Jueza Yassmin Barrios recibe premio a la valentía

Por haber presidido el juicio contra el general José Efraín Ríos Montt y darle voz a indígenas ixiles, la jueza presidenta del Tribunal Primero de Mayor Riesgo A, Yassmin Barrios, recibió ayer en Washington DC, de manos de Michelle Obama, esposa de Barack Obama, el premio anual Mujeres con Valentía, que fue entregado a otras nueve mujeres de todo el mundo.

La jueza Yassmin Barrios recibe el premio a mujeres valientes, en Washington DC.
La jueza Yassmin Barrios recibe el premio a mujeres valientes, en Washington DC.

Barrios pasó a ser mundialmente conocida cuando el 10 de mayo del 2013 leyó la sentencia que condenaba a 80 años de prisión a Ríos Montt, jefe de Estado de facto entre 1982 y 1983, al ser hallado culpable de la muerte de mil 771 indígenas ixiles en Quiché.

Sin embargo, 10 días después de esa sentencia histórica, la Corte de Constitucionalidad, máximo tribunal del país, anuló el fallo por errores durante el proceso, y ordenó un nuevo juicio, que en principio se celebrará en enero del 2015.

Voz a indígenas

La subsecretaria de Estado de los Estados Unidos para Gestión y Recursos, Heather Higginbottom, manifestó durante la ceremonia que al haber presidido el proceso contra Ríos Montt, Barrios “dio voz a miles de indígenas ixiles” en Guatemala y también “proporcionó un precedente legal importante para casos de genocidio en todo el mundo”, dijo la funcionaria.

Añadió justo antes de que Obama entregara el premio a Barrios que “la jueza ha construido su carrera analizando algunos de los casos más difíciles de su país, como los que lidiaban con corrupción a altos niveles de Gobierno o el crimen organizado”.

Junto con la jueza de Guatemala, el Departamento de Estado premió a mujeres de Afganistán, India, Arabia Saudita, Mali, Zimbabue, Fiji, Tayikistán, Georgia y Ucrania, en una ceremonia que se celebra cada año desde el 2007.

También de Ucrania

La galardonada de Ucrania es Ruslana Lyzhychko, una cantante ganadora del festival musical de Eurovisión que en noviembre del 2013 se convirtió en una de las líderes del movimiento EuroMaidán en Kiev, donde los tres meses de protestas desembocaron en la caída del gobierno de Víktor Yanukovich.