Ley de vacunación se somete para su aprobación al pleno después de cuatro años de rezago

La propuesta lleva cuatro años en el legislativo y podría ayudar a combatir la pandemia y otro tipo de enfermedades.

Publicado el
La Ley de Vacunación no había sido incluida en la propuesta de agenda inicial que presentó la Junta Directiva. Fotografía: Congreso de la República.
La Ley de Vacunación no había sido incluida en la propuesta de agenda inicial que presentó la Junta Directiva. Fotografía: Congreso de la República.

De haber existido voluntad política y haber escuchado las advertencias médicas, Guatemala habría contado con todo un sistema logístico para procesos de vacunación, incluso antes de la pandemia del covid-19. Sin embargo, mañana podría aprobarse la normativa.

La iniciativa 5342 fue incluida en uno de los últimos puntos de la agenda para tercera lectura y redacción final para la sesión del pleno de hoy, convocada para las 14 horas.

El 4 de septiembre del 2017, ingresó a la dirección legislativa la iniciativa 5342, que proponía la ley de vacunación. La importancia de esa legislación la comparte el círculo médico del país y algunos diputados, sin que hasta ahora sean mayoría para aprobarla.

Cada vez que está a punto de ser aprobada la iniciativa, alguien pide que el texto regrese a evaluación a la Comisión de Salud y, de nuevo, vuelve a empezar el camino para su aprobación.

Esta iniciativa busca asegurar un presupuesto para la vacunación de la población frente a cualquier enfermedad, entre otras herramientas para garantizar la cobertura de vacunas superior al 95%.

También se contemplan las cadenas de frío, materiales y adquisición de insumos que son necesarios en cualquier proceso de inmunización, llenando criterios técnicos que son aprobados por expertos en la medicina, incluso a nivel internacional.

La iniciativa visualiza escenarios como epidemias y pandemias, para proteger a la población de cualquier enfermedad que sea prevenible a través de la inmunización.

En este caso, la normativa refiere que es “obligación del Estado, a través del Ministerio de Salud, financiar, gestionar, comprar y aplicar de manera equitativa” las vacunas. Además, que la adquisición de estas podrá hacerse sin necesidad de registros previos en el país, siguiendo siempre las condiciones de la cartera.

Pulso político

La semana pasada, en la instancia de jefes de bloques, diputados de oposición pidieron que la Ley de Vacunación fuera incluida en las sesiones para tercera lectura y redacción final.

Esa propuesta no hizo eco en la alianza oficialista, hasta esta semana que la misma iniciativa fue propuesta por la diputada Karla Martínez, subjefa del bloque Unión del Cambio Nacional (UCN).

La congresista destacó que la propuesta es vital, “principalmente ante esta pandemia, agregar una ley, como la ley de vacunación, que ha sido consensuada, con diferentes enmiendas, el año pasado”.

Fue acuerpada en argumentos por los bloques Visión con Valores (Viva) y el oficialista Vamos, representado este año por Carlos Roberto Calderón.

El congresista es claro en que la ley no ayudará solo a combatir la pandemia, aunque sería un refuerzo a la estrategia que lidera el Ministerio de Salud.

Lea también: Q6 mil millones han pasado por el Ministerio de Salud para la lucha contra el covid

“Es cierto, el covid-19 visibilizó la necesidad de fortalecer el sistema nacional de vacunación. Además del covid-19, existen otras enfermedades a las cuales la población está expuesta, por lo que debemos conocer el contenido de esta iniciativa, para proponer las mejoras que permitan que las vacunas de todo tipo estén al alcance de la población”, precisó.

Por su parte, la diputada Ligia Hernández, jefa de bloque de Movimiento Semilla, destacó que aunque la iniciativa sea anterior a la pandemia, ya tiene el aval de todos los bloques representados en la Comisión de Salud.

“Este es un paquete de enmiendas que tiene como fundamento los últimos dos años de legislación, hay consensos de enmiendas y deja al Estado como encargado de asumir este proceso”, explicó la jefa de Semilla.

La diputada consideró que aunque la normativa sea buena, la semana pasada no fue apoyada por ninguno de los diputados oficialistas, que ahora destacan su necesidad.

“Hay una actitud muy inmadura por parte de la junta directiva y de los oficialistas, porque aunque la propuesta sea viable para la población, pero como la propone una bancada de oposición, bueno, no la votan a favor”, indicó.

Respaldo médico

La Asociación Guatemalteca de Enfermedades Infecciosas (Agei) consideró que la ley de vacunación es necesaria, y destacó que Guatemala es uno de los pocos países que no tiene regulada una estrategia de inmunización en su marco legal.

Alicia Chang, vicepresidenta de Agei, explicó que con esa norma se tendría a una entidad rectora para hacer estudios relativos a los procesos de vacunación.

“Está contemplada una Comisión Nacional de Inmunizaciones, una comisión que tiene un mandato para hacer recomendaciones técnicas en todo momento para vacunas que van surgiendo, indicaciones para vacunas ya existentes, entonces es importante”, manifestó.

Otro tema vital, a su criterio, es que con la ley de vacunación habrá presupuesto con “candados” para las estrategias de inmunización, lo que garantizaría su aplicación.

“Siempre se tendrá un presupuesto establecido e inamovible para vacunar a la población, será un presupuesto fijo y que se debe de ejecutar siempre para que no exista posibilidad de mover esos fondos a otras cuestiones porque la vacunación es primordial y debe de tener prevalencia”, refirió.