Gobernación deja sin vigencia cuestionada fundación 

El ministerio de Gobernación derogó el acuerdo que dió vida a la Fundación contra el Terrorismo Mediático, entidad que ha sido ampliamente cuestionada por su injerencia directa en la Libre Emisión del Pensamiento. 

Publicado el
El ministro de Gobernación anuncia la derogación del acuerdo que dió vida a la Fundación contra el Terrorismo Mediático. (Foto Prensa Libre: Joel Suncar)
El ministro de Gobernación anuncia la derogación del acuerdo que dió vida a la Fundación contra el Terrorismo Mediático. (Foto Prensa Libre: Joel Suncar)

El ministro Mauricio López Bonilla en conferencia de prensa confirmó la derogación del acuerdo 163-2015 y con esto pierde vigencia legal la entidad que tiene dos acciones de inconstitucionalidad por la violación de Derechos fundamentales. 

La derogación obedece a que se admitió un recurso de reposición, presentado por la Fundación contra el Terrorismo, señalando que el nombre de la segunda entidad causaba confusión, por la similitud en el nombre.

El recurso, según López Bonilla fue admitido y el próximo lunes se estará publicando la derogación en el Diario de Centro América para que cobre vigencia. 

Con lo anterior las dos acciones presentadas ante la CC por la Procuraduría de Derechos Humanos y la Cámara Guatemalteca de Periodismo, quedan sin materia.

López Bonilla no descartó que se vuelva a recibir en solicitud la creación de la misma entidad ahora derogada porque “como ministerio se está abierto a todo tipo de solicitudes”. 

Agregó: “Seremos más cuidadosos al momento de aprobar nuevas fundaciones”.

Cuestionada entidad 

Desde el momento que trascendió la creación de la Fundación contra el Terrorismo Mediático, Prensa Libre alertó del peligro que ésta entidad representaba para la Libertad de Expresión y la Libre Emisión del Pensamiento. 

La Procuraduría de Derechos Humanos también se unió al rechazo de la fundación y presentó ante la Corte de Constitucionalidad una acción contra la entidad, la cual fue admitida. 

Los argumentos por los que la PDH había accionado contra la fundación era que esta tenía poder para controlar a los Medios de Comunicación y el equipo jurídico del ministerio de Gobernación debió hacer la salvedad de cuál era el fin de la Fundación antes de aprobarla.

La Cámara Guatemalteca de Periodismo también presentó un recurso contra la entidad y la Asociación de Periodistas de  Guatemala manifestó el apoyo a la medida jurídica emprendida por la PDH. Todos alertando del riesgo que se corría al tener una entidad con poder de censurar la libre expresión. 

Dudas desde su génesis

La forma en que se aprueba y publica el acuerdo causa dudas sobre sus objetivos y finalidades reales. Además, porque en su objetivo fundamental incluye “la defensa del orden público y la lucha contra las informaciones de todo medio de comunicación que demeriten la dignidad y derechos de la persona humana”.

4690029e-adec-42b1-a193-0ed2953845bc_749_499.jpg
Sede de la Fundación contra el Terrorismo Mediático, según dirección reportada ante el Mingob en la zona 1. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Luego de la publicación del acuerdo ministerial, la vicepresidenta de esta fundación, Gloria Elizabeth Conde López, declaró que en “ningún” momento su misión busca atacar a la Prensa, pues su objetivo es asesorar a las personas que sean víctimas de violencia en determinado momento, y aseguró que no tiene “nexo con el Gobierno”.

López Conde también confirmó que la dirección dada por Gobernación (7a. avenida 20-12, zona 1) es la registrada. Sin embargo, por problemas de espacio para estacionamiento está en búsqueda de una nueva sede.

“Yo soy una ciudadana normal; me gradué, soy politóloga y siempre he trabajado por el servicio ciudadano. Incluso pertenezco a la Asociación de Protección al Ciudadano”, afirmó, vía telefónica.