Tribunal absuelve por mayoría a Mauricio Rodríguez Sánchez del delito de genocidio

El Tribunal de Mayor Riesgo B, que preside María Castellanos, determinó que sí hubo delito de genocidio y contra los deberes de la humanidad contra el pueblo ixil, pero absolvió por mayoría al general retirado Mauricio Rodríguez. 

General retirado Mauricio Rodríguez Sánchez, durante la sentencia. (Foto Prensa Libre: Estuardo Paredes)
General retirado Mauricio Rodríguez Sánchez, durante la sentencia. (Foto Prensa Libre: Estuardo Paredes)

El tribunal explicó que no encontró indicios de la participación directa del general retirado y que, además, este no podía impartir órdenes por el cargo y el grado que tenía en el Ejército durante el período en el que ocurrieron los hechos. 


Los jueces explicaron que, de acuerdo con el marco jurídico nacional e internacional, y según las pruebas periciales, se determinó que sí se cometieron los delitos de genocidio y de deberes contra la humanidad en el pueblo ixil en el año 1982; sin embargo, por mayoría, determinaron que Rodríguez Sánchez no participó en los hechos contra los pobladores y que tampoco hay indicios de que este haya sabido de lo que estaba pasando en las áreas mencionadas.  

“El sindicado no podía impartir órdenes por el cargo y el grado que tenía en el Ejército”, dijo el juez Jaime González, al explicar la no culpabilidad del general retirado en los hechos ocurridos del 23 de marzo de 1982 al 31 de julio de 1983.
 
La jueza Sara Yoc, quien emitió el voto disidente, argumentó que, como jefe en ese entonces de la segunda unidad de inteligencia del Ejército, era imposible que el general retirado no supiera de “las atrocidades” que se estaban cometiendo contra el pueblo ixil. 

“Para mí debió ser condenado a 30 años de prisión por cada delito”, dijo Yoc al concluir su argumentación. 

En 2013 se realizó un debate y a Rodríguez Sánchez fue absuelto de los cargos debido a que “no se demostró” su responsabilidad en la cadena de mando por haber sido jefe de inteligencia. En ese juicio fue condenado a 80 años de cárcel el difunto general retirado José Efraín Ríos Montt, aunque el fallo fue anulado 10 días depués por la Corte de Constitucionalidad.

“Por la gracia de Dios se comprobó una vez más mi inocencia”, declaró el general retirado, mientras un grupo de personas le gritaba “asesino” y “sí hubo genocidio”. 

Respecto del voto de la jueza disidente, Sara Yoc, Rodriguez expresó que “nunca podemos estar de acuerdo todos”. 

El general retirado reacciona después de escuchar la sentencia. (Foto Prensa Libre: Estuardo Paredes)

“Les pido mi libertad”

Por la tarde y durante 35 minutos, el general retirado José Mauricio Rodríguez Sánchez había declarado su última petición a los jueces del Tribunal de Mayor Riesgo B en el final de la repetición del debate por delitos contra deberes de la humanidad y genocidio.

“Les pido que me den mi libertad, no existe una sola prueba donde ordené ir a matar. Los planes de campaña del Ejército eran para apoyar a la población”, declaró el militar de 73 años.

“Era un teniente coronel y no me podía ir a meterme a los cuarteles a decirle a mis superiores, coroneles y generales que hicieran esto o aquello”, explicó Rodríguez Sánchez para refutar la acusación que hizo el Ministerio Público (MP) por la muerte de mil 771 ixiles.

Rodríguez Sánchez enfatizó: “No tengo perfil de asesino. Me duelen estos siete años que estado en este proceso. En los elevadores me han gritado asesino y genocida”.

Al final el militar conversó con líderes indígenas y dijo: “El Tribunal nos dio la intevención a las dos partes, sea cual sea la sentencia, en mi caso, quiero que me absuelvan de todo”.

Megasala

Los jueces, María Castellanos, Sara Yoc y Jaime González declararon por finalizado el debate al haber diligenciado todas las pruebas, entre ellas el testimonio de 69 personas, familiares de las víctimas y más de 600 documentos.

Lea también: Juez deja en arresto domiciliario al exmagistrado Charchal

El general retirado, José Mauricio Rodríguez Sánchez, hizo su última petición antes de la sentencia por genocidio. (Foto Prensa Libre: Esbin García)

Solicitaron 80 años de cárcel

Por el delito de genocidio el Ministerio Público solicitó la pena de 50 años de cárcel y 30 por delitos contra deberes de humanidad.

“La temporalidad de los hechos quedó demostrada”, argumentó el fiscal Erick De León y recordó el nombramiento de Rodríguez Sánchez como director de inteligencia militar del 23 de marzo de 1982 al 31 de julio de 1983.

Contenido relaciona?do

>Jueza Dardón abandona el juzgado donde estuvo el fin de semana
>La CSJ tiene nuevo presidente: Néster Vásquez

>Investigan la muerte de lideresa de Nebaj