Ministerio de Salud cambia versión sobre deportados de EE. UU. con coronavirus

El ministro de Salud, Hugo Monroy, cambió la versión sobre el porcentaje de migrantes guatemaltecos que han sido deportados desde Estados Unidos y han dado positivo de coronavirus.

Migrantes guatemaltecos bajan del avión que los trajo desde El Paso, Texas, el 12 de marzo de 2020. (Foto Prensa Libre: EFE).
Migrantes guatemaltecos bajan del avión que los trajo desde El Paso, Texas, el 12 de marzo de 2020. (Foto Prensa Libre: EFE).

En rueda de prensa luego de una citación en el Congreso, Monroy dijo que entre el 50 y 75 por ciento de los vuelos de guatemaltecos deportados de Estados Unidos han dado positivo de coronavirus.

Afirmó que Guatemala tendría menos casos de coronavirus de no ser por el envío de connacionales desde Estados Unidos que, dijo, recientemente se ha convertido en el “Wuhan de América”, con más de 500 mil casos confirmados.

Monroy precisó que no estimagtiza a los migrantes sino que habla con la verdad y transparencia.

Ante ese escenario, Monroy dijo que Guatemala necesita que Estados Unidos certifique que cada persona que deporta goza de buena salud, algo que ya había mencionado el presidente Alejandro Giammattei hace casi un mes, el 18 de marzo, dentro de las conversaciones con Washington para continuar con la recepción de migrantes en el contexto de la emergencia por el covid-19.

Cambia versión

En horas de la noche el gobierno difundió un video en el que el ministro Monroy afirmó que se refirió “a un vuelo de marzo donde vinieron varios migrantes que dieron positivo en la prueba de covid-19” y no al total de los vuelos que han llegado desde Estados Unidos durante la emergencia por el coronavirus.

“Vino a mejorar las relaciones con los Estados Unidos porque Relaciones Exteriores, a través del canciller Pedro Brolo, hicieron ciertos acuerdos para mejorar todo esto”, añadió el funcionario.

El ministro Brolo indicó que a raíz de los casos positivos de coronavirus en migrantes deportados Guatemala inició negociaciones con el Gobierno estadounidense, mediante la embajada en el país, “para mejorar las condiciones en las que están llegando los retornados”.

Estas son las declaraciones de los funcionarios: