Congreso inició proceso de elección de Cortes sin intenciones de apresurarlo

Aunque algunas bancadas de oposición hicieron propuestas para agilizar la votación y ahorrar tiempo, la alianza oficialista optó por el camino más largo que podría llevar meses y coincidir con el relevo de magistrados Constitucionales.

La Comisión Permanente del Congreso dirigió la plenaria del pasado miércoles en la que se apreció al diputado Felipe Alejos, quien había mantenido distancia del oficialismo en los últimos meses. Fotografía: Congreso.
La Comisión Permanente del Congreso dirigió la plenaria del pasado miércoles en la que se apreció al diputado Felipe Alejos, quien había mantenido distancia del oficialismo en los últimos meses. Fotografía: Congreso.

Oficialmente, la novena legislatura comenzó con el proceso de elección para magistrados a la Corte Suprema de Justicia (CSJ) y salas de Apelaciones, aunque la forma en que se llevará a cabo la elección, según analistas consultados, podría ser lenta, lo que favorecería a que antes quede integrada la nueva Corte de Constitucionalidad (CC), en abril próximo.

Los sectores sociales, académicos y pueblos indígenas hicieron llamados constantes al Congreso, en concreto a la junta directiva, para que dieran un espacio prioritario en las agendas para la renovación del Organismo Judicial (OJ), pero los acuerdos llegaron a última hora, a pocos días de la Navidad.

El mecanismo de elección aprobado el pasado miércoles es elegir primero a los magistrados de salas de Apelaciones y cada diputado deberá razonar su voto, una tarea que podría extenderse por varios meses, considerando que actualmente hay una interpelación en curso del ministro de Desarrollo Social y otras más solicitadas, pendientes de programar.

Con la idea de agilizar la elección de Cortes se propusieron otras opciones, como votar por bloques de 25 candidatos. Sin embargo, la mayoría eligió el voto y razonamiento individual. La oposición también formuló que se eligiera primero a los 13 magistrados de la CSJ, quienes deberán juramentar a los de salas, pero tampoco tuvo el apoyo necesario.

Incredulidad

Aunque legalmente se puede decir que el Congreso arrancó con el proceso de elección de Cortes, en la práctica ocurre algo distinto, según Laura Aguilar, secretaria general de la Asociación de Estudiantes Universitarios (AEU).

La dirigente estudiantil afirma que solo es un esfuerzo político por mejorar su imagen, para tratar de que la gente se calme, ya que no existe un mecanismo específico que permita superar el atasco de la elección de Cortes en el corto plazo.

“Es una forma de poner una pantalla, donde dicen que tienen voluntad, pero en realidad no hay una elección formal. Cada vez se van sumando más diputados al llamado de elección de Cortes, pero no se ve, después de un año, que se ponga en marcha. Es más un discurso, tal vez para calmar la coyuntura nacional”, opinó.

Por su parte, Geidy de Mata, analista política del Instituto de Problemas Nacionales de la Universidad de San Carlos de Guatemala (Ipnusac), considera clave que en esta etapa los legisladores hagan a un lado sus intereses personales, porque la responsabilidad que tienen es grande.

“Hay que evitar esa discrecionalidad que ha puesto en evidencia la corrupción y la impunidad, y debilitado, todavía más, al Estado. De manera que la visión debe ser estratégica, pensando en el bienestar común y en fortalecer la institucionalidad”, resaltó.

Le puede interesar: Fotos: entre abrazos diputados terminan el 2020 sin elegir cortes

Sin trampas

Bancadas afines al oficialismo aseguraron que están en toda la buena disposición para arrancar con el proceso, una de las principales demandas ciudadanas.
Manuel Conde, jefe de bancada del Partido de Avanzada Nacional (PAN), enfatizó que no es sensato señalar que el Congreso no tiene la voluntad para elegir Cortes, porque todos los atrasos para elegir las nuevas autoridades judiciales se dieron por fallos de la CC.

Por su parte, Aníbal Samayoa, del Partido Humanista, manifestó que algunos parlamentarios de la oposición no han querido publicar la lista de candidatos afines, actitud que considera poco transparente por parte de quienes han cuestionado públicamente a ciertos candidatos.

“Si alguien me logra probar que el resultado de la comisión de postulación anterior era mejor al que tenemos ahora en cuanto a magistrados, que lo haga, pero no vamos a encontrar diferencias entre señalados, gente que va mal y gente que va bien; así es. Y si vamos a esperar a que solo niños de primera comunión se postulen, eso tampoco va a ocurrir”, subrayó.

Por su parte, el oficialista Carlos Calderón, de Vamos por una Guatemala Diferente, insistió en que no hay trampas. “Ya no hay excusas, ya no hay trámites, porque ya la súper Corte -la CC- dio su sentencia y hay que acatarla, hay que elegir magistrados. Repito que ninguno de nosotros, al menos la gente que conozco en esta fila, ha recibido instrucción alguna para hacer lo que todos piensan que es un tamal amarrado. No hay gato escondido, lo que hay que hacer es dejarnos de trámites”.

Siguen Desacuerdos

Las fuerzas políticas de oposición en el Congreso consideran que abrir el proceso de elección con votos individuales es una estrategia de la alianza oficialista para dilatar el cambio de la CSJ, para que los actuales magistrados sean los que elijan a los dos representantes del Organismo Judicial en la próxima CC. El proceso de elección de la Corte de Constitucionalidad comenzará el 14 de enero próximo, con la convocatoria oficial.

“Lo que estamos proponiendo es que se respete la sentencia de la CC. Lo que se pretende con el acuerdo, que es ilegal y no respeta lo que establece la sentencia, es extender el proceso, que se elija a los magistrados de Apelaciones para que se postergue la elección de CSJ que nombrará a los de la CC. Eso es perverso e ilegal”, señaló Leslie Valenzuela, de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE).

Lea también: Elección de Cortes queda relegada hasta el 2021

Bernardo Arévalo, jefe de bloque del Movimiento Semilla, expresó que era necesario comenzar con la elección de la CSJ y luego pasar a la de salas de Apelaciones, por una cuestión de jerarquía y procedimientos, pero ninguno de sus argumentos recibió apoyo.

Walter Félix, jefe de bancada de URNG-Maíz, pidió un diálogo maduro, por la responsabilidad que tiene el Legislativo: “No estamos haciendo más que un llamamiento a que no caigamos otra vez en una ilegalidad, y que no se recurra de nuevo a la aplanadora de la bancada oficialista y sus aliados para imponer un procedimiento. Estamos eligiendo, nada más y nada menos, que al poder Judicial. Es preciso que nos pongamos de acuerdo”.

¿Alejos regresó a la alianza?

Durante la sesión extraordinaria del pasado miércoles fue visible la presencia del diputado Felipe Alejos en la Comisión Permanente, legislador que desde hace meses se había alejado de la alianza oficialista y que ya no era visible en su puesto de secretario de Junta Directiva.

Pero este cambio de actitud a criterio de Álvaro Montenegro, integrante de Alianza por las Reformas, obedece a que el tema que está sobre la mesa es el control del poder judicial.

“Alejos es el gran operador de Cortes y le ha garantizado impunidad a muchos diputados, aquí el concepto del Pacto de Corruptos nace porque significa que grupos aunque tengan problemas, aunque sean antagónicos y con intereses distintos, tienen un elemento en común que es la impunidad”, puntualizó.