Foto de niña inmigrante llevada a portada de la revista Time abre debate 

La revista “Time” enfrentaba este viernes un debate después de conocerse que una pequeña que aparece en su portada del próximo 2 de julio y llora desconsoladamente mientras su madre es revisada por un agente fronterizo no corrió la misma suerte de numerosos niños que han sido separados de sus padres migrantes.

Publicado el
La niña hondureña de dos años llora junto a su madre quien pide asilo cuando cruzó la frontera de Estados Unidos.(Foto Prensa Libre:AFP).
La niña hondureña de dos años llora junto a su madre quien pide asilo cuando cruzó la frontera de Estados Unidos.(Foto Prensa Libre:AFP).

El montaje de la portada de “Time” que unió la foto de la niña con otra del presidente Donald Trump que parece inclinar su cabeza para mirarla junto a la frase “Welcome to America” (Bienvenido a América) pasó del impacto a la controversia tras declaraciones de su padre en Honduras, de un agente fronterizo y autoridades que negaron la separación.


En medio del debate, Time agregó al final de un texto que publicó el martes una corrección en la que advierte que en su versión original “describió erróneamente” lo que le sucedió a la niña después de que fue sacada de la escena.
Según la revista, la pequeña no fue llevada gritando por los agentes fronterizos, sino que su madre la recogió y ambas fueron trasladadas juntas.
Un grupo de inmigrantes se dirigen a un centro de socorro poco después de ser liberados en McAllen, Texas. (AFP).

El autor de la imagen, el fotógrafo John Moore, detalló cómo inmortalizó en un par de fotografías la secuencia de la detención de la mujer acompañada por la pequeña, ambas procedentes de Honduras, pero aseguró que desconocía qué pudo haber pasado con ellas después.
En una declaración al canal CBS, el agente de la patrulla fronteriza Carlos Ruiz señaló que la fotografía está siendo usada para “simbolizar una política”, pero aclaró que “ese no era el caso”.

Lea además: Impactante reencuentro de niños migrantes con sus padres, pero las secuelas de la separación son inevitables
:
Ruiz explicó que la niña, vestida de chaqueta y zapatos rosados, empezó a llorar tan pronto su madre la puso a su lado mientras era requisada por los agentes que la hallaron de noche luego que presuntamente cruzaran ilegalmente el río Bravo hacia Texas.

Los inmigrantes esperan para dirigirse a un centro de socorro en McAllen, Texas.(AFP).

“Fui con la madre y le pregunté: ¿Está bien? ¿Está bien la niña?”, aseguró Ruiz, quien relató que la mujer le aseguró que la menor estaba cansada y sedienta, pues eran las 11 de la noche.
Fuentes del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) le confirmaron además a CBS que ambas permanecen en un centro en Texas.

Mientras que el padre de la menor, identificado como Denis Javier Varela Hernández, le dijo al The Washington Post que reconoció “inmediatamente” a su hija tan pronto vio la fotografía y que recibió una llamada de un funcionario del Ministerio de Relaciones Exteriores de su país que le informaba que estaba junto a su esposa.
Varela, confirmó  que su esposa, Sandra Sánchez, de 32 años, no había sido separada de la niña, y que ambas están detenidas juntas en un centro para inmigrantes en la ciudad de McAllen en Texas.
“Este es el caso de mi hija, pero no es el caso de 2.000 niños que fueron separados de sus padres”, apuntó Varela, quien se dijo orgulloso de que su hija haya representado la imagen de la migración.

Le puede interesar: Niños migrantes denuncian que los drogan y golpean en centros de detención

Pero las críticas contra la publicación, entre ellas del hijo del presidente, Donald Trump Jr, y de la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, no se hicieron esperar y no faltaron las voces que calificaron la portada de “fake news”.

Contenido relacionado:

>Cómo son las controvertidas “hieleras” en las que detienen a los indocumentados en la frontera sur de EE. UU. 

>Cómo impactará en los niños inmigrantes de familia separadas la política  “tolerancia cero” de Trump