Mike Pompeo: Usaremos todas las herramientas diplomáticas. Vamos a resolver el problema de la frontera

Mike Pompeo, secretario de Estado de Estados Unidos, habló este 1 de abril sobre el recorte de ayuda de ese país a Guatemala, El Salvador y Honduras, que ya está en marcha.

Mike Pompeo, secretario de Estado de Estados Unidos. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Mike Pompeo, secretario de Estado de Estados Unidos. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

El alto funcionario justificó la medida porque “la crisis en nuestra la frontera es grave” y “todo el mundo lo reconoce hoy”. Lo dijo en declaraciones a la prensa en el Colegio de Guerra del Ejército de Estados Unidos, en Carlisle, Pensilvania, y que recoge el Departamento de Estados en su página web.

El presidente Donald Trump, agregó Pompeo, está trabajando para restablecer las condiciones para que podamos mantener al país “seguro y soberano”.

“Eso es lo que está sucediendo en la frontera, estamos utilizando todos los elementos de la capacidad estadounidense para trabajar con los países socios, los países del Triángulo del Norte (El Salvador, Honduras y Guatemala), así como nuestras contrapartes mexicanas para lograr ese fin”, dijo el secretario.

Así, Pompeo subrayó: “Usaremos todas nuestras herramientas, herramientas diplomáticas. Vamos a resolver este problema en la frontera”.

Lea más: Qué es el “síndrome de Ulises”, que acecha la salud mental de los migrantes

El secretario también habló sobre el cierre de la frontera sur de Estados Unidos que ordenó Trump, en reclamo a México por los resultados en seguridad fronteriza. En específico, el funcionario respondió por qué en diciembre último elogiaba a México por su cooperación en materia de seguridad fronteriza y ahora el presidente “amenaza” con el cierre de la frontera.

“Basta con mirar las matemáticas. Basta con mirar las matemáticas. ¿Cuántas personas se están cruzando? Esto es una crisis. Necesitamos arreglarlo”, indicó Pompeo.

El anuncio del recorte surgió el 29 de marzo. Trump instruyó al Departamento de Estado, que a su vez informó al respecto al Congreso, que tiene que avalar la decisión ya que tiene la última palabra en temas presupuestarios.

Un día antes, Trump utilizó Twitter para reclamar a Guatemala, El Salvador y Honduras que no hacen nada para detener la migración indocumentada a Estados Unidos.

“México no está haciendo nada para detener el flujo de migrantes ilegales… Del mismo modo Honduras, Guatemala y El Salvador han tomado nuestro dinero y no hacen nada”, escribió el mandatario.

Por si no lo vio: Cuál fue la causa de la muerte de Jakelin Caal, la niña guatemalteca que murió en un centro de detención de Estados Unidos

Incluso, México se ha sumado a la protesta. El 27 de marzo, la secretaria de Seguridad de México, Olga Sánchez Cordero, afirmó que no es solo responsabilidad de su país y EE. UU., sino de los países del Triángulo Norte de Centroamérica detener la migración ilegal.

Mick Mulvaney, jefe de gabinete de la Casa Blanca, ha sido otro alto funcionario que ha salido a defender la decisión de Trump. “Si tenemos que dar cientos de millones de dólares a esos países, tienen que hacer aún más”, dijo el 31 de marzo a CNN.

Sostuvo también que “no es una propuesta insensata” y que el problema de la frontera sur de Estados Unidos “se puede evitar en gran parte impidiendo que la gente entre en México”.

Washington no ha aportado detalles del tijeretazo a la cooperación con el Triángulo Norte.

Recomendamos leer: Vida y muerte en Nicá, San Marcos, el pueblo de donde salieron seis de los 23 migrantes fallecidos en México

De acuerdo con la agencia AFP, el Departamento de Estado puso fin a los programas de asistencia al Triángulo del Norte de los dos últimos años, sin precisar cuántos créditos que aún no han sido gastados quedan realmente afectados por la medida. La diplomacia estadounidense tampoco indicó si los recortes afectaban también a las ayudas futuras.

Esta decisión recibió numerosas críticas de quienes estiman que ayudar a estos países es una forma de prevenir precisamente la salida de migrantes.

Mulvaney sentenció que la ayuda de su país “no está funcionando lo suficientemente bien como para ayudarnos a resolver la crisis fronteriza”, que, según cifras oficiales, 200 mil personas cruzaron solo entre febrero y marzo último. “Necesitamos vuestra ayuda. Necesitamos más acción”, demandó a los tres países centroamericanos y a México. “Si no, no tiene ningún sentido que sigamos mandando ayuda”, avisó.

Ampliaremos

Contenido relacionado

> Ayuda a fuerzas de tarea sí está suspendida, asegura portavoz del Pentágono

> EE. UU. pide al Congreso autorización para deportar a menores no acompañados

> Administración de Trump podrá enviar a prisión a migrantes reincidentes en faltas