Reformas constitucionales y presupuesto pasan segundo debate

Con la presencia de 111 diputados, las reformas constitucionales superaron el segundo debate en el Congreso.

El proyecto de presupuesto 2017 fue avalado en segunda lectura con la presencia de 126 diputados. (Foto Prensa Libre: Jessica Gramajo)
El proyecto de presupuesto 2017 fue avalado en segunda lectura con la presencia de 126 diputados. (Foto Prensa Libre: Jessica Gramajo)

Sin mucha oposición, en la sesión plenaria se dio el nuevo trámite para los cambios a la Constitución en materia de justicia.

Horas antes, la fiscal general Thelma Aldana defendió en el Legislativo el proyecto de modificaciones constitucionales, al atender una invitación de la bancada Frente de Convergencia Nacional (FCN-Nación).

Después del avance en segundo debate, el diputado oficialista Adim Maldonado propuso una moción privilegiada para que el tercer debate de las reformas se discuta en una sesión exclusiva.

Varios parlamentarios comenzaron a pedir la palabra y a opinar acerca de la propuesta y la fecha para esa sesión, que podría ser el 30 de noviembre.

Christian Boussinot, de Todos, consideró que ese día sería “imprudente” discutir las reformas constitucionales, porque es el último para aprobar el presupuesto 2017.

Amílcar Pop, de Winaq, opinó: “Hay un sector privado que sin duda financió a muchos que están acá y que teme perder algún terreno mal habido”.

Maldonado cambió la fecha para discutir las reformas constitucionales el 28 de noviembre, lo cual fue apoyado por el resto de legisladores.

Significa que la tercera lectura de la propuesta de cambios al sector justicia que presentaron al Congreso los presidentes de los tres poderes del Estado, será en una sesión exclusiva el lunes 28 de noviembre.

Si ese día estará ocupado, supone que el jueves 24 o martes 29 podría ser aprobado el proyecto de presupuesto 2017, el cual avanzó también en su segundo debate, con la presencia de 126 diputados.

En el orden del día destaca que en tercer debate, por artículos y redacción final podría ser aprobada la ley de Protección y Bienestar Animal, y dos préstamos por US$270 millones con bancos multilaterales de desarrollo.