Investigadores de PNC serán capacitados para mejorar manejo de escenas criminales

La Policía Nacional Civil (PNC) tendrá un nuevo edificio en donde estará la Escuela de Especialidades Policiales (EEPOL) en la zona 6, para capacitar a oficiales e investigadores en especialidades forenses.

EEPOL también tendrá disponible un laboratorio para levantamiento y análisis de huellas dactilares. Foto Prensa Libre: Óscar Rivas
EEPOL también tendrá disponible un laboratorio para levantamiento y análisis de huellas dactilares. Foto Prensa Libre: Óscar Rivas

El inmueble está en una finca de la PNC de zona 6, que alberga también a la Academia de la fuerzas de seguridad, la Escuela de Formación Para Oficiales de Policía (ESFOP) y la Subdirección General de Análisis de Información Antinarcótica (SGAIA), entre otras especialidades policiales.

Para llegar al lugar hay que recorrer al menos 500 metros desde la entrada de la Academia de la Policía, se atraviesa el trayecto que conduce por sus aulas, las habitaciones y el comedor, hasta llegar a la EEPOL. Próximamente tendrá una entrada por la Avenida La Pedrera.

Edwin Ardiano, subdirector general de Estudios y Doctrina de la PNC, explicó que, en la nueva escuela tecnificarán a los integrantes de las unidades especializadas como: SGAIA, la División de Seguridad Turística (DISETUR), la División de Puertos, Aeropuertos y Puestos Fronterizos (DIPAFRONT), la División de Fuerzas Especiales (DIFEP), Inspectoría General (IG), entre otras.

La inauguración de la nueva sede policial será realizada con el apoyo y financiamiento de la Agencia de Cooperación Internacional de Corea (KOICA) aproximadamente a mediados de abril próximo.

Capacitaciones para personal

La PNC ya cuenta con varias especialidades de investigación criminal como: lofoscopia, fotografía forense, digital forense, análisis telefónico, entre otros; no obstante, la institución busca que su personal sea capacitado en temas legales, criminalísticos, entre otros.

Actualmente, la PNC tiene personal capacitado para que procese escenas de robo en una vivienda, para que pueda levantar huellas dactilares en un lugar donde localizaron el cadáver de una persona o donde fue violentado sexualmente alguien.

Roxana Alvarado, es una de las expertas en lofoscopia de la PNC, desde hace más de 15 años trabaja en la identificación de personas mediante el análisis de las huellas dactilares. Además, realiza el levantamiento de huellas en una escena del crimen. Alvarado es la coordinadora del Sistema de Automatizado de Identificación de Huellas Dactilares (AFIS) de las fuerzas de seguridad.

 

Rony Espinoza, director adjunto de las fuerzas de seguridad, explicó que los policías que deseen profesionalizarse en estas especialidades deberán acudir a las convocatorias que publique la institución. Añadió que los cursos generalmente son impartidos en tres meses y serán dados por los instructores de la Policía.

“Tenemos especialistas en dactiloscopia u otras especialidades que pueden trasladar sus conocimientos a los efectivos policiales”, agregó el comisario.

Informes más completos

Ardiano explicó que los especialistas recibirán capacitaciones en grafotecnia, balística, dactiloscopia, lofoscopia, informes técnicos forenses, cibercrimen, análisis de video y fotografía forense, análisis de contaminantes ambientales, análisis forenses antinarcóticos, preservación y manejo de indicios en las escenas de crimen y otras especialidades.

Sin embargo, con la implementación de las capacitaciones buscan que el personal pueda entregar sus informes más completos, de forma técnica, científicos y jurídicos ante el Ministerio Público (MP), indicó Espinoza.

El inmueble está en una finca de zona 6 de la PNC que, acondiciona las sedes de varias especialidades policiales. Foto Prensa Libre: Óscar Rivas
El inmueble está en una finca de zona 6 de la PNC que, acondiciona las sedes de varias dependencias policiales. Foto Prensa Libre: Óscar Rivas

“Ellos (los policías e investigadores) finalmente preparan un informe al Ministerio Público y los fiscales se lo proponen al juez. Queda en manos del juzgador valorar esos peritajes, para que los especialistas finalmente defiendan su tesis obtenida del análisis que efectuó. Con estos estudios se logran sentencias porque son pruebas técnicas científicas”, dijo el director adjunto.

