Juez decidirá si citar o capturar a Pérez Molina

El presidente Otto Pérez Molina permanecerá al frente del Gobierno, a menos que se le dicte prisión preventiva en un eventual proceso que se siga en su contra, aunque su abogado dijo que el mandatario se pondrá a disposición con el afán de evitar una orden de captura.

Otto Pérez será investigado por su supuesto liderazgo en la estructura La Línea. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Otto Pérez será investigado por su supuesto liderazgo en la estructura La Línea. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Luego de que el Congreso retiró ayer la inmunidad de funcionario a Pérez Molina, se hizo posible que el Ministerio Público (MP) y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig) investiguen al mandatario por supuestos vínculos con la red de defraudación aduanera denominada La Línea.

Una vez el juzgado que controla el expediente sea notificado sobre el retiro de la inmunidad del mandatario, la judicatura quedará pendiente de cualquier solicitud de la Fiscalía, ya sea citar o capturar a Pérez Molina para que comparezca a una audiencia de primera declaración.

El caso por defraudación aduanera es controlado por el juez Miguel Ángel Gálvez, quien dirige el Juzgado Primero B de Mayor Riesgo, quien el pasado 26 de agosto ordenó que la ex vicepresidenta Roxana Baldetti esté en prisión preventiva.

Escenarios

El abogado César Calderón, defensor del mandatario, dijo que la primera acción que dirigirá será entregar un memorial al juzgado, en el cual se haga del conocimiento de Gálvez que Otto Pérez Molina se pone a disposición de la justicia, con el objetivo de evitar que se ordene su aprehensión.

“Estamos conscientes de que el hecho de ofrecer que el presidente se pone a disposición de la justicia no anula la posibilidad de que se gire su captura, porque lo que se quiere es hacer un espectáculo de este caso”, dijo Calderón.

Calderón no descartó que luego de una audiencia de indagatoria, Pérez Molina pueda ser beneficiado con el archivo del expediente por falta de mérito a los cargos que se hacen en su contra, y quedar en libertad.

El abogado penalista David Pineda, al referirse al caso, dijo: “Será decisión del MP si lo va a capturar o lo cita para una audiencia de primera declaración. Son los dos únicos caminos que tiene”, aseguró.

El profesional añadió: “Si él fuera citado a primera declaración y en esa diligencia le dictaran auto de procesamiento, pero no auto de prisión preventiva, puede seguir ejerciendo su cargo. Pero si le dictan auto de prisión preventiva, tiene que dejar el ejercicio de su función de forma inmediata. La Ley de Antejuicio así lo establece”, explicó.

El penalista Francisco Gallardo subrayó: “Ahora enfrentará un proceso como cualquier persona común y corriente, como cualquier ciudadano, y estaría en manos de la justicia común. Hay que esperar que este trámite continúe. Ahorita lo que se está autorizando es que el MP realice la investigación y que un juez de Primera Instancia tenga el control jurisdiccional sobre la investigación”, enfatizó.

Comprobar culpa

El abogado constitucionalista Carlos Molina Mencos aseguró que el mandatario es inocente hasta que se pruebe su culpabilidad ante un juez.

“Los que lo acusen deben probar, sin lugar a dudas, la culpabilidad de esa persona, debido a que es una garantía constitucional de toda persona”, expresó Molina Mencos.

El entrevistado consideró que existe la posibilidad de que Pérez Molina deje el cargo luego de que se ordene auto de procesamiento en su contra.

“Al ser ligado a proceso, deberá dejar el cargo de presidente de la República, porque al estar siendo procesado él ya no podrá atender sus funciones como corresponden, por estar pendiente de su proceso judicial”, dijo.

El analista del Instituto de Problemas Nacionales de la Universidad de San Carlos Lizandro Acuña indicó que al declarar el Congreso con lugar a formación de causa, el presidente sigue y permanece en el cargo, desempeñándose como mandatario, aunque careciendo de la legitimidad y del apoyo de la población.

“La Ley establece que se cesa en su función o empleo a la persona cuando se emite un auto de prisión preventiva por un juez competente, y eso llevaría su tiempo, y aun así, estaríamos hablando que hasta que se emita una sentencia condenatoria él sería separado definitivamente del cargo de presidente, porque se puede alegar el principio de presunción de inocencia”, afirmó Acuña.

El MP informó que el juzgado que controla el caso contra el mandatario decretó el arraigo de Pérez Molina, como medida precautoria para asegurar su permanencia en el país.

El gobernante —quien según su vocero no descarta el escenario de una renuncia— es señalado por asociación ilícita, cohecho pasivo y caso especial de defraudación tributaria.