Muerte de Luz María: Responsable podría purgar 50 años de prisión

El debate oral y público se detuvo en las últimas dos semanas y se retomará el próximo martes 23 de agosto, en el que se prevé la exposición de peritajes y testimonios

Publicado el
Caso Luz María López
Jorge Rafael Zea Mejía enfrenta juicio por la muerte de su esposa, Luz María López. (Foto: Hemeroteca PL)

El Tribunal Segundo de Sentencia Penal de Femicidio ha desarrollado hasta el momento cuatro audiencias en el juicio por la muerte de Luz María López Morales, investigadora criminalística del Ministerio Público (MP) y como principal sospechoso es señalado su esposo, Jorge Rafael Zea Mejía, quien podría ser castigado con 50 años de prisión.

En el desarrollo de las audiencias fueron presentados peritajes fundamentales, entre estos los resultados de la necropsia, los cuales refuerzan la acusación de la Fiscalía contra el delito de Femicidio del MP a cargo de Marlon Ordoñez Cordón.

El ente investigador cuenta con 270 medios de prueba que consisten en 230 documentos, 18 peritos, 22 testigos, prueba material, audiovisual y análisis telefónico, los cuales fueron admitidos en su totalidad.

La ley contra el femicidio y otras formas de violencia contra la mujer, en el artículo 6 regula el femicidio y en su último párrafo establece: la persona responsable de este delito será sancionada con pena de prisión de 25 a 50 años, y no podrá concedérsele la reducción de la pena por ningún motivo.

En las últimas dos semanas no se ha retomado el juicio derivado a que dos juzgadores dieron positivo a Covid-19, se espera que continúe el próximo martes 23 de agosto a las 9:00 horas. Dicho órgano jurisdiccional está integrado por Carlos Humberto Pacay Poou, Ana Margarita Leonardo Segura y Héctor José Rosales Marroquín.

Peritajes claves

El análisis científico concluyó que Luz María López recibió un golpe en la cabeza antes de morir y la causa principal de su defunción fue estrangulamiento. Además, se detalló que luego de su muerte, el cuerpo fue quemado en un 80%, lo que impidió que los peritos determinarán si había sufrido otras lesiones.

Otros análisis permitieron establecer que el plástico con el que se envolvió el cuerpo de Luz María López fue el mismo que tenía su cama, extremo que el Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) logró corroborar por medio de un emblema de la marca de la cama, que estaba impreso en el plástico y del que quedaron restos en un mueble que estaba en la residencia de la pareja.

La explicación de los análisis científicos se desarrolló a puerta cerrada, únicamente con la presencia del fiscal a cargo del proceso penal, peritos del Inacif, el acusado, los jueces y los padres de Luz María, quienes estuvieron acompañados de dos psicólogos.

Otros análisis

El perito del Inacif, Eduardo Alberto Morales Requena, explicó ante el jurado que analizó unos pedazos de cuerda que encontraron en el cuerpo de Luz María López y en la vivienda de la pareja, ubicada en un sector de Mixco, Guatemala.

Dichos restos de la cuerda coinciden con el mismo color y textura, lo que fortalece la hipótesis de que a Luz María le dieron muerte en la casa donde habitaba con su pequeña hija y su esposo. También examinó elementos químicos que se encontraron en un zipper y que podrían ser gasolina, lo que forma parte de las pruebas y sostiene la hipótesis de la fiscalía: que Zea Mejía intentó quemar el cuerpo de su esposa después de asesinarla.

El informe de la necropsia se fortaleció con otros dos peritajes, uno de estos fue presentado por otra especialista del Inacif, Stefany Elizabeth Colindres Jiménez, quien realizó las pruebas de luminol en la casa de la pareja, y se determina que en uno de los dormitorios había posibles restos de sangre.

Otro peritaje lo presentó Jeimy Alexandra Quan Lam, también del Inacif, su informe descarto la presencia de sangre, semen u otras sustancias dentro de una vivienda ubicada en Kaminal Juyú, en la zona 7 de ciudad, donde se creía en un inicio que podía haberse llevado el cuerpo de Luz María.

