El negocio de la Industria Militar y los artículos que revenden

La Industria Militar es una dependencia del Ministerio de la Defensa, pero también se ha convertido en proveedora de distintos artículos para su personal y otras instituciones. 

La Industria Militar ha consolidado una cartera de clientes para quienes fabrica diferentes artículos. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
La Industria Militar ha consolidado una cartera de clientes para quienes fabrica diferentes artículos. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

La Industria Militar (IM) está por comprar sudaderos, boinas, batas de baño, trajes deportivos, maletas de viajes y artículos de metal que revenderá principalmente al personal del Ejército de Guatemala.


En otras ocasiones la institución ha sido criticada por proveer al Estado de balones de futbol o uniformes para la Policía con sobreprecio o de dudosa calidad. 

En junio se amplió el campo de acción del Ejército como proveedor, y ahora, en el portal de Guatecompras, se encuentran en evaluación nueve eventos para adquirir diversos productos y comercializarlos en la tienda de la IM.

El Ministerio de la Defensa esperaba comprar 139 maletas de viaje en tela canvas, verde olivo, pero no se presentaron ofertas. En las bases se pide que esas maletas  lleven al centro el escudo de la Escuela Politécnica.

Tampoco se presentaron ofertas para la compra directa de escudos e insignias de metal y cromadas.

El Ejército también busca comprar 500 sudaderos grises, concurso al que se presentaron dos ofertas, una por Q47 mil 500 y otra por Q40 mil, las cuales se encuentran en evaluación.

Personal militar trabajando en la confección de uniformes. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Asimismo, 250 sudaderos blancos con bordado al frente. Se presentaron tres ofertas, por Q37 mil 500, Q25 mil y Q21 mil 250.

Para las mil boinas grises de la Fuerza Aérea Guatemalteca solo ofertó un proveedor, por Q75 mil.

El Ejército evalúa, además, la adquisición de 250 batas de baño azul marino. “Será confeccionada de tela de algodón tipo toalla, color azul obscuro, mangas largas con ruedo con cuatro sobrecosturas, con pasadores en cintura y cinta para ajuste.

Solapa, ruedo de manga, ruedo de bolsa y cinturón debe de llevar cuatro sobrecosturas divididas en cada medida en la que correspondan”, dice en las especificaciones. Dos proveedores presentaron ofertas, por Q55 mil y Q48 mil 750.

También se evalúa la compra de 250 trajes de boxeo de tres piezas —dos camisolas y una pantaloneta—. En las bases del concurso se pide que la textura y el diseño sean de “tela deportiva tipo Barcelona”, rojo y azul. Se registra una única oferta por Q25 mil.

Las 250 chumpas y pants que se comprarán también serán azul con rojo, con el nombre “Politécnica” escrito atrás. La única oferta para este producto es de Q75 mil.

Playeras, pantalonetas, medias y calzonetas son otro de los productos que la IM comprará para revender, con la probabilidad de que el concurso sea adjudicado al único oferente, por Q49 mil 500.

Las playeras y pantalonetas llevarán el escudo de la Escuela Politécnica, lo que supone que alumnos de ese centro comprarán.

Venta a efectivos

El director del Departamento de Prensa del Ejército, Óscar Pérez, explicó que se trata de artículos que se ponen a la venta para el personal militar activo, y recordó que, cuando son prendas pixeladas, no pueden ser utilizadas por civiles.

“La tienda militar adquiere insumos que no produce, como playeras, sudaderos, calcetines, y ese tipo de accesorios. A eso obedece que las maletas de viaje se compren por medio de Guatecompras, porque no están en la línea de fabricación”, indicó.

Pérez indicó que la IM tiene capacidad instalada en maquinaria para producir varios tipos de calzado y uniformes.
Lo que no quedó claro es cómo se hacía antes de la última modificación del acuerdo gubernativo para que la IM pudiera comprar artículos y revenderlos.

Botas, chalecos y prendas de uniformes militares se fabrican en la Industria Militar. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

“Si se hacía antes, no le quepa duda que fue a través de la ley que existía. La evolución de la Ley de Contrataciones se ha dado. Nueva ley, nuevo acuerdo, nuevos requisitos. Para el funcionamiento del Ministerio se ha ido adquiriendo nuevas capacidades, pero sí cumpliendo requisitos de la Ley de Contrataciones”, aseguró Pérez.

Calzado y otras prendas que no son militares pueden ser adquiridos por el público y obtener   factura, explicó Pérez.

Polémica y catálogo

Con anterioridad, el acuerdo no especificaba qué podía adquirir para comercializar.

Durante el gobierno del Partido Patriota vendió balones y uniformes al Ministerio de Cultura, lo que fue cuestionado por diputados.

En el de la Unidad Nacional de la Esperanza, el Ministerio de Gobernación anuló un contrato con la IM de uniformes para la PNC, “por no cumplir requisitos”.

  • Cada gobierno ha implementado cambios al acuerdo gubernativo de creación de la Industria Militar.
  • En un inicio solo fabricaba el vestuario y calzado para el personal del Ejército.
  • El Ministerio de la Defensa amplió, en abril último, el campo de acción de la IM.
  • Ahora puede “importar, fabricar, maquilar, adquirir y comercializar”.
  • Según el acuerdo, puede proveer a Defensa, “otros ministerios y organismos del Estado”.
  • Al público ofrece calzado, principalmente botas.