Colombia alertó a Guatemala de narcojet localizado en Petén, pero el destino era otro

Cuando los soldados llegaron, la aeronave estaba incendiada, pero localizaron cocaína.

Los paquetes de cocaína fueron hallados en una zanja cerca de la aeronave. (Foto Prensa Libre: HemerotecaPL)
Los paquetes de cocaína fueron hallados en una zanja cerca de la aeronave. (Foto Prensa Libre: HemerotecaPL)

El narcojet localizado hace dos fines de semana por el Ejército no tenía como destino final Guatemala, pero fue obligado a “aterrizar” en el país.

La prensa colombiana informó recientemente que la aeronave despegó de Venezuela y se dirigía a México.

La Fuerza Aérea de Colombia (FAC) detectó el jet volando ilegalmente en el Mar Caribe, cuando estaba por ingresar al espacio aéreo de ese país, por lo que se desvió a Guatemala.

De acuerdo con medios del país sudamericano, la FAC alertó a la Fuerza Aérea Guatemalteca, la cual obligó a aterrizar a la aeronave.

Incendiada

En Guatemala, el 26 de julio se informó que agentes antinarcóticos de la Policía Nacional Civil (PNC) y fiscales del Ministerio Público (MP) localizaron una avioneta incendiada en El Chal, Santa Ana, Petén.

El Ejército indicó que, a 14 km de El Chal, fue localizada una aeronave, tipo jet, posiblemente utilizada para trasladar sustancias ilícitas, y también se habían hallaron vehículos incinerados.

Cuando el Ejército de Guatemala llegó, la aeronave se incendiaba. (Foto Prensa Libre: HemerotecaPL)

Durante las primeras horas del operativo el Ejército confirmó el hallazgo de paquetes con posible droga en una zanja cercana.

Un grupo de soldados resguardaba el área mientras las autoridades llegaban al punto para inspeccionar la aeronave. El MP comenzó el conteo de los paquetes en el comando militar del sector, alrededor de las 18 horas. Se calculaban más de dos toneladas.

Como en otras ocasiones, la Fuerza Aérea rastrea con radar los vuelos no identificados que trasladan drogas, y luego envía patrullas para interceptarlos.

Medios colombianos afirmaron que se localizaron dos toneladas de cocaína valorada en US$27 millones.