Embajadora de Reino Unido: Guatemala vale la pena

Carolyn Davidson deja Guatemala luego de cuatro años de vivir en el país y dos de estar al frente de la Embajada de Reino Unido.

Publicado el
Carolyn Davidson, embajadora del Reino Unido en Guatemala.
Carolyn Davidson, embajadora del Reino Unido en Guatemala.

A pocos días de dejar el país, Davidson repasa algunos de los avances que, durante su gestión, tuvo la relación bilateral entre Reino Unido y Guatemala, además de resaltar la necesidad de que el país avance en reforzar el estado de derecho, la certeza jurídica y la lucha contra la corrupción, aspectos que a su criterio deben cambiarse por más complicados que sean.

El Reino Unido de la Gran Bretaña mantiene relaciones diplomáticas con Guatemala desde 1837.

Al final de su gestión en Guatemala ¿qué le dejan cuatro años en el país?

Lo más importante en nuestro tiempo en Guatemala ha sido acompañar a los ciudadanos de Guatemala, pero también trabajar en nuestro compromiso en fortalecer los lazos comerciales y económicos entre Guatemala y el Reino Unido, por ejemplo, con la creación de la Cámara de Comercio Británica en Guatemala (BritCham), lo cual ocurrió hace año.

También, últimamente, se ha firmado el acuerdo de asociación entre Reino Unido y Centroamérica para reemplazar el acuerdo de Asociación entre Centroamérica y la Unión Europea.

Hemos trabajado mucho con el ministerio de Economía y Cancillería y espero que el próximo paso, que es la ratificación en el Congreso de Guatemala, pase lo antes posible para estar listos para la salida de Reino Unido de la Unión Europea.

¿Queda una relación más estrecha entre Guatemala y Reino Unido?

Cada embajador o embajadora va a decir que se ha mejorado, pero hemos tratado siempre de trabajar con Guatemala, para dar oportunidades de proyectos, fortalecer los valores que compartimos, como la igualdad de género, la lucha contra la corrupción, la libertad de prensa, la lucha contra el comercio de vida silvestre. Hay muchos temas en donde ambos países han podido cooperar y trabajar.

¿Respecto a BritCham y el Acuerdo de Asociación, qué se debe esperar a futuro?

Sobre el acuerdo, es un buen punto de inicio. Siempre hemos tratado de verlo como un primer paso, puede ser que en el futuro haya oportunidades de tener un acuerdo de libre comercio más fuerte y amplio, pero por el momento necesitamos garantizar el comercio libre entre ambos países. La ventaja por ahora es de Guatemala, pues Guatemala exporta más a Reino Unido que lo que mi país envía a Guatemala. Y claro que queremos que se aumente la exportación a este país.

Fue importante también la visita de una misión de infraestructura, a inicios de este año, donde muchas empresas británicas manifestaron su interés en los proyectos de infraestructura de Guatemala, y el nuevo gobierno electo ha resaltado proyectos de esta naturaleza. Espero que a partir de esa misión veamos más inversión británica aquí.

La BritCham tuvo una semana de exhibición de productos británicos y hubo interés, y los miembros están aumentando. Van a trabajar con mi sucesor para hacerlo crecer.

Reino Unido apoyó mucho a que Guatemala y Belice caminaran en resolver su disputa territorial ¿Qué debe seguir en ese sentido?

Es un buen momento entre los dos países para que la Corte Internacional resuelva el caso. Es una señal de madurez, tratar de encontrar una solución pacífica al diferendo. Eso aleja la inversión y será excelente que luego del fallo exista certeza legal.

¿Cuál es su opinión respecto al proceso electoral en Guatemala?

Nos gustó mucho trabajar con Prensa Libre y Guatevision en la realización de varios foros políticos en la provincia, antes de la primera vuelta, para dar oportunidad a que todos los partidos expusieran sus planes. Eso es la democracia. Valoramos mucho el liderazgo del Tribunal Supremo Electoral, ha sido difícil por las reformas electorales, y han hecho un buen trabajo, aunque todos los proceso son perfectibles.

Con algunas excepciones fue un proceso pacífico y eso es bueno, me impresiona como son los días de elecciones donde se vive una fiesta cívica. Hay un resultado claro con la victoria del doctor Alejandro Giammattei, y nuestro gobierno está dispuesto a trabajar con ellos, en donde compartimos valores, cuando asuma el año entrante.

Cómo embajadora de uno de los países cooperantes con el país ¿Qué le preocupa más sobre Guatemala?

Hay bastantes retos y estos no han disminuido en los cuatro años que llevo aquí. Los grandes retos están en el combate de la desnutrición, lo que genera un problema a futuro que el país va a sufrir. La falta de empleo, que genera la migración es un gran reto. Pero resalto que hay mucho compromiso aquí; toda la gente que conocí muestra compromiso para mejorar el país, seguir adelante.

No hay otra alternativa, hay que hacerlo aunque sea complicado, hay que hacer lo que se necesita para atraer la inversión que el país necesita y eso se logra reforzando el estado de derecho, la certeza jurídica y la lucha contra la corrupción que no va a terminar después del 3 de septiembre -fecha del fin del mandato de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala, Cicig-. Guatemala tiene un índice muy bajo en transparencia y ese no es el lugar para un país como Guatemala.

¿Cómo va a describir a Guatemala luego de estar cuatro años aquí?

Es un país que vale la pena. Vale la pena conocerlo y visitarlo. Hay muchos británicos que piensan en visitar Centroamérica y ven a Costa Rica, pero hay que cambiar y pensar en Guatemala ahora.

Es un país que debe estar en el programa de viaje de los jóvenes. Hay tantas bellezas, variedad, volcanes, playas, historia.