Habilitan un centro para niñas y adolescentes migrantes con “traumas severos”

Más de un centenar de niñas y adolescentes inmigrantes indocumentadas bajo custodia de las autoridades estadounidenses están siendo internados en un centro situado en el condado de Palm Beach, Florida.

La mayoría de niños con traumas severos que serán albergados en el condado de Palm Beach, Florida, son centroamericanos. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
La mayoría de niños con traumas severos que serán albergados en el condado de Palm Beach, Florida, son centroamericanos. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Fuentes conocedoras del centro, que pidieron el anonimato, dijeron a Efe que las niñas que están siendo internadas en ese lugar son “casos excepcionales”, con “traumas muy severos”, y la mayoría llegaron a los Estados Unidos (EE. UU.) sin acompañantes adultos.

El centro, situado en Lake Worth, localidad al norte de la ciudad West Palm Beach, es operado por la oenegé Comité estadounidense de Refugiados e Inmigrantes bajo contrato con la Oficina de Reasentamiento de Refugiados (ORR) del Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE.UU.

Según las fuentes, algunas proceden del centro de Homestead, al sur de Miami, donde están recluidos menores inmigrantes, niños y niñas, de familias separadas en la frontera, mayoritariamente centroamericanas, o que cruzaron desde México sin la compañía de un familiar adulto.

El centro de Homestead, con capacidad para tres mil 200 menores, es operado por una compañía privada, Comprehensive Health Services, propiedad de Caliburn International, y ha sido cuestionado por organizaciones pro inmigrantes y legisladores demócratas que lo visitaron la semana pasada.

Efe trató sin éxito de comunicarse con la directora del centro y con el Comité estadounidense de Refugiados e Inmigrantes.

Críticas a políticas

El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, el senador Bernie Sanders y el excongresista Beto O’Rourke reclamaron el pasado 27 de junio que el Gobierno de EE.UU. deje de separar a niños inmigrantes de sus padres y de encerrarlos como a delincuentes, a la vez que criticaron que empresas privadas ganen dinero con esto.

El edificio en Lake Worth donde las niñas van a permanecer temporalmente empezó a adecuarse para su nueva función hace un año y desde hace meses el personal contratado está siendo entrenado, según las fuentes consultadas por Efe.

Las fuentes dijeron que las primeras niñas llegaron bajo custodia la semana pasada y que las instalaciones están en buenas condiciones.

Según informó el diario The New York Times la semana pasada, más de 13 mil menores inmigrantes estaban entonces recluidos en los centros que las autoridades califican como “albergues” repartidos por todo el país, que estaban al 90 % de su capacidad.

Desde el inicio del año fiscal, que comenzó en octubre de 2018, y hasta mayo, 56 mil 278 menores no acompañados fueron detenidos por cruzar ilegalmente la frontera de EE.UU. con México, mientras que en todo el año fiscal de 2018 esa cifra fue de 50 mil 36.

Contenido relacionado:

Convertirse en “tercer país seguro” es mayor riesgo para migrantes y guatemaltecos, dicen analistas

La falta de acciones (y declaraciones) que muestran el desinterés del gobierno en el tema migratorio

Mario Estrada pide salir de prisión y ofrece en garantía US$5 millones