PNC evalúa la compra de 10 drones para rastreo de zonas e investigación criminal

El despliegue de esta tecnología dejó como resultado la captura de cinco personas señaladas de practicar tiro en un polígono clandestino.

Publicado el
Agentes de la PNC están siendo capacitados para el uso de los drones. Foto Prensa Libre: PNC.
Agentes de la PNC están siendo capacitados para el uso de los drones. Foto Prensa Libre: PNC.

Un artefacto con hélices, sin gran tamaño, levantó vuelo y se abrió paso en medio de una toma de control de la cárcel Pavón, en Fraijanes, durante un motín de reos que duró casi ocho horas y que dejó como resultado siete reclusos fallecidos y 19 más heridos en mayo de 2019. Este fue uno de los drones de la Policía Nacional Civil (PNC) utilizados para monitorear los movimiento de los reos que se contoneaban con armas dentro de la prisión.

La PNC tiene al menos ocho drones que utiliza para hacer tareas de investigación, vigilancia, mapeo, entre otras tareas que efectúa en sus planes de seguridad ciudadana. Jorge Aguilar, portavoz de la institución, afirmó que están evaluando la compra de 10 drones porque la demanda para usar los que tienen es muy alta y no se dan abasto.

Según el portal de Guatecompras, la Policía busca adquirir seis drones con las especificaciones de que alcancen una altitud máxima de 5 mil metros, que contenga una cámara de 48 megapíxeles, control remoto, hélices, cable, baterías y estuche. Además, que su tiempo de vuelo sea de 34 minutos, con velocidad de ascenso de cuatro metros por segundo, de descenso tres metros por segundo y de velocidad máxima 68.4 kilómetros por hora.

En total seis oferentes presentaron sus propuestas, la más baja fue la de Corporación Grupo Tacsa, S.A. que ofertó Q53 mil 370 y la más alta fue la de Grupo Metropolitano de Seguridad, S.A., con Q88 mil 344. La presentación de las ofertas cerró hace más de una semana y las autoridades analizan las propuestas para efectuar la adjudicación.

La PNC tiene al menos ocho drones en uso para tareas de rastreo y patrullaje. Foto Prensa Libre: PNC

Con esta adquisición la Policía busca reforzar la vigilancia aérea y el reconocimiento en zonas riesgosas, explicó Aguilar, como sucedió el pasado 11 de octubre cuando fueron detenidas cinco personas señaladas de practicar tiro en un polígono clandestino en un barranco que está cercano al río Las Vacas, en zona 17.

Además, las fuerzas de seguridad evalúan también la compra de cuatro drones más que varían en las características de los otros seis, como que, tengan una altura de 6 mil metros limitado por software a 500 metros sobre el punto de despegue, con tiempo de vuelo de aproximadamente 31 minutos, con temperatura para operar de -10°C -40°C, que grabe en vídeo 4K, sistema de satélite GPS, cámara de 20 MP, y otros.

Seis oferentes presentaron sus propuestas, las más baja fue la de Edgar Felipe Escobar Roldán por Q64 mil 400 y la más alta fue la de Canella, S.A. que ofertó Q99 mil 996. La presentación de las ofertas cerró el pasado 14 de octubre y las autoridades analizan las propuestas para adjudicar la compra.

Alta demanda

Según el portavoz de la PNC la compra de los drones es muy necesaria, porque tienen una alta demanda de las unidades para hacer uso de los ocho aparatos que actualmente tienen. Aguilar dijo que el uso de esta tecnología les permite a los agentes e investigadores tener una vista amplía de lo que está sucediendo en el lugar que los elevan, para desplegar recursos y responder a las emergencias durante los patrullajes a pie que reforzaron.

Además, afirmó que la actualización y la adquisición de nuevo tecnología es una prioridad para la institución, porque eso les permite rastrear a personas, lugares o zonas especificas y también prevenir delitos.

“Al momento de utilizar el dron le da un alcalde –al agente o investigador—de patrullaje y persecución a los agentes que hacen patrullajes a pie, de esta forma se les da un mejor recorrido en seguridad ciudadana, desde la prevención. Al adquirir estos drones se fortalecerá el trabajo operativo de las comisarías del país, específicamente 11, 12, 13, 14, 15 y 16”, puntualizó Aguilar.

Agregó que estas comisarias dan cobertura a colonias de difícil acceso como las que están en la zona 18. “Los drones que se tienen ahora no se dan abasto, incluso ahorita se está capacitando al personal en la Escuela de Especialidades para que sepan usar los que se van a comprar”, señaló el portavoz.

La compra de tecnología para la PNC no solo se limita a evaluar la adjudicación de drones, sino también la adquisición de 88 computadoras portátiles para distribuir equipo de cómputo a las comisarias, estaciones, subestaciones y distintas dependencias de la institución en septiembre pasado y fue realizada por Q858 mil 440 a Dataflex, S.A, el único oferente.

La institución policial en agosto pasado adquirió también 18 televisores de 50 pulgadas, alta definición, con sistema digital y análogo por Q50 mil 040 a la Distribuidor Súper Hogar. Asimismo, evalúa la compra de 16 cámaras de vigilancia y un grabador de vídeo para vigilar los ambientes de la Dirección de la PNC, la oferta más baja que recibió la institución fue la de Marco Tulio Miranda Silva por Q38 mil y las más alta fue de Electrónica Comunicaciones y Servicios, S.A. por Q89 mil 737.

Uso adecuado de recursos

Sofía Montenegro, investigadora de Diálogos, recordó que durante el gobierno del extinto Partido Patriota se invirtió de forma significativa en la compra de sistema de monitoreo por medio de cámaras de vigilancia, contrario al gobierno de Jimmy Morales que invirtió más en la adquisición de arrendamiento comisarias.

Montenegro es autora de un informe de contrataciones públicas para la seguridad pública efectuado desde 2012 a 2019, por lo que señaló que lo curioso es que, hay que evaluar el mantenimiento de la tecnología que están adquiriendo y también establecer el uso que le darán.

“Habría que evaluar quién estará a cargo de estos drones, evaluar el modelo de compra como quiénes son los proveedores para este tipo de adquisición”, cuestionó.

Montenegro agregó que muchas veces al tener bases muy específicas como la cantidades de megapíxeles, cantidad de memoria en esta tecnología se generan concursos muy específicos para un pequeño grupo de proveedores y debería existir varios competidores, “no tiene sentido de que solo hay un oferente, debería de existir al menos tres para este tipo de adquisiciones”, señaló.