Diputados tendrán en sus manos la responsabilidad de elegir buenos magistrados

Luego de que se develaran que los procesos de postulación estaban siendo manipulados por políticos como Gustavo Alejos, abogados consideran que el proceso de selección de magistrados esta caduco y que por el momento será el Congreso quien tendrá la responsabilidad de elegir a los mejores magistrados.

La Comisión de Postulación de CSJ suspendió la sesión por falta de acuerdos. (Foto Prensa Libre: Carlos Hernández Ovalle)
La Comisión de Postulación de CSJ suspendió la sesión por falta de acuerdos. (Foto Prensa Libre: Carlos Hernández Ovalle)

El próximo martes se tiene previsto que el Congreso elija a los 135 magistrados titulares y 90 suplentes para la Corte de Apelaciones para lo cual la alianza oficialista cuenta con 90 votos para consumar la votación.

No obstante, en manos de ellos está, sobre todo de la bancada oficial, hacer una elección transparente, en especial luego de que el presidente Alejandro Giammattei ha dicho que se debe luchar contra la corrupción y la impunidad.

Sin embargo, los diputados han dejado mucho que desear, ya que hace una semana aprobaron las reformas a la ley de oenegés, acción que ha sido cuestionada por siete amparos en la Corte de Constitucionalidad.

Aunque podría parecer contradictorio los diputados han dicho que pedirán que se realicen foros públicos para que la población y los congresistas conozcan los planes de los candidatos, analistas esperan que este ofrecimiento se cumpla.

El abogado constitucionalismo Juan Rodolfo Pérez Trabanino indicó que desde una óptica legal ve difícil que se anulen los procesos de postulación iniciados, pero considera que está en el Congreso que se elijan a los mejores profesionales para integrar las cortes.

“Veo muy difícil que los procesos queden anulados ¿sí se anularan, desde qué momento?¿desde la integración de los candidatos? ¿desde la calificación de los candidatos o se retrotrae en el tiempo y anula la integración de las comisiones de postulación? porque al final la legitimidad está violentada desde el principio”, dijo el abogado.

Añadió: “Lo que tenemos es un proceso de integración de cortes ilegítimas, pero no nos perdamos, igual de ilegítimo de los que han pasado antes e igual de ilegítimos de los que vengan en el futuro si no cambiamos nuestro modelo constitucional de justicia”.

El abogado indicó que un término ideal sería que el Congreso debería elegir a las mejores opciones y las preguntas que quedan en el aire son ¿hay listados con poca legitimidad? ¿de esos listados quiénes sí y quienes no? ¿quiénes son buenas opciones y quiénes no cuando el proceso está podrido desde la raíz? “Lo que debemos asumir es que todas las personas que fueron nominadas son producto de un proceso ilegítimo”, señaló.

“De forma optimista podría decir que el Congreso debería elegir a las mejores opciones y ojalá que los diputados lo hagan, pero eso es discurso. Si no reformamos nuestro modelo constitucional de justicia las cortes van a ser un botín”, indicó el profesional.

Por su parte, el abogado constitucionalismo Alejandro Balsells considera que queda en evidencia una serie de anomalías que pueden llegar a ser denuncias penales en la formulación de ese listado de Corte de Apelaciones que llegó al Congreso.

“Con estas cuestiones que han salido es evidente que existe una tacha enorme al proceso, el Congreso no puede validar ese listado después de lo que se ha sabido – negociación de listados y reuniones con operadores- como si nada hubiera pasado, y aquí la bancada oficial juega un papel de primer orden porque existe el compromiso del presidente Giammattei de combatir la corrupción y sería bueno investigar si ese listado es o no es legítimo”, señaló Balsells.

Indicó que la investigación penal apenas empieza y arrojará frutos en uno o dos años.

“Cualquier ciudadano comprometido con la república y la democracia no aceptaría integrar Cortes como si nada hubiera pasado, el Congreso debe ver qué hace en ese momento, el órgano que le postuló está metido en un claro proceso ilegítimo y esto es importante porque lo que es nulo de pleno derecho nunca nace a la vida jurídica”, indicó.

“El Congreso está ante una posible situación de que ese listado sea nulo, y es nulo ya sea por uno, dos o cinco nombres, ese listado se debe de rehacer, no digo que ese proceso de todo el listado sea nulo, pero es evidente que hay una tacha sobre este proceso de postulación”, refirió.

Balsells considera que es prematuro decir si se anula o no el proceso, pero lo que sí es cierto, afirma, es que el Congreso no puede validarlo como si no nada hubiera pasado, porque entonces el sistema republicano no existe.

El profesional del Derecho José González, de Impunity Watch, considera que las personas que han sido señaladas deberían ser separadas tanto de sus candidaturas como de sus comisiones, debería de haber mecanismos necesarios para poder suplirlas y se cumpla con los requisitos legales, y entonces pasar a una fase del Congreso, y que, aunque no está normando, se permita reencaminar el proceso.

“Repetir el proceso podría ser una opción; sin embargo, habría que ver si hay un camino legal para poderlo hacer y en este caso una garantía constitucional. Es un escenario no previsto en la ley, por lo que sería correcto implementar medidas en el Congreso para tratar de legitimar de mejor forma el proceso de este mal paso”, dijo el experto.

Añadió: “Se deben tomar medidas para que esto no suceda, la experiencia es que el Congreso lo vuelva una discusión política separada de los procesos técnicos, para depurar el proceso en la forma en la que se esperaría”.