Rotación de jefaturas en el Ministerio Público levanta dudas sobre su efectividad

La fiscal general ha hecho traslados de jefes fiscales hacia otras fiscalías en las últimas semanas, pero los movimientos del personal de confianza son justificados como nombramientos y ascensos.

Publicado el
En los últimos días hubo ascensos y nombramientos de fiscales. (Foto: Hemeroteca PL)
En los últimos días hubo ascensos y nombramientos de fiscales. (Foto: Hemeroteca PL)

El cambio de jefatura en la Fiscalía Especial contra la Impunidad (Feci) ha sido el más notorio; sin embargo, en las últimas semanas se han registrado numerosas rotaciones. Algunas fiscalías, más que otras, podrían resentirse.

Los cambios han sido ordenados por la fiscal general, Consuelo Porras, con un denominador común: los movimientos del personal de confianza son justificados como nombramientos y ascensos, y no convocatorias abiertas que fortalezcan la carrera fiscal y les dé las mismas oportunidades a otros fiscales de carrera para ocupar los altos cargos.

Los cambios en las jefaturas de fiscalías es una facultad de la Fiscal General regulada en el artículo 11 numeral cuarto de la Ley Orgánica del MP, como parte de las acciones para el fortalecimiento institucional y garantizar la efectividad en el ejercicio de la acción penal.

De acuerdo con la oficina de comunicación del MP, “desde el inicio de su gestión, la Fiscal General ha privilegiado y atendido los requerimientos de ascensos de han realizado las y los fiscales, en aras de fortalecer la carrera fiscal, del desarrollo integral y el trabajo institucional”.

De esta cuenta, “mediante los ascensos, traslados y nombramientos también se busca garantizar una respuesta eficaz a la ciudadanía, reducir la mora fiscal y afianzar la efectividad del trabajo que se desarrolla”, señala la comunicación oficial del MP.

Casos importantes

Aunque siempre es importante, la Fiscalía de Delitos Electorales cobrará relevancia en los siguientes meses y hasta enero del 2023, cuando el Tribunal Supremo Electoral convoque a elecciones generales.

En esa fiscalía hay investigaciones abiertas contra partidos políticos y exfuncionarios que posiblemente incurrieron en delitos en las elecciones pasadas y que en las siguientes todavía tienen aspiraciones de ocupar un cargo de elección popular.

Esa fiscalía tiene al menos 400 expedientes en investigación y está integrada por tres agencias fiscales, en donde laboran, en promedio, dos agentes auxiliares y un oficial en cada una, por lo que la carga de trabajo es alta.

Entre los casos que resaltan en esta fiscalía está el de la cancelación del partido Unión del Cambio Nacional (UCN), el cual impulsó la candidatura a la Presidencia de Mario Estrada, condenado en Estados Unidos por narcotráfico.

Lea también: ¿Por qué nos debe importar que no haya más embarazos en niñas y adolescentes?

El partido aún se niega a desaparecer. Aunque el pleno del Tribunal Supremo Electoral rechazó una apelación de la agrupación política confirmando que debe desaparecer, sus integrantes libran una batalla legal para evitar su cancelación y su rival es el Ministerio Público, que investiga y debe demostrar los delitos en que incurrieron.

Hay otros partidos bajo investigación, como el Frente de Convergencia Nacional —que llevó a la Presidencia a Jimmy Morales—, Encuentro por Guatemala, Todos, Partido de Avanzada Nacional, Visión con Valores (Viva). Unidad Revolucionaria Nacional Guatemalteca (Urng-Maíz) y Compromiso, Renovación y Orden (Creo).

Curruchiche, ahora exjefe fiscal de delitos electorales, explica que el país está en una época preelectoral y el otro año empezarán a fluir denuncias contra partidos políticos. Será un año muy activo, y esa fiscalía deberá estar preparada.

En opinión de Lizandro Acuña, analista en temas de seguridad y justicia, estamos próximos a un año prelectoral, y entre los desafíos que tendrá esa fiscalía será la imparcialidad que pueda tener durante el proceso electoral.

Por ahora, la nueva jefa de la fiscalía, que tomó posesión del cargo esta misma semana, no ha accedido a exponer cuáles son los planes lleva para garantizar independencia en su trabajo y resultados en los próximos 15 meses, antes de la convocatoria a elecciones.

