CGC y MP investigan desabastecimiento y fraccionamiento de compras en el Hospital General

Tanto el MP como la Contraloría tienen investigaciones en marcha por fraccionamiento de compras en el Hospital General San Juan de Dios, informaron ambas instituciones.

Publicado el
La paciente Carmen Cruz reclama a médicos del Hospital General San Juan de Dios por la falta de medicamentos para tratarse el cáncer que padece. El MP y la CGC mantienen investigaciones por presuntas anomalías administrativas. (Foto Prensa Libre: Roberto López)
La paciente Carmen Cruz reclama a médicos del Hospital General San Juan de Dios por la falta de medicamentos para tratarse el cáncer que padece. El MP y la CGC mantienen investigaciones por presuntas anomalías administrativas. (Foto Prensa Libre: Roberto López)

La Contraloría General de Cuentas (CGC) y el Ministerio Público (MP) informaron que tienen investigaciones abiertas por presuntas anomalías administrativas en el Hospital General San Juan de Dios (HGSJD), el cual reporta desabastecimiento de medicamentos desde el año pasado.

En el caso del MP, Juan Luis Pantaleón, vocero de la institución, dijo que se recibió una denuncia por parte del personal del hospital por falta de medicamentos, especialmente de antibióticos. El delito denunciado fue incumplimiento de deberes y las pesquisas están a cargo de la Fiscalía de Delitos Administrativos.

Pantaleón comentó que la denuncia no está dirigida contra ningún funcionario en particular, sino contra autoridades del centro asistencial.

Según el Código Penal, incurre en incumplimiento de deberes “el funcionario o empleado público que omitiere, rehusare hacer o retardare algún acto propio de su función o cargo”. La sanción es de uno a tres años de prisión.

Por su parte, el subcontralor del gasto público de la CGC, José Ramírez Crespín, informó que hay dos auditorías para indagar sobre fraccionamientos de compras en el hospital.

La primera de las auditorías tendría que estar lista, a más tardar, el 10 de mayo. Mientras que la segunda, denominada auditoria especial de seguridad limitada, podría culminarse en cuestión de dos meses, aseguró.

“La auditoría la debemos tener concluida, a más tardar, el diez de mayo. Además, hay otro equipo de auditoría que también está nombrado específicamente para el tema de fraccionamiento de compras. Tenemos dos meses para finalizarla”, dijo el funcionario.

Fraccionamiento

Durante el primer cuatrimestre del año, el HGSJD realizó 245 compras directas para adquirir 31 medicamentos. En algunos casos hizo hasta 40 adquisiciones directas para adquirir un solo fármaco en presentaciones idénticas, según una publicación de Prensa Libre.

Esta práctica, conocida como fraccionamiento, la prohíbe la Ley de Contrataciones del Estado.

“Se incurrirá en fraccionamiento cuando una misma unidad ejecutora realice compras directas de baja cuantía o compras directas del mismo bien o servicio, durante un mismo cuatrimestre del ejercicio fiscal, cuya suma exceda el monto a partir del cual la cotización pública es obligatoria”, establece el artículo 81 de la LCE.

Asimismo, se contempla una multa equivalente al cinco por ciento del valor total de la negociación, además de las responsabilidades administrativas, civiles y penales que puedan existir, al funcionario o empleado público que haya autorizado las adquisiciones que incurrieron en fraccionamiento.

Al cuestionar al director del nosocomio, Gerardo Hernández, sobre esta situación, reconoció que las compras podían calificarse como fraccionamiento, pero aseguró que era la única alternativa para abastecer al hospital en momentos de emergencia.

Verifica denuncias

Ayer la defensoría de la salud de la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH) realizó una verificación en el San Juan de Dios derivado de denuncias de pacientes que reciben tratamiento oncológico luego de que autoridades del hospital reconocieran que adquirieron medicamentos de calidad deficiente.

“Se conoció que actualmente a una de las pacientes denunciante se le está dando el tratamiento con quimioterapia; sin embargo, no hay certeza de que para el próximo ciclo se pueda contar con medicamento Trastuzumab”, corroboró la defensoría.

Según la PDH, entre los diversos motivos por los cuales el hospital enfrenta niveles de desabastecimiento en algunas áreas, está el hecho que no aprovecharon los fondos de la ley de emergencia a finales del año pasado, de los cuales solo ejecutaron el 43.46 por ciento de Q121 millones.

Envían 21 alertas sobre desabastecimiento

A fin de realizar compras fraccionadas a precios elevados, Salud desaparece intencionalmente los antirretrovirales, advirtió Eduardo Arathoon, director de la Clínica Luis Ángel García del Hospital General San Juan de Dios y señaló que en dos años han hecho llegar a las autoridades 21 alertas sobre el desabastecimiento e irregularidades, a las cuales no le han puesto la atención requerida.

La falta de medicamentos afecta a los pacientes de las Unidades de Atención Integral del Programa Nacional de Prevención y Control de VIH y Sida, quienes quedarían desabastecidos completamente en 15 días, es decir el próximo 24 de abril.

Durante una conferencia de prensa en la que participaron pacientes de las unidades afectadas se presentaron las quejas en contra de las autoridades de Salud, en las que manifestaron que llevan meses de estar comprando de forma fraccionada, también señalaron que en los últimos meses se ha agudizado el desabastecimiento y alcanza limites inaceptables.

Por su lado, Zulma Calderón, defensora de Salud de la Procuraduría de Derechos Humanos, señaló que desde octubre del 2020 han advertido sobre el desabastecimiento, en la cual “hemos evidenciado la pasividad del Ministerio de Salud para la atención de esta”.

¿Qué es el tratamiento antirretroviral?

Es la combinación de tres tipos de fármacos que actúan bloqueando enzimas o proteínas necesarias para que el virus pueda reproducirse en la célula infectada.

Dicho tratamiento no consigue la erradicación, pero sí consigue controlar la replicación del virus en el organismo, lo que permite que las personas con VIH tengan calidad de vida y supervivencia cercana a la población general.

Nota del Editor:
El doctor Eduardo Arathoon, director de la Clínica Luis Ángel García del Hospital General San Juan de Dios, envió a Prensa Libre una solicitud de aclaración para precisar que:
“Aunque la Clínica Familiar Luis Ángel García, es parte del Hospital General San Juan de Dios, este último no es el encargado de la compra del tratamiento antirretroviral para para nuestra clínica y para todas las unidades del país. El encargado de estas compras es el Programa Nacional de prevención y control de ITS, VIH y SIDA (PNS). Es el PNS quien ha incumplido en diversas ocasiones sobre el abastecimiento del tratamiento antirretroviral. En fechas recientes esta situación se ha agudizado, poniendo en riesgo la vida de los pacientes”.

Agrega: “El tratamiento antirretroviral es esencial para mantener la salud de los pacientes y como medida de prevención de la transmisión, ya que el paciente que esta en tratamiento antirretroviral controlado, no contagia el virus. Esto lo hace una herramienta vital para la salud de todas y todos los guatemaltecos”.