Juan Carlos Monzón: Soy el eslabón que el MP necesita para cerrar esta investigación

“Usted no tiene idea de la capacidad que aún tienen para hacerme callar”, dijo Juan Carlos Monzón al  juez del caso La Línea, Miguel Ángel Gálvez este lunes durante su comparecencia.

Juan Carlos Monzón estuvo prófugo 172 días, el MP lo señala de ser uno de los cabecillas La Línea. (Foto Prensa Libre: E. Paredes)
Juan Carlos Monzón estuvo prófugo 172 días, el MP lo señala de ser uno de los cabecillas La Línea. (Foto Prensa Libre: E. Paredes)

Monzón se entregó este lunes a primera hora y se presentó ante el juez de Mayor Riesgo A Miguel Ángel Gálvez, que al final de la jornada dictó medidas de seguridad para él y su familia y lo envió a prisión preventiva a la cárcel Pavoncito, en Fraijanes.

Monzón Rojas, se entregó este lunes a la justicia tras 172 días de permanecer desaparecido. La Policía Nacional Civil, ofrecía una recompensa de Q100 mil por información que llevara a su captura

El Ministerio Público le imputa a Monzón Rojas los delitos de asociación ilícita, caso especial de defraudación aduanera y cohecho pasivo. La audiencia continuará este martes a las 9 de la mañana.

Monzón negó ser el cabecilla de La Línea y explicó que en la política nadie se puede saltar al jefe. “En ese gobierno –Partido Patriota– no se hacía nada, sin el conocimiento ni la aprobación de ninguno de los dos –Pérez Molina y Baldetti–, en mi caso, sin el conocimiento de la vicepresidenta”.

Revelaciones

Dijo que decidió hablar después que el expresidente Pérez Molina y el abogado de Baldetti, lo señalaron de ser el cabecilla de La Línea. Monzón negó ser la cabeza de la estructura delictiva.

Juan Carlos Monzón dijo que habló por considerarse el eslabón que el Ministerio Público (MP), necesita para cerrar la investigación del caso La Línea.

En su primera declaración se refirió a Salvador Estuardo González, alias Eco. “Reconozco que Salvador Estuardo González Álvarez  dijo la verdad, lo que dijo es lo que sabe, la otra mitad la tengo yo”.

En el desarrollo de la audiencia el MP y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), presentaron una serie de escuchas telefónicas al juez que justifican la imputación contra Monzón Rojas.

Monzón aceptó haber hablado con Carlos Muñoz una sola vez por requerimiento de Baldetti y negó que mantuviera una comunicación constante y darle instrucciones al entonces jefe de la SAT.

Baldetti y Juan Carlos Monzón

El 19 de abril último, tres días después de que el caso La Línea salió a la luz pública y que Monzón desapareció, Baldetti retornó a Guatemala y respondió pocas preguntas de la Prensa, y no dejó en claro qué día regresó. En cambio, insistió en que Monzón la había acompañado a Corea porque él tenía interés de aprovechar el viaje para asuntos privados de sus empresas en Asia, lo cual aceptó Baldetti pero que lo hiciera después de que cumpliera con el acto oficial.

“Lo llamé, le dije: estás destituido como secretario privado. Te exijo que regreses lo antes posible a ponerte a disposición de los tribunales de Guatemala y que no sea más de 24 o 48 horas para ello, por tu familia y por la confianza que te di por estos años”, recordó Baldetti que le dijo a Monzón ya había desaparecido de Corea.

“¿Qué me iba a imaginar yo que mientras me imponían una toga yo tenía que investigar al otro -Monzón- que tenía a la par hasta dónde iba a dormir? No me lo hubiera imaginado jamás”, aseguró en esa conferencia de prensa.

Monzón y Eco

La semana pasada, Salvador González, alías Eco, dijo al juez del que coordinar la estrategia del fraude con Juan Carlos Monzón, entonces secretario privado de Baldetti y señalado como el cerebro de la estafa.

González Álvarez detalló que Monzón recibía un 65 por ciento “de la cola” que se cobraba para agilizar los trámites aduaneros, para que él se encargara de hacer la distribución de las ganancias.

“Un 50 por ciento era para el presidente y la vicepresidenta, un cinco por ciento para Juan Carlos Monzón y un 2 por ciento era mío. No me voy a poner a explicarle que al principio no lo tenía y que lo recibí de último”, manifestó.

Aunque afirmó que nunca le entregó dinero en efectivo a Baldetti o Pérez Molina, aseveró que le consta que el 50 por ciento era para ellos, lo cual le quedó comprobado en una de las reuniones que sostuvo con Monzón.

“Obviamente no dice el nombre de ellos, pero así está dividido, en los documentos que están en mi computadora lo podrán ver”, aseguró.

Eco también dijo que estaba dispuesto a cualquier careo con todas las personas que mencionó durante su declaración.