amatitlán con el cual se beneficiaría económicamente.

No deje de leer: Fotogalería: Roxana Baldetti, cuatro años de procesos judiciales

De esta forma habrían logrado que el 28 de noviembre de 2014, de forma fraudulenta, se adjudicara un contrato de saneamiento y limpieza del Lago de Amatitlán a la empresa M. Tarcic Engineering Limited por Q137.8 millones, de los cuales Q22.8 millones ya habían sido pagados para la adquisición de 23 mil litros de la fórmula para sanear el lago.

Contenido relacionado

 

Inicia juicio a los últimos acusados del caso Agua Mágica