Con dichos análisis, el MP busca fortalecer la acusación y la hipótesis contra Zea Mejía, quien es señalado de haberle dado muerte dentro de la residencia que compartía con su pequeña hija.

Momentos desgarradores

El último jueves de julio de 2022, Ada Morales y Byron López, padres de Luz María enfrentaron momentos dolorosos al ver imágenes sensibles que evidenciaron el daño que sufrió su hija antes y después de su muerte.

En la sala de audiencias se instaló un proyector para exponer las fotografías sobre la pared del fondo del recinto judicial, además escucharon las conclusiones de los peritajes fundamentales. Ada Morales reconoció que “fue uno de los momentos más duros que me ha tocado enfrentar, pero lo hago porque quiero justicia” dijo.

El 26 de julio de 2022 Morales narró ante los tres jueces del tribunal que en enero de 2021 reconoció el cuerpo de su hija en la morgue del Inacif, y detalló que estaba quemada; que no tenía pelo ni uñas.

Sostiene su inocencia

De acuerdo con Rodrigo Arroyo abogado defensor, de Jorge Zea Mejía, refiere que “hay muchas deficiencias en el proceso, todos los medios de prueba son clásicos y se reúnen por diligenciamiento de un cadáver” y agregó que para establecer el tiempo estimado de muerte no se coincide con la tesis del MP.

“Jorge sostiene su inocencia y él estuvo en la fiscalía el día que ella desapareció” aseguró el defensor y considera que se enfrentan a un caso mediático en donde ya existen una sentencia social y agregó que en el desarrollo del juicio se enfrenta a un presión psicológica.

El profesional aseguró que presentará sus conclusiones con medios probatorios convincentes, con lo que buscará demostrar la inocencia de su patrocinado.

Los sucesos

Luz María López Morales fue reportada desaparecida el miércoles 20 de enero del año pasado y su cadáver fue hallado dos días después en una alcantarilla a pocos metros de un complejo judicial donde laboraba en la Dirección de Investigaciones Criminalísticas (DICRI) del MP; estaba asignada al programa Modelo de Atención Integral de Niñez y Adolescencia (MAINA), donde atendía a niñas, niños y adolescentes sobrevivientes de violencia. Su esposo fue capturado el 23 de enero del 2021 tras sospecharse de ser el responsable del crimen.

Fiscalía señala que Jorge Rafel agredió físicamente y asesinó a Luz María, posteriormente la envolvió en nylon, dejando su cuerpo en un tragante. Entre los hallazgos por parte Instituto Nacional de Ciencias Forenses, detalla que la causa de muerte fue “asfixia por estrangulamiento” lo que fortaleció la acusación contra Jorge por el delito de femicidio con agravio.

El expediente cuenta con indicios que determinan la agresión que sufrió Luz María antes de su muerte, la cual se cree que ocurrió el 19 de enero del 2021 en la vivienda que la pareja rentaba, en la zona 1 de Mixco, lugar donde se hallaron restos humanos producto de la combustión del cuerpo el cual fue arrastrado al patio del inmueble, según el MP.

Otra prueba fundamental fue el celular de la víctima, el cual siempre estuvo en poder Zea y la geolocalización marcó los sitios en donde permaneció, en la vivienda donde habría cometido el crimen y la casa de unos familiares que visitó después de abandonar el cuerpo de su esposa.

 

Fechas importantes

El 20 de enero de 2021 Luz María López Morales fue reportada desaparecida

El 22 de enero de 2021 su cadáver fue hallado en una alcantarilla en la zona 2 de la ciudad

El 23 de enero de 2021 arrestan a su esposo Jorge Rafael Zea Mejía, por su presunta responsabilidad del crimen

El 26 de julio 2022 se inició el juicio por la muerte de la investigadora criminalística, Luis María López Morales.

El 26 de julio 2022 rindieron su testimonio Ada Morales y Byron López, padres de Luz María sobre el reconocimiento del cuerpo,

El 28 de julio 2022 se presentaron peritajes y fotografías sobre las lesiones que sufrió Luz María antes de morir

El 2 y 4 de agosto de 2022 se continuo con el análisis de peritajes realizados en el interior de la residencia en donde habitaba la pareja