Finalizan las conclusiones en el caso IGSS Pisa Chiquimula

Juezas del tribunal les brindarán la palabra a cada sindicado en septiembre próximo y después se tomarán “varios días” para analizar las pruebas y emitir su sentencia.

Otto Fernando Molina Stalling, hijo de la magistrada judicial Blanca Stalling, está señalado. (Foto Prensa Libre: Erick Avila)
Otto Fernando Molina Stalling, hijo de la magistrada judicial Blanca Stalling, está señalado. (Foto Prensa Libre: Erick Avila)

El último abogado en argumentar fue Harry Samayoa, quien defiende al doctor Jorge Mario López Pellecer. Durante su argumentación hizo ver supuestos errores de la investigación del caso IGSS Pisa Chiquimula, un supuesto fraude al Seguro Social por la atención de enfermos renales.


 
“Las actas de allanamiento y secuestro son ilegales. Todas lo son. No cumplieron con los requisitos de ley. Esto es simple, nada de lo que incautaron de los allanamientos ilegales tiene sustento en este debate”, mencionó Samayoa.
 
“Señoras juezas acá no hay delito. Se demostró que ni existe asociación ilícita ni existió el fraude”, añadió el defensor.
 
Uno de los ejemplos que utilizó Samayoa se centró a que en la acusación del Ministerio Público (MP) y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig) es que el procesado López Pellecer “mostró el edificio de Chiquimula”.
 
El abogado cuestionó: “En dónde está la fecha en la acusación. No se mostró dónde, cuándo y cómo sucedieron los hechos”.

Se queja

El expresidente del Banco de Guatemala (Banguat) Julio Suárez, uno de los 21 sindicados, se quejó al finalizar la audiencia. “Esto ha sido duro y triste”, mencionó. 

Agregó: “La experiencia ha sido triste y dura. Por un lado se tiene el apoyo de la familia,  pero por el otro no se tiene una sensación de insatisfacción por el trabajo del sistema de justicia, en donde los procesos son muy lentos”.

Se acerca el final

El Tribunal Undécimo Penal, que preside Morelia Ríos, fijó para el 6 de septiembre próximo concederle la palabra a cada sindicado para que haga su última petición.
 
Después se tomarán “varios días” para analizar las pruebas y citarán a las partes para leer la sentencia.
 
Este debate ya tiene un año y dos meses.

Juan de Dios de la Cruz Rodríguez López, expresidente del IGSS. (Foto Prensa Libre: Erick Avila)

Investigación 

La Fiscalía y la Cicig reveló en 2015 que Pisa accedió a dar 16 por ciento de Q116 millones en concepto de sobornos para que el seguro social le diera el contrato para servicios de diálisis peritoneal de la Unidad Nacional de Atención al Enfermo Renal Crónico.
 
Durante el debate se supo que hubo querellantes que aceptaron una indemnización de Pisa para desligarse del caso, pero la Fiscalía continuó la acusación.
 
Se estima que en el país se suman cada año mil 500 casos de insuficiencia renal.

Piden condenas

Luego de 80 audiencias y casi un año de juicio, el Ministerio Público (MP) pidió cárcel para los acusados y multas de hasta Q300 mil.
 
El jefe de la Feci, Juan Francisco Sandoval, pidió  para Juan de Dios de la Cruz Rodríguez López, expresidente del IGSS, y al resto de integrantes de la Junta Directiva del seguro social, una pena de 15 años de prisión por el delito de fraude con el agravante de ser funcionarios públicos.
 
A Otto Fernando Molina Stalling, exasesor del IGSS e hijo de la magistrada separada del cargo, Blanca Stalling, el MP pidió una condena de 15 años por asociación ilícita y cobro ilegal de comisiones y una multa de Q300 mil.

Contenido? relacionado

Juicio del caso Botín en el Registro de la Propiedad cumple un año

Actual sistema de justicia solo resuelve el 30% de los casos