Sperisen clama su inocencia al salir de la cárcel en Suiza

El exjefe de la Policía Nacional Civil (PNC), Erwin Sperisen, clamó su inocencia este lunes al recuperar su libertad provisional tras cinco años de detención preventiva en la cárcel de Champ-Dollon, en las afueras de Ginebra.

Archivado en:

Caso PavónSperisenSuiza
Erwin Sperisen al ser liberado de la prisión de Champ-Dollon en Puplinge, Suiza. (Foto Prensa Libre: EFE)
Erwin Sperisen al ser liberado de la prisión de Champ-Dollon en Puplinge, Suiza. (Foto Prensa Libre: EFE)

El próximo 28 de noviembre Sperisen enfrentará un nuevo juicio en apelación por su supuesta participación en diez asesinatos entre 2005 y 2006, contra reos en cárceles o en fuga.

“Por supuesto”, respondió Sperisen, que tiene la doble nacionalidad suiza-guatemalteca, cuando la AFP le preguntó si mantenía su inocencia. “No tienen pruebas, no hay nada”, aseguró.

“Después de 5 años de investigaciones, ahora ya no es que maté a alguien, como así lo dijeron inicialmente, ya no es que yo ordené la muerte de alguien, ya no es que yo planifiqué la muerte de alguien, ahora es otra cosa, donde supuestamente yo de todas maneras participé de alguna forma, pero no saben decir exactamente de como ni cuando”, afirmó.


El Tribunal Federal suizo, la máxima instancia judicial de este país, anuló la sentencia en apelación frente a la Corte de Ginebra y ordenó el nuevo juicio porque no se escucharon ciertos testigos reclamados por la defensa.

En sus considerandos, el Tribunal retuvo que los siete reclusos del penal de Pavón, que perdieron la vida hace hoy justamente 11 años, “no fueron muertos en enfrentamientos con la policía u otras fuerzas armadas, su eliminación fue planificada” y que hay indicios de la participación de Sperisen.

Otros tres otros, que huyeron de la penitenciaría de “El Infiernito”, fueron recapturados y asesinados en 2005.
El Tribunal Federal sostuvo que hay “sospechas”, de la participación de Sperisen en “diez ejecuciones extrajudiciales de detenidos”.

Sperisen abraza a su familia al salir de prisión, donde permaneció cinco años. (Foto Prensa Libre: AFP)

Durante una entrevista en la radio Emisoras Unidas, Sperisen afirma que se fue de Guatemala por las amenazas que sufrió su familia y asegura que el Ministerio Público nunca presentó pruebas, “todo fueron indicios y suposiciones.

El exfuncionario señala que la actuación de jueces en Ginebra había sido arbitraria y se han violado sus derechos.