Simulaciones de escenas de crimen

El edificio no ha sido entregado, ya que, falta parte del equipamiento que entrega Koica y por ese motivo será inaugurado hasta el mes próximo. La nueva sede policial mide 2 mil 494.33 metros cuadrados y es de dos niveles.

Prensa Libre realizó un recorrido en la sede policial y confirmó que las instalaciones tendrán dos laboratorios de computación con 32 computadoras cada uno, un auditórium, al menos nueve oficinas administrativas, un salón de conferencias, un laboratorio forense, un salón para simulaciones de escenas de crímenes y cuatro salones de clases con capacidad para 32 personas cada uno.

El nuevo edificio de EEPOL tiene un salón para simular escenas de crimen, para que los oficiales e investigadores sepan como conservar mejor los indicios que encuentren en los lugares. Foto Prensa Libre: Óscar Rivas
El nuevo edificio de EEPOL tiene un salón para simular escenas de crimen, para que los oficiales e investigadores sepan como conservar mejor los indicios que encuentren en los lugares. Foto Prensa Libre: Óscar Rivas

Además, un centro de monitoreo con más de 30 cámaras de seguridad, una comedor, un dormitorio para mujeres que está equipado con 38 camas y 38 casilleros, mientras que, el cuarto de los hombres está acondicionado con 92 camas y 92 casilleros.

Asimismo, en la entrada de las dos habitaciones hay una cámara, tienen también las regaderas y los baños en el mismo dormitorio. Las cámaras están instaladas en todo el complejo.

En el segundo nivel están acondicionados los dormitorios, algunas oficinas administrativas y el despacho del director que también cuenta con un monitoreo de cámaras y una sala de reuniones.

Koica explicó que el proyecto de construcción del inmueble viene desde hace cinco años, ya que, en 2015, Gobernación se postuló a un trabajo de cooperación y se destinó que se mejorarían las capacidades técnicas y profesionales a mediano y largo plazo de la PNC.

Además, indicó que la cooperación busca capacitar y tecnificar a funcionarios guatemaltecos en cuatro temas principales: medio ambiente, seguridad, salud y administración pública.

El despacho del director de la EEPOL cuenta también con un centro de monitoreo de cámaras y una sala de reuniones. Foto Prensa Libre: Óscar Rivas.
El despacho del director de la EEPOL cuenta también con un centro de monitoreo de cámaras y una sala de reuniones. Foto Prensa Libre: Óscar Rivas.

La Agencia de Cooperación ha destinado US$4 millones para ejecutar el proyecto, los cuales están distribuidos en US$1 millón 230 mil en la construcción del edificio, US$830 mil en su equipamiento, US1 millón 230 mil en capacitaciones y entrenamientos de la administración del programa y US$82 mil en gastos administrativos como licitaciones, permisos aduaneros, notificaciones de prensa, entre otros.

Asimismo, Gobernación realizó una inversión de Q6 millones 405 mil 512 por la provisión del terreno, licencias, instalación de servicios básicos como agua y electricidad y contratación del personal para que efectuara estos trabajos.

Procesamiento de escena

Fanuel García, director del Instituto Nacional de Ciencias Forenses de Guatemala ((Inacif), explicó que desde su creación la institución tiene el mandato de crear pruebas científicas forenses en casos judiciales por solicitud del MP.

El nuevo edificio también estará equipado con laboratorios para procesar los indicios que encuentren los policías en las escenas; sin embargo, García aclaró que dichos elementos tendrán que ser enviados al Inacif para generar los dictámenes científicos de campo.

Además, indicó que la PNC no puede desarrollar dicha pruebas, porque estarían retrocediendo a la “época en dónde los órganos de investigación, tanto de Ministerito Público como Policía desarrollaban su propia prueba científica, así como el Organismo Judicial”, aunque estén equipados y tengan la capacidad para realizarlas”, afirmó el director del Inacif.

Agentes de la PNC y fiscales de Ministerio Público resguardan la escena de un crimen en Jalapa. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Para Julia Barrera, portavoz del Ministerio Público, las pruebas de campo que efectúe los agentes conforme a las tecnificaciones que reciban serán importantes, ya que, en delitos de narcoactividad con apoyo de la Dirección de Investigaciones Criminalísticas (Dicri) podrán “documentar las sustancias ilícitas” y también procesar las erradicaciones de droga.

“El procesamiento es facultad del Ministerio Público, pero el apoyo que PNC brinda es primordial para la preservación de toda la escena de un hecho criminal por los indicios que pueden existir en el lugar”, añadió la vocera.