Ley de ONG: Es necesaria su fiscalización, pero posibles inconstitucionalidades amenazan su vigencia

La necesidad de incrementar los controles y fiscalización a las de Organizaciones No Gubernamentales (ONG), según los intereses de 81 diputados que aprobaron las reformas el pasado martes, también podría excederse y rozar ciertas inconstitucionalidades, lo que compromete la validez de lo hecho por el Congreso.

Vista de la sesión plenaria donde fue aprobada la reforma a la Ley de ONG y Código Civil. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Vista de la sesión plenaria donde fue aprobada la reforma a la Ley de ONG y Código Civil. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

1 de 2

Algunos sectores consultados por Prensa Libre consideran que las reformas fueron efectuadas de manera “oscura y a rajatablas”, porque en su camino aprobaron artículos que complican el funcionamiento de asociaciones, fundaciones, iglesias evangélicas, federaciones y confederaciones que traen millones de dólares para apoyar servicios que no son cubiertos por el Estado.

Abogados analizan inconstitucionalidades

Juan Carlos Tefel presidente del Comité de Asociaciones Agrícolas, Comerciales, Industriales y Financieras (Cacif) opina que en el país la mayoría de ONG, asociaciones y fundaciones efectúan un “trabajo positivo que muchas veces cubren las funciones del Estado, pero también hay otras que desde hace mucho tiempo se han dedicado a crear conflictividad y bloquear proyectos”.

El líder de los empresarios también señaló que dentro de este grupo también operan algunas ONG que, “son utilizadas por exdiputados para desviar fondos públicos mediante la ejecución de obras, incluso, se habla de que hay algunas que se emplean para lavar dinero del narcotráfico. Por eso  creemos que la transparencia y fiscalización de dónde vienen y en que se utilizan los fondos es importante“.

Sin embargo, Tefel anunció que un grupo de abogados del Cacif analiza las reformas porque “vemos que algunos artículos pueden tener inconstitucionalidades porque violan derechos, por ejemplo el artículo que dice que el Ejecutivo puede cancelar una ONG, empresa o asociación si va en contra del orden público, porque viola el derecho de defensa”.

“Hay que tener cuidado, porque, si bien es importante la fiscalización, también debe ser bajo un marco legal que proporcione certeza jurídica y que no vaya a ser utilizada como un arma para venganza política”, resaltó Tefel.

El presidente del Cacif dijo que también se encuentra bajo análisis el artículo que se refiere a que los miembros de la fundación o asociación son responsables con su patrimonio. “No hay que perder de vista que se tiene que legislar pensando en el largo plazo y no en la coyuntura”.

Las bancadas aliadas del partido oficialista Vamos aprobaron el pasado martes 11 de febrero una reforma que busca fiscalizar a las ONG, en medio de reclamos de bloques de oposición, porque los diputados Manuel Conde, Jorge García Silva y Mynor Mejía introdujeron una moción para alterar el orden del día que contenía un punto resolutivo relacionado con el coronavirus, pero en la misma incluyeron la iniciativa 5257, la ley de ONG.

No es un tema ideológico

Rodolfo Neutze, jefe de la bancada Compromiso Renovación y Orden (Creo) expresó que su bancada está de acuerdo con buscar la fiscalización y transparencia de los fondos a todo nivel, pero que en el caso de las reformas de las ONG  se “aprobaron a rajatablas, porque el proyecto nunca se presentó en jefes de bloque y no se le identificó con nombre y apellidos, sino que se le puso del coronavirus para engañar al pleno”.

El parlamentario coincidió con Tefel en cuanto a que estas reformas también afectarán el trabajo de algunas ONG humanitarias, como, por ejemplo, la Unidad de Cirugía Cardiovascular de Guatemala (Unicar), la Fundación del Azúcar (Fundazucar) o la Catholic Relief Services. “Mi mayor miedo es que alguien enojado con algunas ONG estén afectando la labor de todas, sobre todo las que traen millones de dólares de ayuda para los más necesitados. Esto manda una pésima señal del nuevo Congreso porque buscan pasar las cosas de manera oculta.

Esta ley “por supuesto que abarca fundaciones, asociaciones e iglesias, y por un ataque hepático de algunos diputados se pueden llevar entre los pies a gente que apoya a los más necesitados. Este no es un tema ideológico, sino de principios y valores. A la carrera y sin consensos se aprobó algo y no sabemos qué entuerto hay, y tampoco conocemos qué impacto negativo va a tener en las fundaciones que apoyan a la población”.

Representan el continuismo del pacto de corruptos

Helmer Velásquez representante de ONG consultores aseguró que estas reformas constituyen un golpe bajo a la democracia y que quienes la aprobaron “representan un continuismo de la pasada legislatura, dominada por el ‘pacto de corruptos’, que ahora demuestra su alta capacidad de reciclarse y de nuevo ubicarse en el poder’.


1 de 2