Nueva administración del MP debe recuperar la confianza, credibilidad e impulsar una política criminal

Consuelo Porras seguirá cuatro años más al frente del Ministerio Público y tomará posesión el próximo miércoles 18 de mayo.

Publicado el
MP
El próximo miércoles podría tomar posesión el nuevo titular del Ministerio Público 2022-2026. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Apocas horas de que tome posesión para un nuevo mandato Consuelo Porras como jefa del Ministerio Público (MP) para el período 2022-2026, son diversos retos los que deberá enfrentar a corto y mediano plazo, derivado a que las acciones impulsadas en los últimos meses han sido cuestionadas y criticadas por diversos sectores de la sociedad.

Entre los principales desafíos se encuentra recuperar la credibilidad, impulsar una política de trabajo que permita disminuir los índices de criminalidad, impunidad y fortalecer las fiscalías departamentales, esto según algunos expertos consultados.

Actualmente la institución encargada de la persecución penal atraviesa “una seria crisis de confianza y credibilidad, lo cual impacta en el aumento de la criminalidad común y también los delitos de corrupción”, por lo que uno de los principales retos de la próxima administración es “recuperar esa confianza e impulsar una verdadera política criminal que permita disminuir los índices de impunidad en el país”, indicó Eddie Cux, de Acción Ciudadana.

Además, considera que es necesario revisar la cobertura de los 340 municipios que, si bien es cierto, se incrementó la misma, “se debilitaron las fiscales departamentales, esto también ha impactado en el aumento de la criminalidad en el país”; además de ser una gestión difícil de mantener financiera y administrativamente, dijo.

Cux resaltó que el MP “ha promovido acciones de persecución a activistas, periodistas y operadores de justicia y esta postura debería cambiar” si se busca recuperar la confianza y credibilidad de la institución.

Capacidad y fortaleza en la carrera fiscal

Los desafíos para el nuevo periodo de Porras van por varios frentes, entre los que se menciona “ampliar la capacidad del Ministerio Público para lograr mayor eficacia en la persecución penal”, para fortalecer la lucha contra la impunidad, la cual refleja “altas tasas históricas”, indicó Édgar Ortiz, analista jurídico de la Fundación Libertad y Desarrollo.

Ortiz considera que es importante “recuperar la colaboración con otras agencias de otros países, como Estados Unidos” a fin de aportar a las estrategias de investigación y otros aspectos importantes; también fortalecer la carrera fiscal, la cual sigue siendo un tema pendiente.

Para Carmen Aída Ibarra, directora del Movimiento ProJusticia, es necesaria una nueva etapa de fortalecimiento, “luego de estar por varios años en una vorágine de presiones políticas y nuevas dinámicas que han ido alterando su naturaleza”, ante ello se debe impulsar capacitación y especialización, lo que permitirá mejorar el trabajo de los fiscales y del MP en la investigación.

Lea también: Presidente Alejandro Giammattei elige a Consuelo Porras como fiscal general por cuatro años más

Ibarra refiere que el MP “ha estado sujeto a dinámicas que cambiaron su naturaleza”, esto debido a que durante las dos administraciones anteriores, la institución entró a “una etapa de debilitamiento de los patrones de impunidad que históricamente habían dominado en gran medida el trabajo de la instituciones y los fiscales”, explicó.

Ahora corresponde una etapa de estabilidad, y lo ideal sería que venga una etapa donde se ingrese de nuevos a etapas de “persecución independiente, imparcial; y se acabe la persecución con motivaciones políticas”, señaló.

Plan de Trabajo 2022-2026

Como parte del plan estratégico para fortalecer el Ministerio Público que presentó durante su candidatura, propuso el combate al crimen organizado, corrupción, impunidad; así como la creación de fiscalías especializadas, profesionalización y especialización al personal y aseguró que se cuenta con una escuela en línea lo que facilita el alcance en el interior del país.

Porras explicó que parte de los ejes de su plan de trabajo está el fortalecimiento de la persecución penal, de las unidades de apoyo técnico, la implementación de políticas de atención especializada para la protección jurídica de la familia y contar con esquemas de investigadores que es de “mucha importancia, profesionalizar al personal de investigación cuando ellos son los que dan todo el soporte probatorio para llegar a la judicialización” dijo.

También le apuesta a la profesionalización del personal, a las acciones para mejorar y trabajar para reducir la mora fiscal que según Porras “es importante, porque esto es impunidad para el pueblo de Guatemala, y nuestra obligación es hacerle frente a todo lo que está pendiente”. Justificó que durante su administración logró la apertura de 273 agencias municipales, esto luego de un diagnóstico institucional que se realizó en 2018 y a raíz de este se fijaron “objetivos y acciones claras para enfrentar la corrupción y la impunidad a nivel nacional” indicó.

La actual titular del ente investigador expuso que Guatemala por su posición geográfica es de especial interés para el crimen organizado, por lo que considera necesario implementar agencias fiscales especializadas contra la narcoactividad y tráfico ilícito de migrantes, y para ello buscará implementar un Centro de Atención Integral para Migrantes.