Para César Calderón, abogado litigante, los movimientos administrativos pueden obedecer a que son cargos que deben llenar personas capaces y los que sustituyen a los otros fiscales siguen los lineamientos del ente investigador sin afectar los resultados.

“Los casos siguen, sigue la persecución, los casos se ventilan —en los tribunales—, las personas siguen presas, los debates siguen. Sigue exactamente la misma dinámica”, dijo Calderón.

Lea también: Por qué una aeronave con cocaína aterriza en Guatemala cada diez días desde 2019

NombreDependencia anteriorPuesto que ocupará
Edgar Miguel Morales SantosFiscalía contra las extorsiones Fiscal de sección adjunto contra las extorsiones
Blanca Aracely Monzón SotoFiscalía de distrito metropolitanoFiscal de sección adjunta de delitos contra la vida y la integridad de personas
Edwin Elías Marroquín AzurdiaFiscalía de delitos contra la vida y la integridad de las personasFiscal de sección de delitos administrativos
Gonzalo Rafael Chilel López Fiscalía contra el lavado de dineroFiscal de sección adjunto de la fiscalía de la mujer
Carlos Antonio Videz NavasFiscalía especial contra la impunidad Fiscal de sección de ejecución
Ilsy Yudith Rivas RuizUnidad de impugnacionesFiscal de sección adjunto contra el lavado de dinero
Yoni Humberto Morales ChinFiscalía de adolescentes en conflicto con la ley penal Fiscal de sección de delitos contra el ambiente
Marlon Kenneth Pacheco Rodríguez Fiscalía de asuntos internosFiscal de sección de adolescentes en conflicto con la ley penal
Evelyn Marleny Puac Mazariegos Fiscalía de delitos contra la vida y la integridad de las personasFiscal de sección de delitos contra el patimonio cultural
Vilma Esperanza Perdomo VanegasFiscalía contra el tráfico ilícito de migrantesFiscal de sección de delitos contra la vida
Stuardo Ernesto Campo AguilarFiscalía contra la corrupciónFiscal de sección contra el tráfico ilícito de migrantes
Aura Marina López CifuentesFiscalía de delitos contra el ambienteFiscal de sección contra la corrupción
José Rafael Curruchiche Cucul Fiscalía contra delitos electoralesFiscal de sección de la Fiscalía especial contra la impunidad
Edgar Rolando Rodenas NavarroFiscalía de delitos contra el patrimonio cultural de la naciónFiscal de sección de delitos contra periodistas

Asuntos internos

Entre los traslados de los jefes fiscales también figura el de Marlon Kenneth Pacheco Rodríguez, de la Fiscalía de Asuntos Internos a la de la Adolescentes en Conflicto con la Ley Penal. El fiscal Juan Mendizábal llegó en su lugar como encargado de investigar los posibles delitos de fiscales en el ejercicio de su cargo.

La Fiscalía de Asuntos Internos fue creada en el 2015 para investigar a los trabajadores del Ministerio Público. Son aproximadamente 10 mil empleados a nivel nacional y sobre algunos de ellos pesan denuncias por abuso de autoridad, sobornos y obstaculización a la investigación, por ejemplo.

Esta unidad tiene a su cargo investigaciones como la de la compra del edificio del Ministerio Público en la zona 5, que fue efectuada en la administración de la exfiscal Thelma Aldana y fue declarada lesiva por su sucesora, Consuelo Porras, razón por la que la ex fiscal general tiene vigente orden de captura.

La Fiscalía de Asuntos Internos investiga más de 50 denuncias presentadas contra el exjefe de la Feci Juan Francisco Sandoval. También hay un expediente contra Curruchiche, y hasta hace algunos días investigaba a la fiscal de la Feci Cinthia Monterroso, quien logró que su caso lo siguieran investigando en la Fiscalía de Distrito Metropolitano.

Acuña señala que estos traslados que se operativizaron después de la salida de Sandoval como jefe de la Feci han sido desacertados. Según el analista, no es el momento más oportuno para que Porras haga ascensos y nombramientos en el personal, porque la fiscal no tiene aceptación social y tampoco una buena percepción entre la población guatemalteca.