¿Por qué es importante registrar armas ante la Digecam?

Los ciudadanos han inscrito más armas comparado con las empresas de seguridad, embajadas y guardias privadas. Hasta la fecha más de 211 mil están pendientes de registrarse en la Digecam.

Una de las armas que quedó tirada en el lugar de la balacera en la zona 6. (Foto Prensa Libre: PNC).
Una de las armas que quedó tirada en el lugar de la balacera en la zona 6. (Foto Prensa Libre: PNC).

Este viernes 31 de enero termina el plazo para que los guatemaltecos registren sus armas, en caso de tenerlas, en la Dirección General de Control de Armas y Municiones (Digecam), luego de las reformas aprobadas a la Ley de Arnas y Municiones mediante el Decreto 6-2017.

En 29 años la Digecam ha registrado más de medio millón de armas de fuego.

¿Pero es importante hacer este proceso de registro? ¿Acaso debe haber motivación de hacerlo cuando esto podría, eventualmente, comprometer al poseedor de un arma?

La respuesta es sí. De acuerdo con expertos en seguridad consultados, registrar un arma de fuego saca de la ilegalidad, no solo dicho artefacto, sino también el hecho de accionarla cuando sea necesario para defender la vida.

Para el analista en temas de seguridad, Mario Mérida, cuando un propietario registra su arma de fuego le da la certeza que no puede ser utilizada por otra persona; además, contribuye a tener un inventario de cuántas son son portadas de forma ilegal.

Pero una de las razones más importantes, según Mérida, es que a la hora de un proceso judicial, el tener registrada el arma será un atenuante para una persona que la utilice.

“Si un arma que esta registrada se ve involucrada en un acto de legitima defensa, entonces el usuario que se defiende con esa arma va a tener más probabilidades de tener atenuantes que el que no la tiene registrada”, resaltó Mérida.

Además, el coronel en situación de retiro explicó que, con el registro de las armas, se puede identificar al posible responsable de la muerte o herida de bala de una persona, por ejemplo, cuando se efectúan disparos al aire.

“Ahí es vital la huella balística porque nos conducirá hasta saber de donde salió la ojiva. Es decir, aunque yo tenga registrada mi arma voy a tener una responsabilidad penal, probablemente el que sale a disparar al aire no sé de cuenta que mató a una persona, pero cuando se haga la autopsia en el Inacif se determinará de qué arma salió esa ojiva”, explicó Mérida.

Las autoridades han extendido los plazos para que los usuarios tengan la oportunidad de registrar sus armas en la Digecam, que antes estaban en el antiguo Departamento de Armas y Municiones (Decam).

Juan Carlos de Paz, vocero del Ejército, explicó que, al no reconocer las armas ante la Digecam, se está incumpliendo con normas legales y se podría accionar de forma penal contra los propietarios.

Cobro innecesario

Carmen Rosa de León, directora del Instituto de Enseñanza para el Desarrollo Sostenible (Ieapades), afirmó que la ampliación que está por vencer, pudo prestarse a irregularidades, sobre todo porque se incluyó la figura de declaración jurada para el registro de armas, cuando no tenían ningún respaldo de compra.

“La declaración jurada es el mejor mecanismo para dar reconocimiento a armas que fueron traficadas ilícitamente. En este proceso un abogado reconoce que esta arma, por ejemplo, fue heredada del padre a un hijo, entonces es una trampa porque no se puede definir su origen”, explicó de León.

Además, señaló que las autoridades debieron publicitar mucho más tiempo los plazos para el registro para que los dueños pudieran hacer el trámite.

Hasta el viernes 24 de enero, la Digecam reportó que 172 mil 312 armas habían sido actualizadas y la meta era registrar 383 mil 658, es decir, 211 mil 346 armas quedarían imposibilitadas de portarse.

De León aseguró que el hecho de que la Digecam elaborara una nueva base de datos solo tenía por objetivo captar más recursos financieros puesto que la Decam ya tenía su base de datos.

En ese sentido, según la página web de esa institución, el proceso de registro del arma, que incluye huella balística y su digitalización y también la emisión de tarjeta de tenencia tiene un costo de Q150.

“Ahora no pueden seguir dando plazos porque esas armas no están ilegales, existe un registro en la Decam. Es conveniente que verifiquen si el arma está en buen estado o que los propietarios la saben manejar porque las normas de la Digecam son distintas a las de antes”, indicó la especialista.

Huellas balísticas para investigaciones

La Digecam, cuando registra un arma, recoge y retiene las ojivas o cascabillos para generar la prueba que queda guardada en el banco digital y físico de huellas balísticas.

El Ministerio Público (MP), el Instituto Nacional de Ciencias Forenses de Guatemala (Inacif) y el Gabinete Criminalístico de la Policía Nacional Civil (PNC) tienen acceso para consultar el banco digital de las huellas balísticas de la Digecam para investigaciones que involucren armas, según contempla la Ley de Armas y Municiones.

Julia Barrera, vocera del MP, explicó que el ente investigador solicita los registros para que el Inacif realice los cotejos, ya que la institución no tiene bajo su resguardo la custodia del banco. Añadió que para presentar como prueba los cotejos, un experto de la Digecam explica la cadena de custodia ante los jueces durante los juicios.

Mientras que el Inacif explicó que existen tres distintos cotejos: el fiscal entrega el arma para que sea cotejada porque la encontró en el lugar del ataque armado.

El segundo cotejo es cuando la fiscalía tiene la sospecha que una persona utilizó su arma en un hecho delictivo, entonces piden la huella balística para verificar si esa arma estuvo involucrada en algún otro ataque armado.

El tercer caso es cuando la fiscalía pide las huellas balísticas para verificar si las armas que tienen reporte de robo están siendo utilizadas para delinquir.

Aumenta registro de armas para ciudadanos

Durante 2019, la Digecam registró que 29 mil 165 ciudadanos registraron armas, esto significa un aumento comparado con 2018, ya que durante ese período se reportaron que 24 mil 109 personas reconocieron sus armas. La Ley de Armas y Municiones permite que los ciudadanos puedan adquirir cuantas armas quieran, no existe una regularización.

Le puede interesar:

Armas, teléfonos satelitales y chalecos blindados decomisa la Policía a estructura criminal

Qué país lidera la venta de armas en el mundo y cuántos millones de dólares se mueven en este negocio

Capturan a personas señaladas de extorsión y localizan armas y droga