El mensaje de EE.UU. para quienes buscan llegar al Parlacén y así bloquear procesos de extradición

Alto funcionario de Estrados Unidos se pronuncia sobre el actuar de algunas personas que buscan blindarse de la justicia llegando al Parlacén.

El Parlamento Centroamericano descartó el 28 de julio la juramentación como diputados a los hermanos Martinelli Linares. (Foto HemerotecaPL)
El Parlamento Centroamericano descartó el 28 de julio la juramentación como diputados a los hermanos Martinelli Linares. (Foto HemerotecaPL)

El subsecretario interino de la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado de EE. UU., Michael Kozak, se refirió este martes 28 de julio al actuar de algunas personas que pretenden llegar al Parlamento Centroamericano (Parlacén) para protegerse de procesos judiciales en su contra, incluso, para evitar una eventual extradición a ese país.

Kozak escribió en su cuenta oficial de Twitter @WHAAsstSecty que a personas que están dentro de ese Parlamento lo utilizarían como una defensa para proteger a “criminales” que son reclamados por la justicia de su país, principalmente por actos de corrupción.

“A individuos dentro del @PARLACEN les gustaría usar la membresía como un escudo para bloquear la extradición a EE. UU. de criminales imputados. Hacerlo dañaría el estado de derecho y promovería la impunidad en la región. Estamos #UnidosContraLaCorrupción”, señala el twitter de Kozak, el cual fue replicado por la Embajada de Estados Unidos en Guatemala.

Caso Martinelli

El mensaje de Kozak fue emitido horas después de que se diera a conocer que la directiva de la bancada de Panamá ante el Parlacén no tomará juramento como diputados suplentes del ente a los hijos del expresidente panameño Ricardo Martinelli, detenidos en Guatemala a petición de EE.UU., que los acusa de presunto lavado de dinero vinculado a la constructora Odebrecht.

Así lo informó a través de una carta enviada a la presidenta del Parlacén, Nadia Lorena de León, el vicepresidente de la Junta Directiva por el Estado de Panamá, Gilberto Succari, diputado del gobernante Partido Revolucionario Democrático (PRD) de Panamá, y el secretario, Cirilo Salas, del Partido Popular.

Ricardo Alberto y Luis Enrique Martinelli Linares fueron arrestados en Guatemala el pasado 7 de julio con fines de extradición a Estados Unidos, e intentan deshacer su detención demostrando que gozarían de inmunidad diplomática por haber sido elegidos diputados suplentes del Parlacén en los comicios de mayo de 2019 por los partidos panameños Cambio Democrático (CD) y Alianza.

Para mayo de 2019 ambos hermanos ya habían salido de Panamá, donde son buscados por la Justicia tanto por su presunta vinculación con el pago de sobornos de Odebrecht como con una trama local del mismo esquema conocida como Blue Apple.

Así, los hermanos Martinelli Linares no han sido juramentados por el Parlacén, por lo que de acuerdo con diversas fuentes no cuentan con inmunidad como parlamentarios.

Por ello pidieron el pasado 10 de julio al Parlacén su juramentación, algo que, según el reglamento interno, pueden hacer por la vía excepcional los “integrantes de junta directiva del Estado respectivo”, en este caso los diputados Succari y Salas.

“Este asunto amerita de la fina caracterización de nuestras actuaciones y que estas estén revestidas de plena legalidad. Basados en ese principio, nos permitimos informarles que como directivos no procederemos con la juramentación referida”, expresaron Succari y Salas en la carta dirigida a la presidenta del Parlacén.

En ese mismo sentido se expresaron los diputados de los partidos opositores guatemaltecos Semilla, Unidad Revolucionaria Nacional Guatemalteca -URNG- y Winaq, que argumentaron que juramentar a los hermanos Martinelli Linares “en estas circunstancias pretende que ellos eludan sus responsabilidades judiciales en el ámbito penal”.

En redes sociales panameñas se repiten peticiones para sacar a Panamá del Parlacén, que es visto por sectores nacionales como un organismo inoperante pero que puede favorecer la impunidad.

Ese mismo lunes, la defensa de los hermanos Martinelli Linares solicitó su “liberación inmediata” de la cárcel guatemalteca en la que se encuentran mediante un proceso de exhibición personal ante un juez de paz, al sostener que gozan de inmunidad por ser parlamentarios regionales suplentes.