Cicig captura a supuesto victimario de sindicalista

La Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig) y las fuerzas de seguridad capturaron ayer a Fredy Herald De León Barrios, acusado de la muerte de un sindicalista, en el 2009.

Agentes policiales  registran las huellas digitales de una persona detenida
Agentes policiales registran las huellas digitales de una persona detenida

Este caso forma parte de una serie de procesos en los cuales se investigan las acciones contra varios sindicalistas.

Según las pesquisas de la Cicig, De León, junto a un grupo de individuos, sería el responsable de la muerte de Víctor Miguel Gálvez Pérez —integrante del Frente Nacional de Lucha—, hecho ocurrido el 24 de octubre del 2009, cuando conducía un picop en la 7a. avenida y 4a. calle, zona 1 de Malacatán, San Marcos.

Gálvez era miembro de ese movimiento desde hacía varios años y había participado en protestas contra los cobros exagerados por el servicio de energía eléctrica en varios municipios de San Marcos.

El citado frente informó que el sindicalista había sido víctima de amenazas y actos de amedrentamiento, en represalia por sus actividades de defensa de los derechos económicos y sociales de los habitantes de Malacatán

La captura de De León se produjo ayer en la tarde, en Bosques de San Nicolás, Mixco, y fue llevado ante el juez de turno, quien le hizo saber el motivo de su detención, al acusarlo de asesinato y secuestro.

Otros casos

La Cicig también investiga a De León por su supuesta vinculación con la organización de narcotráfico que aparentemente dirige Juan Ortiz Chamalé, alias el Hermano Juan, y quien también es investigado.

En las pesquisas se ha establecido que este grupo presuntamente participa en el comercio, tráfico y almacenamiento ilícito de drogas, que reciben de Colombia y trasladan hacia México; y según la Cicig, comercializa con cocaína y heroína negra, y opera en sociedad con los Sarceño, que trabajan para el Cartel del Golfo.

Las investigaciones señalaron que este grupo delincuente participa y dirige robos de cargamentos de droga entre bandas de la región, además de su vinculación en crímenes.

La organización de Chamalé supuestamente se ha encargado del traslado de los narcóticos vía marítima y trasiego de armas.

Sus centros de operaciones son San Marcos, Huehuetenango, Quetzaltenango, Retalhuleu y Suchitepéquez.

Los cargamentos llegan a la costa por lancha o barco, los ingresan a tierra y almacenan en fincas en esos departamentos, y esperan el mejor momento en que puedan cruzar la frontera hacia Chiapas.

La Cicig indicó que supuestamente este grupo criminal tiene vínculos con los Zetas; y que por estos casos aún no se han presentado acusaciones en contra de De León.

Absuelto

Hace dos años, De León fue absuelto por un tribunal de Retalhuleu, al considerarse que no tuvo participación en el secuestro de cinco personas de esa región. Pese a esto, la Cicig retomó el caso y logró establecer, no solo la participación de De León en ese hecho, sino en la organización de Chamalé, en donde lo considerarían su brazo derecho.